INACAP 51 años aportando al desarrollo del capital humano de todo Chile

Escrito por Revista Nos en octubre de 2017

Apostando por el desarrollo de Chile, INACAP se la juega por educar a técnicos y profesionales competentes, emprendedores y comprometidos con la sociedad. A la vez, apunta a convertirse en una institución de educación superior de Clase Mundial, de la mano de una estrecha vinculación con el sector productivo, e incorporando innovación y tecnología a la docencia e investigación.

 

INACAP INTERIORES-1

Con 51 años de trayectoria, el Sistema Integrado de Educación Superior INACAP -que incluye el Centro de Formación Técnica, el Instituto Profesional y la Universidad Tecnológica de Chile, además de su área de Capacitación-, se ha convertido en un referente en el ámbito de la educación superior.

Fiel a su compromiso de ser un aporte al desarrollo del capital humano de todo Chile, hoy está presente en todas las regiones del país, gracias a sus 26 sedes, emplazadas en 20 ciudades, en las que a diario apuestan por “formar a los profesionales que Chile necesita”. Así lo señala su Rector nacional, el ingeniero agrónomo de la UC, Gonzalo Vargas Otte.

“Nacimos con la misión de ser un centro de capacitación para trabajadores y, poco a poco, fuimos creciendo, buscando satisfacer las nuevas necesidades educativas que la realidad nacional imponía. A lo largo de los años abrimos nuevas sedes, llegando a lugares donde, en aquel entonces, no existía más oferta académica en educación superior o en capacitación. Hoy, con 26 sedes entre Arica y Punta Arenas, cerca de 120 mil alumnos, una oferta de más de 70 carreras técnicas y profesionales, y capacitando a más de 40 mil trabajadores anualmente, podemos decir que, gracias a nuestra amplia cobertura geográfica y al tamaño alcanzado, estamos cumpliendo nuestro propósito de contribuir de manera decisiva al desarrollo del país y de sus diferentes territorios”.

Y es que, desde sus inicios, INACAP se propuso llegar a todo Chile, instaurando un detallado sistema de trabajo que les permite administrar eficientemente sus 26 sedes. Algo no menor al considerar que, en los distintos lugares donde están presentes, los programas de estudio, mallas curriculares asociadas, el equipamiento o los aprendizajes alcanzados por los alumnos, deben ser equivalentes. “Aunque no idénticos, pues debe haber una contextualización local de los conocimientos, acorde a su realidad geográfica específica y a su arraigo cultural. Esto nos permite considerar su identidad local, adaptando algunos contenidos a la realidad comunal o regional, aunque desarrollando siempre una calidad educativa homogénea entre las distintas sedes de INACAP”, detalla el Rector, Gonzalo Vargas Otte.

 

Institución de “Clase Mundial”

Su compromiso con la calidad no sólo se refleja en su modelo de enseñanza, que se suma a la alta empleabilidad de sus alumnos, sino también en un gran logro institucional: la acreditación de más del 90 % de sus carreras, con cinco años en promedio, y la de su CFT, IP y Universidad. “Nuestro Centro de Formación Técnica se acreditó en 2011 por seis años, y ahora estamos gestionando su reacreditación, aspirando a siete, porque creemos que en este tiempo hemos avanzado mucho; el Instituto, en tanto, se acreditó en 2016, también por seis años, y la Universidad, por dos”.

GVO

Gonzalo Vargas Otte, Rector nacional INACAP.

Asimismo, han renovado casi la totalidad de sus sedes, mejorando en infraestructura y equipamiento, tarea en la que, el Rector de INACAP reconoce, se han gastado millones de dólares.

Pero convencidos de que en calidad nada es suficiente, ya están trabajando para obtener para sus distintos programas de estudio acreditaciones internacionales. Todo apuntando a lograr ser una institución de educación superior de “Clase Mundial” de aquí al 2030.

