IST: una mutualidad a escala humana

Escrito por Revista Nos en febrero de 2013

En el Instituto de Seguridad del Trabajo se respiran nuevos aires tras la renovación de su cultura corporativa que propende a un modelo de servicio más humano, empático y cálido.

Nuevos coloridos y formas “cercanas y cariñosas” grafican la nueva imagen del Instituto de Seguridad del Trabajo. Un diseño que con sus tonos alegres y vistosos y una tipografía con formas redondas que simbolizan cercanía, flexibilidad y afabilidad engloba los desafíos que a partir del 2012 asumió esta institución nacida hace 55 años y que hoy tiene una red que abarca desde Arica por el norte hasta Puerto Williams por el sur, para desarrollar prácticas preventivas cuyo centro son las personas en sus múltiples dimensiones.
El Gerente de la Zonal Sur del IST, Óscar Olate Pinto, explica que el objetivo de este enfoque es que los trabajadores y sus empleadores vean sus lugares de trabajo como entornos en los que deben aportar a través del cuidado propio y del resto de los integrantes de su equipo. Un concepto que denomina como de “cuidado mutuo”, y que va más allá del autocuidado que viene potenciando el sistema de mutualidades desde los noventa.
“Esta nueva forma de plantear la prevención implica desarrollar la conciencia de que cada colaborador de una empresa es parte de un sistema, y que su comportamiento puede afectar positiva o negativamente a sus compañeros de trabajo”, explica.
Óscar Olate señala que de acuerdo con investigaciones hechas por el IST se determinó que una persona, por su condición de tal, comete seis errores en una hora, cifra que si se multiplica por las ocho horas de una jornada laboral da como resultado 48 errores en un día. “Y de allí la importancia del cuidado mutuo porque en la medida que estén conectados y pendientes de su quehacer y de el de los otros se pueden reducir estos yerros o minimizar sus consecuencias”, asegura.

La familia también es foco de la prevención

El enfoque que hoy conduce el quehacer del IST, explica Óscar Olate, está cruzado por un sistema de gestión basado en la humanización y por ello, asegura, “nuestros trabajadores afiliados son para nosotros personas con nombres y apellidos que son atendidos en sus necesidades preventivas y curativas por otras personas que realizan su labor con empatía, cercanía y respeto por el otro”.  Todos estos conceptos están reflejados, dice, en la visión del IST que busca lograr ambientes de trabajo seguro y contribuir a la calidad de vida de los trabajadores, de sus familias y de las empresas adherentes. “En ese orden, porque creemos que los resultados en seguridad están relacionados con la construcción de espacios de convivencia y de trabajo de mejor calidad, donde se deben tener en cuenta los intereses, emociones y preocupaciones de las personas. Por ello nuestro servicio como mutualidad no se circunscribe sólo al quehacer de la empresa, sino que además estamos compartiendo toda nuestra experiencia con las familias de nuestros afiliados mediante productos preventivos que consideran, por ejemplo, cursos sobre prevención de riesgos en el hogar y primeros auxilios, porque entendemos que la cultura preventiva viene desde la casa, y que una persona trabajará más tranquila y concentrada si tiene minimizadas las dificultades o peligros en su hogar”.

Aumento de trabajadores fidelizados

La reorientación de la visión y misión del IST hizo que previamente todos sus colaboradores asimilaran los valores –calidez, respeto, empatía, persistencia y trabajo bien hecho- que las sustentan para ejecutar la estrategia para el “adherente 2.0”. “Nos fortalecimos en competencias blandas y dijimos, ya que somos técnicamente reconocidos, hecho que ha sido ratificado por premios y distinciones, ahora tenemos que ser capaces de formar equipos de trabajo cálidos y competentes, y ofrecer productos y servicios diferenciadores orientados a las necesidades particulares de las empresas y de sus trabajadores. Lo hicimos y salimos a dar cuenta de esta nueva estrategia a nuestros clientes en el segundo semestre del año pasado”.
Ayuda en este objetivo, sostiene, el hecho de que el IST es una mutualidad a “escala humana”, es decir, “de un tamaño que permite entregar servicios preventivos de alto nivel y médico curativos en su propio hospital y centros de atención integral”.
En esta línea, indica, el año pasado, la Zonal Sur del IST aumentó al doble el número de profesionales dedicados a la prevención para reforzar la atención directa a las empresas “lo que genera un vínculo especial con los trabajadores y sus empresas afiliadas. Hay una relación de compromiso de nuestra gente con los valores de la institución, porque están empapados de ellos, donde resaltan la calidez en el servicio, respeto, trabajo bien hecho, empatía y la persistencia”. Resultados que, asegura, se reflejan en la tasa de accidentabilidad del 4,8% que registró la institución en 2012, “muy inferior al 6,1 que habíamos logrado el 2011 con la antigua estrategia. Una cifra que para nosotros en esta zona tiene el doble de valor, pues la Región del Biobío es una de las más riesgosas laboralmente hablando por el tipo de matriz productiva que presenta. A lo que se debe sumar que del universo total de adherentes de nuestra mutualidad, el 80% corresponde a pequeñas y medianas empresas”.

-¿Cómo trabajan el tema de la flexibilidad si las mutuales deben operar según las normas que establece la ley?
-La flexibilidad tiene que ver con la estrategia que usamos para que las empresas sean sustentables y para que sus trabajadores puedan tener mejor calidad de vida. Si bien tenemos una ley que nos rige, el cómo hacemos para cumplirla es el espacio con el que contamos para desarrollar una estrategia sustentada en el diálogo con nuestros clientes, con los empresarios, con el sindicato, con los comités paritarios, con los trabajadores. A partir de ellos vamos diseñando propuestas dedicadas exclusivamente para esa empresa, nuestra idea no es tener productos transversales como receta única para todo el mundo. Nosotros hacemos trajes a la medida, trabajo por el que nos diferenciamos y que nos permitió aumentar en el último semestre del 2012 en 20% la masa de trabajadores fidelizados”.

