Rodrigo Danús empresario full time

Escrito por Revista Nos en julio de 2007

danus_3.jpg

Pareciera que su día tiene 28 horas. Es que el denominado por algunos “terrorista de la farándula” no sólo es el dueño de la productora Broadeyes. También es uno de los empresarios con más experiencia en el rubro energético. Sus próximos proyectos en regiones apuestan a consolidarlo como uno de los principales proveedores del país. También sueña con mejorar el fútbol chileno, entrega su versión de las “fotos Bolocco” y critica al proyecto Hidro Aysén. Sálvese quien pueda, que Rodrigo Danús hay para rato.

Aunque la farándula –negocio al que ingresó a fines de los 90, tras iniciarse como asesor financiero de Cecilia Bolocco- es el rubro que lo llevó definitivamente al reconocimiento popular, lo cierto es que es sólo la cara más visible de Rodrigo Danús Laucirica, la punta del iceberg de su mundo financiero.
Desde temprano apostó a colocar los huevos en distintas canastas. En 1999 se independiza y crea la empresa South World Business (SWB), junto a su socio y amigo Paul Fontaine. El know how adquirido durante sus nueve años en Endesa junto a José Yuraszeck (donde terminó como gerente de desarrollo internacional) resultaron claves para alcanzar rápidamente prestigio a nivel continental en el rubro eléctrico y en la asesoría y compra de empresas. Hoy, además de SWB, es dueño de SW Consulting y de otras sociedades como Fruzco Chile S.A (dueña de la marca de helados canadiense Yogen Früz) y la empresa Factoring Express. Entre sus múltiples asesorías figuran las evaluaciones del Plan Transantiago para importantes entidades bancarias en 2004.
En la actualidad el fuerte de los negocios de Danús el rubro de la energía. Es socio de la central Campanario Generación, una planta de ciclo combinado que servirá de apoyo al Sistema Interconectado Central (SIC), ubicada en las cercanías de Cabrero. Aunque comenzará funcionando con una potencia de 120 megas (en una inversión inicial de 60 millones de dólares), se espera aumentar su capacidad en 60 MW durante el primer semestre del próximo año e incluso más. “Lo que hoy estamos haciendo principalmente es funcionar con una turbina a gas y pensamos –dependiendo de la confiabilidad del suministro- poder hacer ciclo (con una caldera), combinarlos en el futuro, y llegar a los 400 megas”, explica el empresario, cuya participación es de un 30% como socio de Southern Cross, uno de los principales accionistas.
Pero sus fichas también se focalizan en el norte chico del país. Diecisiete kilómetros al sur de Copiapó se construye el Proyecto Cardones, una nueva central térmica que operará con petróleo diesel y que tendrá una potencia de 160 MW.
 -Ha dicho que tiene más proyectos para levantar centrales a carbón ¿Puede adelantar algunos?
-Tenemos un proyecto que estamos laborando en el sur (Región del Bío Bío) y la zona central. Se trata de dos plantas en cada sitio, del orden de 350 megas cada una. Creemos que esa debería ser la matriz energética chilena. El carbón es la energía que tiene más reservas a nivel mundial, con un precio poco volátil, existe una diversidad de proveedores, y es de fácil acceso; hasta en Chile, dependiendo de los precios, se pueden desarrollar algunos yacimientos de carbón, principalmente en el sur (…) Entregados los estudios ambientales, lo que sería a fines de este año y comienzos del próximo, se espera que en un periodo de seis a ocho meses iniciemos la construcción y estemos operando a fines de 2011.
-Junto a Rafael Araneda y los hermanos Gildemeister ha hecho públicas sus aspiraciones de comprar Deportes Puerto Montt ¿Qué lo anima a adquirir un club que quedó en el lugar 18 de la tabla del Campeonato de Apertura y que maneja una deuda de 400 millones de pesos?
-No bajó a segunda…
-No bajó a segunda. Bueno, eso es ver la mitad  llena del vaso…
-Nosotros tenemos un proyecto desarrollo de equipo de fútbol. Ya tenemos algunas inversiones en Puerto Montt, hemos hecho todo lo que es vía pública; los paraderos son manejados por nosotros; yo tengo algunas empresas como Yogen Früz allá, es decir, bastante ligazón con la ciudad. La idea es agarrar un club que tenga un potencial, que tenga una comunidad reunida en torno a él y aportar nuestros conocimientos de administración, nuestra capacidad de lograr financiamiento, con el fin de ordenar al club y lograr que sea competitivo.