“Hemos alcanzado un estándar de calidad homogéneo en todas nuestras sedes. Esto se podría entender como algo destacable para el nivel nacional. Sin embargo, no podemos caer en el conformismo, sino que debemos seguir trabajando para alcanzar a quienes van más adelante en estos temas, para estar a la par de cualquier universidad de ciencia aplicada de países desarrollados”.

Para ello, durante años han seguido de cerca la experiencia de los centros tecnológicos más avanzados en el mundo, “entidades que le dan gran importancia al pregrado, que tienen excelentes docentes, que trabajan con las últimas tecnologías, y que hacen investigación aplicada muy vinculada con la industria y los sectores productivos. Hemos observado cómo trabajan ellos para replicarlo, y así lograr que nuestros egresados sean igual de competentes que los de países desarrollados, aunque tenemos evidencia de exalumnos de INACAP trabajando en el extranjero, a quienes les va muy bien”, comenta el Rector de Inacap.

 

Vinculación con el Medio

En su afán de cumplir con su misión de contribuir al desarrollo de los distintos territorios, INACAP ha evolucionado en conjunto con ellos, buscando aportar cada vez más y mejor a sus necesidades y requerimientos. En este sentido, su presencia en cada una de las distintas regiones del país les permite estar cerca de las comunidades, de quienes se retroalimentan para reconocer y valorar su identidad cultural, poniéndola en valor, lo que redunda en un mayor desarrollo local.

INACAP INTERIORES-2“Nuestro modelo de vinculación con el medio, que entendemos como nuestra tercera misión -además de la docencia y la investigación-, nos lleva a vincularnos con la comunidad en su conjunto, con los colegios, con nuestros pares, con la industria, el sector productivo y las empresas, sobre todo con las pymes, con las que hacemos transferencia técnica, de acuerdo con la realidad productiva local. Este sistema viene de nuestro modelo del ‘aprender haciendo’, que implica nuestra convicción de que los estudiantes aprenden mejor cuando se enfrentan a la pertinencia de lo que se les enseña. Estos conocimientos los incorporan no sólo en un taller de la casa de estudios, sino también en sus prácticas, en el trabajo voluntario, en la asistencia técnica a empresas, pues la idea es acercarlos lo más posible a la realidad laboral. Así, se motivan más y aprenden mejor, a la vez que pueden contribuir a las empresas. Es un círculo virtuoso para una mejor educación y para un mayor impacto en el medio, pues entendemos que nuestro objetivo no sólo es formar técnicos y profesionales competentes, sino también apoyar al desarrollo de las empresas y de Chile”.

 

Gratuidad y nuevas evaluaciones diagnósticas

Desde 2016, tanto el IP de INACAP, como su CFT, se incorporaron al sistema de gratuidad, que hoy beneficia a 35 mil de sus alumnos. “El 60 % de nuestros estudiantes nuevos se acogieron a ella, además de cerca de un 30 % de alumnos antiguos. Si bien esto no ha tenido un gran impacto en el acceso, pues muchos estudiantes ya contaban con becas o créditos con aval del Estado, sí notamos cambios en las cifras de retención, que han mejorado en 8 puntos porcentuales. Esto debido a que una de las causales de deserción era el tema económico”.

En este mismo ámbito, buscando aminorar las cifras de deserción por temas académicos, para la matrícula 2018 se incorporará como requisito de ingreso un examen diagnóstico en matemáticas para aquellas carreras de mayor exigencia en esta asignatura. “Hemos visto que, a pesar de las nivelaciones que realizamos, a los alumnos que carecen de una buena base en matemáticas no les va bien en sus carreras, por lo que terminan abandonándolas. Hasta ahora, INACAP no tenía requisitos de ingreso, lo que era bueno, pues aportaba a la igualdad de oportunidades, pero nos dimos cuenta de que también enviaba una señal equivocada a los colegios. Por ello, decidimos establecer este requisito para que nuestros potenciales estudiantes sepan que sí es importante llegar bien preparados”.

