Francisca Valenzuela: “El medio chileno está acostumbrado a la fábrica de salchichas de la música”

Escrito por Revista Nos en enero de 2008

Es la chica del momento, la misma que -con la pasión rockera de la Alanis Morrisete de los 90’- empezó hace un año gritando “Muérdete la lengua” a un mal amor y terminó teloneando a Julieta Venegas, lanzando su primer disco a teatro lleno y nominada por el Diario El Mercurio como una de los “100 líderes 2007” ¿Cómo se asume esta fama súbita a los 20 años? Francisca Valenzuela reflexiona sobre ello y nos responde, mientras se prepara para la gira que a fines de mes la llevará a tierras sureñas junto su banda, su piano y sus letras directas y punzantes.

Alta, delgada y de cuello largo, de rasgos y ademanes elegantes, Francisca Valenzuela tiene aspecto y porte de bailarina. Pero no, ella es pianista, instrumento que comenzó a estudiar a los cinco años. Y aunque su carrera musical (que mezcla estilos como el pop, el rock y algo de jazz) va en un manifiesto ascenso, insiste en continuar con sus estudios de periodismo -su otra pasión- en la Universidad Católica. Si bien debió congelar algunos ramos, a ella el tema no le complica, está acostumbrada. Es que su corta vida ha avanzado tan rápido como su lengua, que explica y argumenta a mil por hora sus respuestas.
Nacida y criada en San Francisco, California, desde niña su vida tuvo una intensa estimulación artística, no obstante la vocación de sus padres, dos científicos chilenos dedicados a la biotecnología. Su primer gran espaldarazo llegó por el área literaria: a los 12 años publicó dos libros con la bendición, ni más ni menos, de la afamada escritora Isabel Allende. Uno es Defenseless waters, con poemas escritos en inglés, y Abejorros/Madurar, que incluyó dos cuentos publicados por la editorial española Plaza & Janés.
A los 13 años se vino a Chile. Aunque siempre visitaba el país para la Navidad, lo cierto es que el cambio de residencia fue para ella como un brusco golpe a las teclas más bajas de su piano.
-¿Qué fue lo que más te costó de tu proceso de adaptación?
-La intolerancia yo creo. No solamente EE.UU es de por sí un lugar súper diverso, sino que además San Francisco es como la meca de la diversidad, la tolerancia y el progreso. Entonces, después vienes para acá y ves la intolerancia, el racismo, la xenofobia o el machismo… eso me marcó mucho. Quedé muy impresionada y era muy frustrante estar en un principio con gente que llamaba maricones a los gays, que encontraba que la homosexualidad era una enfermedad, y que las mujeres eran más estúpidas que los hombres, o un montón de rasgos que están incorporados en la cultura a un nivel subliminal, pero están ahí por la falta de experiencia, no más. Además, está la oportunidad de haber estado con gente de otras nacionalidades, de otras vivencias. Yo estudiaba en un colegio donde celebrábamos todo, danzas africanas, Hanuka. Entonces había una aceptación total, exquisita.
Amablemente nos hace pasar a su sala de ensayo. Aunque asegura no tener mucho tiempo, se maneja con tranquilidad. Viene de cerrar un 2007 en que las cosas salieron demasiado rápido. De pasar mucho tiempo tocando sola en clubes de jazz como el Thelonious, a telonear en mayo a Julieta Venegas y tocar en megaeventos como el Vive Latino y la noche final de la Teletón. Su disco debut “Muérdete la lengua” -producido por los hermanos Durán de Los Bunkers- se lanzó a teatro lleno y se ubicó rápidamente entre los 10 álbumes más vendidos de la Feria del disco. Ahora participará de la gira veraniega de Garage Music, que incluirá fechas en Concepción, Valdivia y Pucón.
-De repente sales elegida una de los “100 lideres 2007” por la revista El Sábado de El Mercurio ¿Qué te parece ese tipo de reconocimientos?