 “No me interesan las presiones”
En su oficina, ubicada en pleno barrio El Golf, destacan dos llamativas fotografías colgadas en la pared: una es de Augusto Pinochet en sus años de gobernante, y en la otra posa junto a al ex presidente argentino Carlos Saúl Menem. Aunque en la actualidad Rodrigo Danús cultiva un perfil bastante liberal, estos retratos inevitablemente recuerdan otras facetas que la mitología urbana ha generado en torno a su persona: su fuerte pasado pinochetista, primero como miembro del grupo de ultra derecha G-51 en sus años de estudiante de ingeniería comercial en la Universidad de Chile, y luego como funcionario de ODEPLAN y SEREMI de Hacienda en la V Región durante los años del régimen militar. Por otro, la amistad y sociedad comercial que forjó hace más de una década y media con Cecilia Bolocco. La misma cuya separación con Menem se hizo oficial, tras la bullada publicación de sus fotos en topless con el italiano Carlos Marrochino en la revista SQP, de su propiedad.
Acostumbrado a una vida agitada, su agenda de proyectos en la farándula es tan abultada como en el resto de sus negocios. Broadeyes administra SQP en sus versiones para televisión e impresa, el matinal “Gente como tú” y ya llegó a un acuerdo con Rivas y Rivas -la productora de Marco Enríquez Ominami- para incursionar en series de ficción. Danús no quiere adelantar detalles, pero reconoce que ya están en la fase adelantada de un proyecto para importar sitcoms desde Estados Unidos. Pero lo que más lo satisface es el inminente lanzamiento de “SQP Hollywood”, que será transmitido directamente desde Los Angeles.
“Justamente hoy me llegó una confirmación de la televisión americana para que la próxima semana se realice el piloto, y ya se están preparando los documentos para firmar el contrato de participación. Es una realidad, estuvimos en un casting en EE.UU y ya se eligieron los panelistas”, cuenta entusiasmado.
-Sólo este año Chilevisión recibió ocho sanciones del CNTV ¿Cree que hay una persecución de ese organismo fiscalizador hacia el canal?
-Yo creo que CNTV tiene una fijación con la farándula, y SQP es el ícono en Chile. Y la farándula para la los chilenos es la libertad, la eliminación del doble standard, el desarrollo de la real democracia y, lógicamente, instituciones como el CNTV no representan eso. Son elites anticuadas, añejas, que lo único que quieren es basar el desarrollo desde su punto de vista de lo que es la sociedad chilena y la televisión. Creo que en algún momento van a desaparecer, las reglas están claras, lo que puede ser, lo que pueden ver menores y mayores, eso lo ven los Tribunales de Justicia.
-Usted manifestó que ampliará el espectro de “SQP” a la política; que en el caso de la revista, esas temáticas ocuparán un 30%. Aseguró que este paso “se hará sin concesiones” ¿A qué se refería?
-Más que farandulizar, queremos popularizar la política. Que los candidatos, parlamentarios o las personas que sean elegidas sean transparentes. Y nosotros estamos haciendo un equipo que ingresará rápidamente en los próximos días a la revista SQP, y que hablará temas sociales, entre ellos la política.
-¿No teme las presiones?
-Justamente, la idea de la revista, que es absolutamente independiente, es no tener presiones. No existen censuras. En el caso de los canales de televisión lógicamente tenemos que basarnos en la línea editorial, hay costos que no están dispuestos a asumir, y por lo cual están dispuestos a censurar algunas cosas; lo han hecho aquí y lo van a hacer siempre (…)Yo soy una persona a presión, no me interesan las presiones y no las vamos a aceptar.
-¿Qué fue lo que más le costó abordar del episodio de las fotos de Cecilia Bolocco?
-En el tema de las fotografías voy a ser súper sincero y súper claro. SQP es una revista independiente y lógicamente yo tengo un equipo de producción detrás, y por mucho que me pueda afectar de forma directa, trato de ser lo más imparcial.
