Maha Vial: “los hombres sueñan con las mujeres virgenes”

Escrito por Revista Nos en noviembre de 2006

Foto Maha Vial
Con una vida entera dedicada a la escritura y a la literatura, Maha Vial, casada y con una hija de 27 años, es una de las mejores exponentes de las letras de Valdivia. A través de sus poesías eróticas logró poner en el tapete la sexualidad de la mujer, específicamente la liberación del género femenino que -como señala- tiene un gran potencial aún no muy explotado.

Desde pequeña y con una apariencia normal supo distinguirse del resto de los niños por las ansias de escribir irreverentemente. Su idea de plasmar en letras sus pensamientos sobre la sexualidad comenzó durante su adolescencia, tras darse cuenta de la crisis que vivía la mujer chilena. Gracias al apoyo de sus padres pudo realizar y prolongar su carrera literata. También ha contado con el apoyo de su familia directa (marido e hija), quienes han sido de vital importancia en los momentos difíciles, como cuando ha sido criticada por su trabajo.

En la actualidad esta mujer comparte las horas del día entre las letras y las tablas. Es activa participante de una compañía de teatro, a la cual fue invitada a participar por una amiga. Hoy, juntas están desarrollando un proyecto teatral dedicado a rescatar personajes femeninos perdidos de Valdivia.

Así ha ido forjando su carrera y ni siquiera sus estudios inconclusos de Literatura y Pedagogía en Castellano han sido un obstáculo para demostrar que a la hora de escribir no deja indiferente a nadie.

¿Cómo es la experiencia de escribir desde el sur de Chile y cuáles han sido las principales desventajas que esta lejanía geográfica te ha ocasionado?
La verdad es que ha sido complejo, ya que como cualquier actividad necesita ser difundida. Uno no escribe para un sector determinado, sino que para todas las personas. La verdad es que tu palabra necesita un contacto, ser escuchada, porque de lo contrario mejor se hace un diario de vida y ahí se acaba todo. Creo que en la actualidad soy leída de forma “under”. Sin embargo, eso me gusta porque da un “plus” bastante interesante.

Con el tipo de escritura y las temáticas que has desarrollado a lo largo de tu historia artística ¿Crees que has sido discriminada por algunos sectores de la sociedad?
Sí, me ha pasado. He sido discriminada y mal interpretada con respecto a mi discurso. Lo que sucede es que esta sociedad no tiene la tolerancia suficiente para aceptar que la mujer tenga una postura en que el erotismo y la sexualidad estén presentes en un escrito de forma descarnada. La gente me ha dicho ¿qué pretendes con esto? Algunos hombres me han dicho que si escribo estas temáticas es porque me falta sexo. Hay otros que me dicen que lo que hago les parece bien, incluso, me han dicho que bien que haya planteado el verbo “Sexuar” en mis libros.

La presión social
Con respecto a la sexualidad de la mujer chilena, específicamente a los temas tabúes ¿Crees que la mentalidad femenina ha cambiado en cierta medida en los últimos tiempos?
Creo que no hay cambios sustanciales. Todavía hay una moralina, una represión con respecto a la mujer y la sexualidad. Creo que en esta sociedad no hay aún una apertura en que la mujer pueda ejercer el derecho de expresar todo lo que su cuerpo significa, sin ataduras. Una mujer que vive una sexualidad plena es vista con distancia, lejana hasta por los hombres. Esto queda ejemplificado en que la mayoría de los hombres sueña con las mujeres vírgenes, incluso estar con una les da estatus.

¿Se desprende de tus palabras que la mujer chilena es demasiado conservadora, “cartucha”, con respecto a los temas sexuales?
Yo diría que más que cartucha, la mujer chilena tiene una presión social. Debe cumplir ciertos cánones establecidos por una sociedad machista. En este sentido creo que existe una limitación social bastante fuerte, lo que hace que se autolimite. Creo que la mujer en la actualidad está jugando más con la sexualidad. Cuando una mujer es profesional, tiene poder, puede darse el lujo de jugar con esa parte del cuerpo. Sin embargo, aún quedan en Chile muchas dueñas de casa. Esas mujeres siguen siendo las mismas mujeres de los años 50, subyugadas socialmente.

Los temas tabúes…
¿Cuáles son los tabúes sexuales femeninos que más te molestan?
Me molestan varias cosas. En primer lugar me complica el concepto idealizado de la belleza de la mujer, ya que nos damos cuenta de que no somos así, que la realidad es otra. También me molesta la limitación del cuerpo (en el sentido corporal) de la mujer como expresión social.

¿Por qué te molesta el estereotipo de belleza de la mujer?
Porque en Chile la belleza no es la que se nos presenta. Cuando se nos pone en frente un modelo de belleza- que supuestamente es la belleza verdadera- las mujeres tratan de alcanzarla. Sin embargo, imagina las fragmentaciones, las dispersiones y toda la gran cagada que queda al descubrir que tu cuerpo no está dentro de los cánones. Creo que eso no es justo.

Maha Vial a lo largo de su carrera ha escrito alrededor de cinco libros, en los cuales ha sabido tocar temáticas que no dejan indiferente a la sociedad valdiviana. Temas propios de la mujer y conceptos nuevos en literatura han marcado su carrera.

La sexualidad impresa en los libros
Si bien la sexualidad está presente en todos los ámbitos ¿De qué forma se encuentra presente en tus libros?
Son muchos los temas que se encuentran presentes en mis libros. En la “Cuerda Floja” era la fragmentación de la pareja, el hombre y la mujer en momento de crisis.

En “Sexilio” tomé el concepto de lo sexual como una fragmentación, tanto lo femenino como lo masculino.

En “Jony Joi” me aboqué al cuerpo femenino. Tomando como íconos femeninos marginados, a las dueñas de casa, las locas o mujeres de la calle, las prostitutas y las lesbianas, o sea, cuerpos femeninos marginados.

En “La maldita Perra” me inspiré en el cuerpo femenino quebrantado a través del tiempo. Analicé el concepto de la belleza y de la juventud a través de la mujer. Además de su marginación.

Después de que las personas leen tus libros ¿Crees que hay una suerte de erotización en ellas?
Yo creo que no. Porque no es una poesía que la esté escribiendo con esa intención. En mis escritos hay un dejo trágico que, a mi juicio, te aparta del erotismo. Ahora, nunca se sabe, ya que como lectores somos impredecibles y tenemos cosas internas que en algunas lecturas nos puede erotizar ciertos pasajes. Están abiertos a la interpretación de los lectores.

A través de las palabras que plasmas en tus escritos ¿qué consejo o mensaje les darías a las mujeres chilenas?
En realidad no sé si soy la persona más adecuada para dar consejos. Me gustaría decir que las mujeres vayan por un camino que crean que es el que tienen que seguir. Sin embargo, va a ser difícil y pedregoso. La plenitud que una mujer pueda tener con respecto a su pensamiento y su acción es fundamental. Eso es lo que quiero para la mujer chilena.

Maha, por último ¿Te gusta lo que haces?
Sí, amo lo que hago al cien por ciento. Creo que está en mi naturaleza escribir.

Texto: Jorge Sanhueza Parra.

Categoría: ContenidoContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.