YOUTUBERS “PISAN” FIRME EN CONCEPCIÓN

Escrito por Revista Nos en septiembre de 2017

Aunque poco se sepa, lo cierto es que los primeros youtubers de Chile salieron de Concepción. Desde sus calles crearon contenido de entretenimiento y marcaron precedentes para todo el país, que hoy vibra por la que es considerada “la nueva tele”, o “una enciclopedia audiovisual”. Revista NOS descifró la realidad del youtuber local, muy alejada del glamour que muestran los medios, pero a quien se le abren nuevas posibilidades y ofertas para crear más y mejor contenido, con miras hacia las generaciones futuras.

 

Por Rayen Faúndez.

 

GoCarlos_amsterdam

Carlos Ruiz, del canal GoCarlos, recorre el mundo patrocinado por diferentes marcas o instituciones gubernamentales, siempre acompañado de varias cámaras, trípodes y lentes. Sus consejos para viajeros, sobre dónde alojar o cómo ahorrar en ciudades costosas son de los más populares. Recomienda seguir a los canales Alan x el mundo, y Mola Viajar, ambos blog viajeros.

Roque está nervioso. Llega unos diez minutos antes de la hora pactada al evento que ese sábado de agosto protagonizará Cristóbal González en Concepción.

Cristóbal es un youtuber (creador de contenido en esta plataforma) de 17 años, que en 2016 se transformó en una revelación en Chile, luego de cuatro años “subiendo” videos, principalmente de comedia, a este portal de Internet.  Tiene más de 231 mil suscriptores, 200K en lenguaje de redes sociales, y cada video suyo puede llegar a las  400 mil visitas.

Roque Iraira Martínez lo admira. Es su modelo a seguir en Youtube. Él también tiene un canal en la plataforma. Lo inició hace dos años, aunque particularmente desde el 2016 de forma más “seria”. Con quince años y cursando tercero medio, aquel día de junta era, probablemente, uno de los admiradores de mayor edad de Cristóbal. EsteBanco es su nombre en Youtube y en todas sus redes sociales. Tiene unos 800 seguidores.

La junta youtuber se realizó en las cercanías del Foro de la Universidad de Concepción. Unos 200 adolescentes llegaron al lugar para compartir con esta celebridad de Internet.  A medida que la audiencia se incrementaba, el protagonista del evento no era capaz de controlar una fila que crecía y crecía, y menos a los padres de niños y niñas que, como si estuviesen en el supermercado, reclamaban porque el orden no se mantenía. Roque fue el último que pudo fotografiarse junto a la joven estrella antes que los guardias pidieran a Cristóbal y a sus fans que se retiraran del campus. Por supuesto, él registró todo con su celular en diversas historias y post en Instagram.

Roque es uno de tantos jóvenes que hoy ve a esta red social, creada en 2005, como un potencial trabajo. Aunque en Chile todavía la realidad de Youtube no es tan glamorosa como la que se puede apreciar en México, Estados Unidos o Reino Unido, donde se alojan los youtubers más famosos del mundo, quienes a través de sus canales generan millonarios réditos.

Allí, ellos  son celebridades e influencers de Internet, desde una plataforma que entrega segundo a segundo contenido on demand de los temas más rebuscados. Youtube es actualmente el segundo buscador más poderoso de la web, después del tradicional Google, y es considerada para la generación millenial (aquella nacida entre fines de los ‘80 y los años ‘90, en medio de un gran desarrollo tecnológico), como parte de su vida diaria.

Roque es parte de ese nuevo grupo, al igual que otros jóvenes que apostaron por la plataforma como parte de su vida y trabajo, y donde Concepción, aunque parezca extraño, fue cuna del nacimiento de los primeros canales de Youtube en Chile, que fueron los pioneros e impulsores de la plataforma en el país.

 

Powplop, el pionero

_DSC0032

Junta Youtuber que se realizó en la Universidad de Concepción el sábado 2 de septiembre. Allí, el youtuber de 17 años, Cristóbal González, reunió a unos 200 seguidores, principalmente adolescentes y niños.