-Pero ustedes fueron muy amigos…
-Fuimos muy amigos, pero en ese minuto no teníamos contacto hace tiempo, y cuando me comentaron, yo pedí expresamente que las fotos que se publicaran fueran de cierto tenor y que no especuláramos más allá de lo razonable sobre una posible relación con una tercera persona, lo cual se cumplió. Yo no tengo miedo de los costos. Tampoco hubo una maquinación ni hubo revanchas, ni nada. Otras fotos que salieron posteriormente nosotros no las quisimos adquirir ni publicar, a pesar de que las teníamos disponibles…
-Llama la atención que en este tipo de negocios, tolere que sus empleados hablen públicamente mal de usted. Honestamente…¿no le hirvió la sangre cuando hace un año Pamela Jiles lo trató de “chupasangre y un nuevo rico más de este país”?
-Ella tiene la libertad de opinar, la diversidad del panel es lo que quiero lograr. Sería incongruente que, tratando de lograr la diversidad, ahora pusiera restricciones. Mi impresión, conversando con ella después de eso, es que el tema chupasangre no fue una falta de respeto. Yo tengo muy buena relación con ellos (los panelistas), entiendo lo que tienen que hacer, entiendo que representan a una parte de la sociedad, y que pueden tener distintas opiniones; lo que no comparto es cuando se ofenden o se faltan el respeto y, en este caso, conversando y viendo el contexto en que se hizo, no se faltó el respeto.
-¿Qué recuerdos y reflexiones le deja hoy el accidente que tuvo con su Porshe 911 en junio de 2000?
-Fue muy importante, el auto se destruyó y yo salí por una ventana trasera del Porshe que es bastante diminuta. Lógicamente es una experiencia que te cambia y que te da la sensación de que hay que hacer cosas relevantes en esta vida y que tampoco hay que perder el tiempo. La vida puede ser muy corta aunque tú no lo creas, y eso me ha llevado a ser mucho más intenso en las cosas que hago
-Ahora va más de choque por la vida, irónicamente…
-No, yo he dicho que no me gustan las injusticias y tampoco soy un libertario ni tampoco soy una persona que esté muy preocupada de todo lo que pasa en el país, pero sí tomo partido por algo que me toca, conozco y no funciona bien. Hoy mis grandes temas son los que se ligan con el tema energético; yo estoy muy en contra de HidroAysén. Encuentro una barbaridad que en Chile se realicen ese tipo de obras, que tienen daño ambiental irreversible, que no tienen ninguna solución, y que en los países desarrollados ya no se hacen (..) No hay ningún beneficio, HidroAysén es la energía más sucia que hay, provoca el impacto ambiental más terrible y ni siquiera lo hace en años, sino que desde el año cero. Cuando se inundan zonas que están con vegetación genera metano que tiene 20 veces más efecto que una planta a carbón. No hay nada bueno: líneas de transmisión que destruyen todos los parques naturales chilenos. Yo creo que aquí hay una falta de prolijidad de la autoridad, que no hace su trabajo, y el lobby despiadado de estas grandes empresas, no sólo por su apoyo económico a los partidos políticos y a algunos políticos, sino que también por los cargos que les ofrecen a algunos ministros después de trabajar, lo que hace que estemos conversando esta barbaridad. Entonces, hay que despertar a los chilenos y eso es un tema nacional. Y no es un tema menor, yo creo que es el gran tema del Siglo Veinte.
-Siglo Veintiuno…
-…Veintiuno. Estamos.

Categoría: ContenidoContiene: 1 Comentario
  • cotillon Escribió el Jueves 19
    julio, 2012
    0:17

    muy buen articulo


  • Su Comentario


    Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
    Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
    Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.