-Fue divertido, yo pensé que era broma al principio. Me llegó un mail diciendo que era candidata a ser uno de los jóvenes líderes y yo como buscando el sello de El Mercurio en el mail y pensando “noo, esto es una broma de mis compañeros de curso”. Independiente del cuestionamiento a qué es ser un líder -de hecho con Franzani (Ignacio, el conductor de Vía X) nos reíamos harto- yo encuentro que la iniciativa es súper buena, porque tú llegas y te hacen sentar con personas de ciencias, de pedagogía, emprendedores, y conversan de los valores en Chile, la moral, del desarrollo económico, me entiendes, es súper entretenido. Es gente que está haciendo cosas, que aperra, que todos los días se levanta e invierte tiempo y recursos; y cómo gracias a esas personas quince señoras de la población Los Nogales pueden leer, cachai. Esas cosas eran muy divertidas en la mesa, porque decían: “yo trabajo en temas sociales”; otro “yo trabajo en Libertad y Desarrollo, yo hago las encuestas para ver no sé qué” ¿y tú? “no, yo hago música ¡ja!”, así como “yo les doy canciones a la gente pa’ que cante”, así como ver cuál es el valor económico de tu producto…(ríe)
-Tú has hablado del boom de la producción independiente y alternativa, señalando que hoy los sellos “no valen”. Pero en otras oportunidades has dicho que fue gracias al apoyo de uno de ellos que pudiste llegar a 50 radios en vez de 5, y a festivales, etc.
-Yo creo que en Chile todavía es difícil, porque los medios tradicionales como la radio o la televisión tienen un rol importante. Creo que hay bandas que no tienen espacio en la cosa mediática del mainstream y ocupan los métodos alternativos; MySpace (página personal gratuita en internet) es una página válida, que funciona, reconocida por medios y por público. En mi caso por lo menos, cuando todos los sellos en un principio se echaron pa’ atrás y no había posibilidad de sacar los temas o armar un proyecto más formal… armar el fotolog, el blog y el MySpace fue fundamental. Porque así la gente y los medios se acercaron; Rolling Stone me llamó porque escuchó el MySpace, ¿cachai?, no porque le llegó un disco. Y después por eso llegaron las radios y toda la cuestión. Por eso, los mismos sellos que me dieron la espalda dijeron: “ay, no, pero es que nosotros no escuchamos ESA canción”. No, si es la misma que tenían, pero bueno, no tienen convicción. Porque es un medio súper temeroso, el medio chileno está acostumbrado a la fábrica de salchichas de la música. Lo bueno es que los MySpace están cambiando eso y los artistas pueden optar de hacerlo a su manera.
-Desde la publicación de tu libro de poemas “Aguas indefensas” que has recibido impulso y elogios. Para el lanzamiento de tu primer disco la crítica fue unánimemente favorable ¿Te asusta la idea que tanta maravilla cambie de un momento para otro?
-Sí, yo creo que sí me lo cuestioné. Pero tampoco quería darle tanta importancia, porque así como pueden haber colas un día (de asistentes a los shows) al otro día puede no haber nadie. Entonces creo que hay tomarse bien cada momento y estar sumamente agradecida y entusiasmada y estimulada para seguir adelante haciendo cosas, desafiándose y tomando las oportunidades que se presentan. Tampoco tomándose tan en serio. Yo creo que esta cuestión es súper así… mañosa. Es un negocio súper mañoso, y la gente es súper mañosa, el público, los periodistas son mañosos, hay que tomarlo con cierta cautela y cierta distancia. Lo importante es conectarse con la gente y hacer buenos temas, porque si los temas no fueran buenos no estaría esa gente ahí.
-De todas maneras se cuestiona tu ascenso rápido. Hay fuertes comentarios en blogs o en las respuestas en sitios de revistas como La Zona ¿Te da lata que se hable de “apitutamiento”, apoyo del “red set” y cosas así?
-Lógico que da rabia esos comentarios y da rabia comentarios peores que esos. Pero los tienes que soltar no más, especialmente todo en los blogs y esas cuestiones; opinar es gratuito y especialmente desde el anonimato. El punto es que a mí no me viene y no me va, porque estoy haciendo cosas y sé que a quien escuchar. Incluso puede haber gente que sea referente para mí y no les parezca lo que hago o que te estén pelando por la espalda. Entonces tienes que saber quién es de confianza, a quién escucharás y quién estará en tu círculo cercano para tomar las decisiones importantes, para ayudarte a elegir los temas que irán en el disco, a armar presentaciones buenas, tocar contigo… eso es súper importante. Y además que en la Zona de Contacto especialmente siempre hay ene chaqueteo, para todos los artistas. Hay una fijación súper fuerte con el tema de los pitutos, casi una cosa de castas, como en India.

