Nuevos consumidores y una cadena de desafíos

Escrito por Revista Nos en marzo de 2017
col-USS

Sergio Mena Jara Vicerrector de Postgrados y Desarrollo Profesional Universidad San Sebastián

En el cambiante y globalizado mundo actual, el perfil de los consumidores ha evolucionado de manera vertiginosa. Hoy tenemos un consumidor que ha adquirido mayor independencia, que está conectado, informado, empoderado y, además, es exigente.

Este “personaje” ha obligado a las organizaciones a reconvertirse, adaptándose a renovados y mayores desafíos, incluso para su sobrevivencia. Concretamente, deben repensar la forma en que conciben, presentan y entregan sus productos y servicios, en pro de mantener el interés de sus consumidores, su nivel competitivo o su participación de mercado.

En este contexto, las organizaciones que han entrado en este proceso de reconversión han sacado como conclusión que requieren de profesionales que estén a la altura de las exigencias, creativos, dinámicos, flexibles y, obviamente, con una formación del más alto nivel.

Como consecuencia de esto, se ha aumentado la complejidad y la competitividad en el mundo laboral, escenario que reviste nuevos desafíos, tanto para las personas ya insertas en él y que buscan permanecer, como para quienes recién se incorporan a un empleo formal o se inician como emprendedores.

Frente a este trascendental reto, la gran mayoría ha optado por buscar la manera de mantener actualizada su formación profesional o, en otros casos, completar estudios inconclusos. En concreto, aquellos profesionales que hoy cuentan con un título técnico buscan un título profesional y/o licenciatura y, quienes ya lo tienen, quieren acceder a un postgrado. A través de estos programas de formación las personas apuntan a diferenciarse, a ascender en su organización, o a asumir nuevos horizontes laborales en distintos ámbitos.

Para dar respuesta a estas inquietudes, las instituciones de educación superior deben asumir el reto de crear programas especiales de desarrollo profesional, que permitan a sus estudiantes transitar en aquella dirección, pero que además sean compatibles con las exigencias laborales y familiares.

Si todos quienes forman parte de esta cadena se hacen cargo del desafío que les compete, podremos aumentar la productividad del país y acortar las brechas que existen entre las nuevas necesidades de las organizaciones y las crecientes exigencias de los consumidores.

En el caso de nuestra Universidad, hemos diseñado un programa Advance que imparte carreras que privilegian un ambiente de aprendizaje dinámico con equipos multidisciplinarios y colaborativos. Las clases contemplan contenidos teóricos y también análisis de casos reales que optimizan la formación de los estudiantes. Conscientes de la necesidad de apoyo que requieren los profesionales insertos en el mundo del trabajo, considera horarios flexibles y que se pueden complementar con otras responsabilidades, todo con la finalidad de otorgar reales oportunidades de formación a quienes hoy enfrentan un escenario cada vez más exigente y competitivo.

Categoría: ColumnasContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.