Héctor Ormeño Rodríguez:“Reorientamos la forma de hacer prevención creando alianzas con las personas”

La gerencia de Operaciones Preventivas es un pilar del IST. Allí se coordinan los diagnósticos de las empresas, se generan los programas preventivos y además se efectúan los seguimientos de todas las acciones que ayudan a evitar los accidentales del trabajo y las enfermedades profesionales.
“Trabajamos en varios frentes. El principal es la prevención, seguridad e higiene industrial, ergonomía, en proyectos asociativos de implementación de sistemas de gestión y también en psicología laboral. El objeto es priorizar y mejorar los ambientes laborales para evitar lesiones, pérdidas en los trabajadores y las empresas, además de mantener buenas relaciones humanas”, asegura Héctor Ormeño Rodríguez, Jefe de Operaciones Preventivas Zonal Sur del IST.  Sostiene que parte importante del quehacer de esta gerencia se aboca a ese último tema. “Trabajamos en entregar a nuestras empresas adherentes recomendaciones ingenieriles y metodológicas que entreguen valor en su línea de negocio, entregando herramientas de competitividad en el mercado, además de mejorar la calidad de vida de sus trabajadores, generando nexos de confianza, lo que ayuda a la productividad, calidad y seguridad”.

-¿De qué manera?
-Entregamos planes preventivos que se ajusten a las necesidades de cada empresa. Su enfoque es la seguridad y salud ocupacional, que incorpora como primera línea el cumplimiento legal, generando planes de gestión de alto nivel y estándar internacional. El equipo multidisciplinario de profesionales de prevención del IST es el responsable de asesorar en terreno a las empresas y de mantener en funcionamiento las herramientas que permitan lograr los objetivos, que es la disminución o eliminación de pérdidas personales como materiales.

-¿Cómo se modificó el quehacer de esta gerencia para estar de acuerdo con estos nuevos valores del IST?
-Siempre fuimos considerados como la mutualidad más fuerte en prevención, como los más técnicos. Hoy lo seguimos siendo, pero, además, “fortalecimos el tema de la calidad de vida de nuestros colaboradores y de los trabajadores de nuestras empresas adherentes”. Y cómo lo hicimos: trabajando con empatía, haciéndonos más cercanos y con herramientas diferenciadas, porque nuestros enfoques y prácticas han innovado en metodologías de intervención que redireccionan los temas preventivos hacia la certificación a través de un sistema de gestión basado en normas internacionales como las OHSAS 18001, ISO 14001, e ISO 9001. Para eso contamos con auditores en sistemas de gestión que guían a las empresas en el proceso hacia la obtención de esos sellos que certifican que son empresas seguras. También trabajamos en proyectos asociativos en prevención para abarcar temas de interés diario para empresas relacionadas, experiencias que han resultado exitosas y reconocidas en jornadas de prevención.

-¿Cuál es la gran meta?
-Por supuesto que tener cero accidentes del trabajo, pero también lograr que los afiliados al IST tengan una mejor calidad de vida y trabajen en entornos seguros.

Más salud

Importantes inversiones se realizarán este año en el hospital del Instituto de Seguridad del Trabajo de Talcahuano, ubicado en avenida Colón 3430. Además de crecer en infraestructura para aumentar la superficie del centro de salud ocupacional y del área de administración, se incorporará tecnología de diagnóstico de punta y se incrementará el número de profesionales.
En febrero de este año, tras un convenio con La Araucana Salud, comenzó a funcionar el centro de atención ambulatoria del IST en Concepción. Está ubicado en el séptimo piso del edificio corporativo de La Araucana, en Lincoyán 334. Tiene servicio de urgencia y áreas destinadas a la prevención, prestaciones económicas y salud ocupacional, servicios que son entregados por profesionales de la salud de esta mutualidad. Es exclusivo para los trabajadores de empresas adherentes del IST.

Beneficios para sus afiliados

Año a año, el IST desarrolla programas y productos preventivos para sus adherentes. Uno de ellos es el diplomado en Competencias Comunicacionales para la Supervisión, que plantea como foco el fortalecimiento de la supervisión para coordinar personas, para mejorar el trabajo en equipo y fomentar la comunicación efectiva. Dura 5 meses y es certificado por la Universidad del Desarrollo. “Este producto, tal como los proyectos asociativos y los programas de capacitación, no tienen costo para nuestros adherentes”, explica Andrea Ortiz Verdugo, Jefa del Área Comercial de la gerencia Zonal Sur del IST.  “La prevención está en nuestro ADN y por eso nos preocupamos de ofrecer soluciones que ayuden a este objetivo”, dice, y destaca, como ejemplo, la plataforma E-Learning, a través de la cual se entrega capacitación en línea a los trabajadores en temas de comités paritarios de higiene y seguridad, manejo defensivo, prevención de incendios, entre otros. Así también, sostiene, la entidad cuenta con una biblioteca virtual para descargar material y productos preventivos como campañas, señaléticas, productos audiovisuales y disposiciones legales para ser usados en las empresas.
La ejecutiva recalca asimismo el contacto con la comunidad que la mutualidad mantiene a través del apoyo en temas de seguridad en megaeventos deportivos y culturales de acuerdo con la vocación preventiva de la institución. Mención aparte, dice, tiene el hecho de que el IST apoya el fútbol local como sponsor del Club Deportivo Lota Schwager y de Huachipato, actual Campeón del Futbol Profesional”.

Categoría: BusinessCenterContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.