El primer canal de Youtube chileno fue Powplop y nació en Concepción. Creado por Francisco Fernández, más conocido como Panchoso, era el que en el 2010 tenía más seguidores en el país. Entre sus contenidos destacaban los sketch, las reviews, los videojuegos y también las entrevistas callejeras.

Los miembros de Powplop también fueron los primeros youtubers en Chile en organizar un evento de la plataforma, el que se tituló Huca (Humanos con Cámara), y se realizó en el local Havana Club, en el centro de Concepción, a fines del 2012. Llegaron más de 500 personas, y estuvieron presentes youtubers nacionales, como Xoda y Vardoc, que en ese minuto eran los youtubers más populares del país.

Luego de tres años de éxito, en mayo de 2013 el canal bajó el telón, en medio de un proceso donde sus participantes buscaban mayor estabilidad laboral o estaban terminando sus estudios superiores. Sin embargo, en diciembre del año pasado, el canal volvió a las pistas de Youtube, eso sí, como parte de la agencia Woki Toki (la que se hizo conocida con las 42 frases de …), que lo compró a sus creadores.

Hoy, tres personas conforman el canal, quienes también estuvieron en sus inicios: Camila Andrade Recabarren (28), alias Camilita el Gnomo; Margarita Huenuil Saavedra (26), Laru chan en Youtube, y Jorge Barros González (28), conocido como Joan Bagó, quien es el único de los tres que permanece en Concepción, como embajador del canal desde la ciudad que lo vio nacer.

“Somos súper conscientes de que fuimos los primeros. Nos damos cuenta de la importancia que ha tenido Powplop en el inicio de algunas carreras en Youtube. Fue una inspiración para muchos. Pero aunque fuimos los primeros, también admiramos a quienes tomaron lo bueno de allí y lo transformaron en una marca y en una empresa”, explica Margarita Huenuil.

 

Se abre una puerta

_DSC0002

Roque Iraira tiene 15 años y hace dos inició un canal en Youtube, aunque desde los 8 que se interesa por las redes sociales y por cuenta propia inició un blog. Él mismo genera sus guiones, los que prepara durante varios días para grabar los fines de semana. Eso sí, nunca descuida sus estudios. Su principal referente es el youtuber Cristóbal González.

Esa oportunidad fue la que observó INACAP Concepción-Talcahuano a raíz de la próxima apertura de la carrera de Diseño Gráfico Profesional en el proceso de admisión 2018. La institución se reunió con la empresa de televisión por cable Mundo Pacífico en busca de alguna actividad interesante que desarrollar. Ahí surgió la idea de abordar lo que estaba ocurriendo con el crecimiento de Youtube y la popularización de los videobloggers (personas que crean contenido periódico en alguna plataforma audiovisual), todo desde la óptica del emprendimiento y la profesionalización de la actividad.

Así es como se creó la Academia de Youtubers, como una forma de adaptación a las nuevas formas de comunicación, a través de la innovación. Sira Morán, Directora de Admisión y Comunicaciones de INACAP Concepción-Talcahuano, explicó que la casa de estudios reconoció la trayectoria de 12 años de la plataforma, que comenzó como un espacio donde alojar y compartir videos, para evolucionar al video bloggins, es decir, la producción de contenido de forma periódica, como un diario de vida audiovisual. Allí comenzaron a aparecer tutoriales y la creación de contenido amateur, hasta profesionalizarse en programas, series online y numerosos formatos de alta calidad. Por ello, la academia entregará conocimientos complementarios, desde edición, estrategia de marca y viralización, hasta aspectos legales, como derechos de autor.

La propuesta fue un éxito. Pensaron que postularían sólo personas del Biobío, y no más de 100. Sin embargo, al casting del 19 de agosto pasado llegaron más de 300 personas desde Arica hasta Puerto Montt, con edades desde los 9 años hasta adultos de más de 40.