Esta medida no sólo apunta a beneficiar el desempeño académico de quienes ingresen a la institución, sino también a potenciar el sello del alumno INACAP. “Buscamos que nuestros egresados sean profesionales competentes, responsables, con capacidad emprendedora, con actitud, que en sus labores se desempeñen de manera seria y profesional, que estén comprometidos con su trabajo y con la sociedad, y siempre abiertos a seguir perfeccionándose y atentos a las nuevas tendencias”.

En este sentido, INACAP, permanentemente preocupado de los nuevos requerimientos nacionales y extranjeros, abrirá en 2018, en cinco de sus sedes, la carrera de Ingeniería en Ciberseguridad. “La sociedad actual está basada en el uso de redes de datos, de sistemas de comunicación, pero existe un gran déficit de profesionales dedicados a proteger esas plataformas. Es por ello que decidimos abrir esta carrera, siguiendo las tendencias internacionales en estas materias, pues hemos visto cómo el hackeo es capaz de desestabilizar a naciones completas, y hasta al mundo. Hoy hay marcos regulatorios, leyes de protección de datos, por lo que el tema de la seguridad informática ha pasado a ser muy relevante”, señala la máxima autoridad académica de INACAP.

 


Jorge Villablanca, Vicerrector INACAP Concepción-Talcahuano:

“Apuntamos a convertirnos en una sede eminentemente tecnológica”

Con más de siete mil alumnos, distribuidos en 41 carreras de sus nueve áreas de especialidad, la sede Concepción-Talcahuano de INACAP, busca relevar su sello “Tec”, con carreras y ejes de desarrollo que apuntan a potenciar la docencia y la investigación de nuevas tecnologías. Así lo señala su vicerrector, Jorge Villablanca Mouesca.

Jorge Villablanca 3“Ya somos una institución de educación superior consolidada y queremos potenciar nuestro sello como sede Tec, dando prioridad a la generación de plataformas coordinadas y articuladas entre sí, que nos permitan dar valor a nuestros programas y avanzar sostenidamente hacia la generación de industrias inteligentes”, sostiene.

Para esto, junto con formar alumnos con calidad académica, profesional y humana, Villablanca comenta que buscará aumentar la vinculación con los distintos actores de la sociedad, de modo de generar un interesante intercambio de conocimientos que permitan a INACAP aportar, desde la vereda de la innovación y la tecnología, al desarrollo de la Región y del país.

“Informática, electrónica, robótica, automatización son hoy los ejes centrales sobre los que queremos trabajar en nuestras distintas carreras, aportando a la generación de smart cities, de industrias inteligentes, de nuevos materiales constructivos, de modo que esto se traduzca en soluciones de productividad y competitividad para la Región, tanto en el ámbito público como en el privado”.

Villablanca también destacó que la sede es parte de los desafíos tendientes a lograr una institución de educación superior de Clase Mundial para el año 2030, por lo que se esforzarán en mantenerse a la vanguardia en tecnología, equipamiento, docencia y vinculación con el medio, siempre apostando por hacerse cargo de las vocaciones regionales para un mayor desarrollo local. “Creemos que debemos avanzar sostenidamente hacia la industria inteligente, pero de la mano de las capacidades ya instaladas en nuestra Región. Por ejemplo, somos la capital de la energía, tenemos una gran industria forestal, y nuestra capacidad portuaria es enorme. Es en esas áreas que debemos enfocarnos, buscando diversificarlas y hacerlas crecer. Realmente, tenemos por delante grandes desafíos, pero el mundo de hoy así lo exige”, puntualizó Villablanca.

Categoría: BusinessCenterContiene: 0 Comentarios


Su Comentario


Las opiniones vertidas por diferentes columnistas en esta revista, como asimismo el contenido y forma de los avisos publicitarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten o pagan por su inclusión, no teniendo Revista NOS, por tanto, ninguna responsabilidad en su contenido.
Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido editorial y fotográfico de esta edición.
Revista Nos se reserva el derecho a borrar comentarios que no tengan relación con la temática del tema o que atenten al respeto y la libertadad de opinión de la demás personas que participan opinando en este medio.