“No soy una girrrrl”
Si hay un factor que llama la atención del trabajo de Francisca Valenzuela son sus furibundas letras. La siguiente corresponde a “Peces”, uno de los temas que le ganó la admiración de muchas chicas un tanto enojadas con los hombres: tal vez ella sea bonita si te gustan las sonrisas huecas/las impresiones coquetas las piernas perfectas al caminar/Recuérdame como la del mal genio /Recuérdame como la bruja amargada que chillaba y no coqueteaba. Francisca escribió este texto sobre el desamor a los 12 años.
En “Dulce” expresa su conocido cuestionamiento al género masculino: dejó gusto amargo en ti/voy a tener que colgar un cartel/que le advierta a cualquier que se acerque yo no soy…/Dulce, dulce(…)algunas son dulces y se las comen/y les devoran hasta las pestañas. El remate viene en el tema que da nombre al disco, “Muérdete la lengua” Y ahora/ muérdete la lengua negra que te cuelga/como si perro fueras/busca la manera de entrar/no no no no. Ella explica: “la crianza como más gringa que tuve igual influenció en cierto sentido en mi música, en lo directo que pueden ser las letras. No me pongo muy poética ni muy críptica así como para descifrar; puede ser eso o que me crié escuchando mucha música anglosajona”, explica, lo que queda confirmado al repasar su música, claramente influenciada por cantantes como Alanis Morrisete, Fiona Apple y la mexicana Julieta Venegas, entre otras.
-En el caso de “Peces” has contado que se trata de una letra pre adolescente y que refleja directamente lo que sentías entonces… pero las temáticas de otras canciones como “Muleta”, “Segunda Vuelta”, “Las Vegas”, siguen esa misma línea de rabia respecto a algunos hombres en tu vida… ¿de verdad no te sientes feminista?
-Es que no me gusta tildarme de feminista, yo creo que ser feminista es lo mismo que ser machista y al final es generar una desigualdad para otro lado no más. Obviamente, hay una experiencia tras eso que uno la siente súper fuerte, y creo que de todas mis amigas, de todas las chicas que yo he conversado, todas han tenido experiencias así, cachai. Otra cosa es tener la posibilidad y la capacidad de plasmarlo con esa rabia y con esa transparencia.
-¿En “Los poderosos”, cuando dices que “los poderosos mienten”, a quiénes te refieres exactamente? Hay muchos tipos de poderosos…
-Hice un curso en EE.UU de política exterior norteamericana en la Universidad de Berkeley y quedé “rayando la papa” con la política exterior norteamericana, es un tema que me interesa muchísimo, así como las relaciones internacionales… esto es lado periodístico mío… Siempre ha sido como súper fuerte el impacto de esta cuestión mundial de Bush, como que decía no, esta cuestión está como en otro nivel de estupidez a nivel de poderosos, cachai.
-Acá en Chile tenemos una Presidenta. Su administración y su persona han sido fuertemente cuestionadas por la oposición, al punto que la Mandataria habló de “Femicidio político” hacia su persona ¿Crees que en los ataques al Gobierno de Bachelet hay implícita una cuota de machismo?
-No sé si me atrevería a hablar de un femicidio político… creo que es como súper fuerte la afirmación. Creo que de todas maneras hay una noción más machista todavía en los círculos de poder, sea político, sea laboral. Y efectivamente es más difícil y creo que la discriminación positiva es una buena iniciativa. Puede ser que existan prejuicios por diferentes tipos de liderazgos femeninos, puede ser que la Bachelet no sea como un Lagos con el dedo así (apunta) pero puede ser que ella tenga otro tipo de hacer política. Creo que es bueno hablar de que hay una des-equidad constante en los círculos de poder y faltan iniciativas todavía para llegar a una igualdad. Pero así como hablar de “femicido político”, no.

Categoría: ContenidoContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.