“YouTube es la principal plataforma de generación de contenidos en el mundo y todos quieren estar ahí siguiendo el camino de los youtubers exitosos. Esto se debe a que el modelo de negocios en el que se sustentan estos canales es muy atractivo, pues logra generar conexión con un público que está dispuesto e interesado en consumir ese contenido, que puede tener infinitas posibilidades temáticas. Esto abre las posibilidades de comunicación social, que transforma las vías tradicionales y que ahora se ven reemplazadas por una pantalla con un video que entrega información y que ofrece al público (en la mayoría de los casos) la posibilidad de interactuar con el autor mediante comentarios. Es por esta razón que YouTube cobra mucha importancia en la manera en que hoy nos desenvolvemos en nuestras rutinas digitales”, explica Juan Carlos Spichiger, director de las carreras del área Informática y Telecomunicaciones de INACAP Concepción-Talcahuano.

Y las cifras avalan a la plataforma. Según los datos que entrega la red a través de su espacio de prensa, cuenta con más de mil millones de usuarios, un tercio de lo que tiene Internet; abarca 88 países y 76 idiomas, sumando mil millones de horas de reproducción diariamente. De hecho, YouTube llega a más personas de entre 18 y 34 años de edad que cualquier cadena televisiva de Estados Unidos.

 

¿Vivir de youtube?

Si bien en Chile Youtube es una plataforma que tiene una alta concurrencia, aún no está ciento por ciento validada por las marcas, pensando en los youtubers como influencers en los que se tenga certeza de invertir. Eso sí, destaca el subgerente de Mundo Pacífico, Rodrigo Basauri, “existen casos emblemáticos, como un Germán Garmendia, pero son los menos, pues principalmente la oferta de canales no apunta a nichos que hoy por hoy sean de interés de las marcas de consumo masivo. Ahora, si se puede o no hacer negocio, sí, dependiendo obviamente de la escala a la que se esté apuntando, pero aún falta camino por recorrer”.

Germán Garmendia, con sus canales Hola Soy Germán y Juega Germán, es el youtuber chileno más famoso, y uno de los más exitosos, si se trata de ganancias. Según cifras publicadas por la Revista Forbes en diciembre de 2016, los réditos de Garmendia alcanzaban los US$ 5.5 millones, ubicándolo en el séptimo lugar de la lista de los youtubers más ricos en el mundo. Todas esas ganancias salen principalmente de la publicidad asociada a Youtube y, además, de la publicación de libros.

jorge Barros_DSC0355

Jorge Barros, más conocido como Joan Bagó, es conductor de televisión y youtuber, destacado por su sección Qué Funesto y Blablaba, de encuestas callejeras con preguntas irreverentes. Recomienda seguir al mexicano Luisito Comunica y también a los temucanos de Punto Seguido.

La pregunta es entonces, ¿se puede vivir solo de Youtube sin ser Germán Garmendia? La respuesta es sí, aunque es prácticamente imposible de manera independiente y, al menos en Chile, sólo funciona en tanto cuente con una agencia de respaldo, y un contrato.

Es el caso de la misma Camilita el Gnomo, Camila Andrade, quien sólo se dedica a Youtube, tanto frente como detrás de las cámaras, desde el canal Powplop, donde oficia como guionista. Para ella, comunicadora audiovisual de Duoc UC, Youtube siempre fue la opción más válida para desempeñarse, y partió en el mismo canal que hoy la aloja, con una práctica profesional. Ya en 2016 fue invitada a integrarse a Daplei, canal dedicado a videojuegos y cultura pop también de la familia Woki Toki, donde se quedó hasta la reinauguración de Powplop.

Su contrato con la productora es su único trabajo, y conociendo tal experiencia, le permite proyectarse a futuro desde la plataforma audiovisual sin miedo alguno. “Cuando inicié en Youtube, lo hice porque estaba relacionado con mi carrera, y me gustaba. Luego empecé a ver a youtubers gringos, que vivían de hacer videos, y los admiraba. Entonces descubrí que era el medio donde quería estar y que sí se podía vivir de eso. Yo tengo mi proyecto de vida en Youtube”, manifestó.

Y lo hace de la manera más profesional posible: la primera o segunda semana del mes, siempre un día sábado, se dedica junto al equipo a grabar las secciones del canal. En las semanas previas desarrolla todos los guiones, cada uno revisado por un editor exclusivo de Woki Toki. Luego de la grabación, vienen dos intensas jornadas de edición de cada video y contenido, los que revisa acuciosamente. Otros aspectos, igual de importantes para un canal de Youtube, como la creación y generación de ideas, producción y gestión de redes sociales, toman todo el resto del mes.

 

Nicho exitoso

El mismo nivel de trabajo es el que tiene el tomecino Carlos Ruiz Fernández (31), desde su canal Go Carlos, el que formó hace dos años con el fin de mostrar sus numerosos viajes. Aquello le ha permitido conocer Chile y otros continentes, siendo auspiciado por empresas como Sky o Trivago, compañía que sólo lo ha escogido a él para trabajar y difundir contenido desde Sudamérica.

Todo comenzó en 2015, cuando un amigo le motivó a crear un canal de viajes. Inició tímidamente en septiembre, aplicando todo su conocimiento como comunicador audiovisual para mostrar un paseo por el Cerro Santa Lucía, en Santiago. A ese recorrido por la capital se sumó un viaje a San Pedro de Atacama, otro a Río de Janeiro y un último a Machu Pichu, travesías que le valieron el reconocimiento como un youtuber de nicho dedicado plenamente a los viajeros, con recomendaciones, tips e imágenes de alta calidad en cada uno de sus recorridos. De hecho, fue el primer youtuber en Chile en grabar en 4K, un tipo de resolución de pantalla que tiene cerca de 4.000 píxeles de resolución horizontal.

Aquellos viajes los realizó por cuenta propia, lo que formaba parte de su estrategia comunicacional y publicitaria durante el primer año. Pero a partir de un segundo periodo, su objetivo fue mover todas las piezas posibles para gestionar futuros viajes, y transformarse en una marca, como el referente número uno de viajes, incluso más allá de las fronteras chilenas.

Hacia fines de 2016, luego de un posicionamiento mediático, sus esfuerzos dieron los primeros y jugosos frutos. Realizó un viaje a Europa, y a fines de año uno a Miami y Orlando. El 2017 lo inició en Buenos Aires, a lo que siguió Torres del Paine y San Pedro de Atacama. Abril lo vio llegar a Puerto Varas y Bariloche en el famoso Cruce Andino, y en junio estuvo en Nueva York, desde donde volvió a Chile para recorrer Osorno, Puyehue, y la fiesta de La Tirana en Iquique, que pudo disfrutar gracias al patrocinio del Servicio Nacional de Turismo, institución con la que pasará las fiestas patrias en la zona central del país.

IMG-20170912-WA0005

Margarita Huenuil (izquierda) y Camila Andrade (derecha) son youtubers del Canal Powplop. Allí realizan un espacio juntas que se denominó Larucami, juntando las sílabas de sus apodos, Laruchan y Camilita. Ambas recomiendan revisar el canal de Claudipia. Otros favoritos son Proyecto Lupa, Iviween y PewDiePie.

Viaja prácticamente dos veces al mes y siempre solo, con una mochila de ocho kilos de equipamiento técnico en la espalda, que le acompaña en cada caminata con cámaras, trípodes, lentes e incluso un dron para entregar tomas creativas. Cada semana sube un nuevo video, el que implica unas seis horas de edición. Eso sí, siempre tiene un desfase de entre un mes y medio y dos meses entre la realización del viaje y la publicación de la experiencia, contando incluso con material inédito disponible, todo en alta calidad.

Pero no se dedica sólo a viajar. Sus ingresos más estables corresponden al área de la publicidad donde se desempeña. Y es que Carlos entiende perfectamente que aunque algunas empresas y marcas buscan patrocinarlo, el mercado de Youtube en Chile aún es pequeño en comparación con otros países, como México, Estados Unidos y España. De hecho, la conversión por concepto de publicidad equivale a un dólar por cada mil reproducciones, aproximadamente, mucho menor a otros países, e incluso más bajo que hace un par de años. Margarita Huenuil recuerda que hace unos dos años en su canal, por un video de entre 10 mil y 15 mil visitas, recibía US$ 20, en tanto hoy la misma cantidad de visitas sólo entrega US$ 5.

“Se puede rentabilizar. Pero se requiere encontrar un nicho, un contenido específico. Yo aporté con contenido de ese tipo, bastante diferente a lo que se suele ver en Chile, donde la plataforma es mal mirada y está vapuleado por el contenido humorístico. Entonces me he topado con esta realidad en conversaciones, entrevistas y reuniones, donde hay una doble lucha: dejar bien parado a Youtube, como medio de comunicación, y también lograr posicionar el canal”, cuenta Carlos Ruiz Fernández.

 

En crecimiento

La visión de Carlos no es distinta a la de otros youtubers. Chile cuenta con demasiado contenido humorístico y de entretenimiento, y pocos canales que aborden otras temáticas, como la ciencia, la actualidad, donde hay contadas excepciones. Entre ellas los temucanos Punto Seguido, presentes en todo tipo de eventos, o Charly Labs y Astrovlog, que hablan de ciencias duras.

En Chile tampoco se cuenta con oficinas ni representantes oficiales visibles de la plataforma. Un elemento que para Camila Andrade debería ser básico, considerando el posicionamiento que ha alcanzado la red. Por otro lado, indica Margarita Huenuil, es difícil romper con un estereotipo extremo frente a Youtube. Por un lado, hay algunos que creen que pueden hacerse ricos a partir de aquello, y otros que manifiestan que es un trabajo poco serio o un juego de niños. Lo cierto es que “nadie vive de Youtube, sino de las campañas publicitarias. Los videos de Youtube son entonces el instrumento para ser reconocido,  pero hay esfuerzo y trabajo de por medio”.

“Crear y compartir contenidos es una tendencia que va en crecimiento, por lo que veremos que la elaboración de productos audiovisuales frescos, creativos y alineados con las necesidades e intereses de las nuevas generaciones, también va a ir en aumento, así como también su consumo por parte de distintos segmentos específicos. Con respecto a la plataforma de YouTube, se convertirá en la principal generadora de contenidos, incluso superando la capacidad que la televisión y el cine pueden realizar, por lo que las alianzas entre estas formas de generar contenido son inminentes y hay que estar preparados”, resumió Juan Carlos Spichiger, de INACAP.

 

Influencers

Desde hace poco tiempo se trabaja en publicidad con youtubers a la cabeza. Tal es el ejemplo de la marca Fanta, con el youtuber Pollo Castillo como protagonista. O bien, diferentes campañas que reúnen a grupos de youtubers en torno a un tema específico, por ejemplo, maquillaje o de cuidado de la energía. Esto es lo que se denomina influencia digital, donde los rostros de Youtube y otras plataformas 2.0, pasan a ser influencers.

“Youtube es esencial para esta generación. La mayoría cuenta con un celular, y muy pocos están enganchados con alguna serie o programa, porque prefieren ver Netflix, o ver a un youtuber y seguirlo. Ya no se da la guerra de las telenovelas, y los consumidores de hoy son más exigentes, al tener acceso a un contenido de mucha mayor calidad”, explica Jorge Barros, quien  está en todas las caras de la moneda, animando un programa en un canal de televisión local, trabajando en publicidad y sosteniendo su canal de Youtube personal, además de Powplop.

Bien lo sabe Roque Iraira, quien considera a Youtube una “enciclopedia visual y esencial”, donde “puedes encontrar infinitos videos, te identificas con las personas y te mueres de la risa”. Una enciclopedia donde pareciera que todo está ya hecho y ya no quedan ideas, pero donde brota savia nueva y fresca a diario, dispuesta a hacer carrera según lógicas contemporáneas, con creatividad y originalidad. Sira Morán lo resume a la perfección: “Las posibilidades creativas en el Biobío y en Concepción son muchas, pero es necesario trabajarlas porque ni Germán ni el resto de los youtubers famosos lograron el reconocimiento de manera instantánea”.

Categoría: ContenidoContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.