Innovación y vocación regional: El sello de la Investigación en la Universidad Santo Tomás

Escrito por Revista Nos en enero de 2018

La UST ha trabajado activamente por incluir dentro de sus propósitos el desarrollo de actividades de investigación conducentes a la generación de nuevo conocimiento, con innovaciones o productos que aporten a la solución de problemas concretos de interés público o privado, en áreas relevantes para el país, lo que le ha permitido vincularse más fuertemente con la comunidad.

 

 

S T-1

Ricardo Neira, director académico de la UST; Roger Sepúlveda, Rector de Santo Tomás Concepción, Juan Matamala, director académico del Instituto Profesional y el Centro de Formación Técnica Santo Tomás y Claudio Concha, director de Administración y Operaciones.

Desde mediados del 2010 a la fecha, el área de investigación de la Universidad Santo Tomás ha tenido un crecimiento sustantivo y sostenido en el tiempo. El avance en el área de la investigación aplicada se refleja en mejoras significativas en todos los indicadores relevantes asociados al desarrollo de esta actividad, tales como fondos destinados a investigación interna, adjudicación de proyectos con fondos externos, número de centros de investigación aplicada, cantidad y calidad de publicaciones, entre otros.

A través de distintas herramientas, Santo Tomás apoya y respalda de manera interna la postulación a diferentes fondos externos. En este último aspecto, entre las principales fuentes de financiamiento en el período 2013-2016 destacan Conicyt, con un total de 15 proyectos adjudicados; el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de distintos Gobiernos Regionales, con 33 iniciativas adjudicadas, dando cuenta del aporte regional de la investigación aplicada de la UST, y Corfo, que ha financiado desde 2013 un total de 11 proyectos. Respecto de la adjudicación de proyectos con fondos externos, sólo en 2016 la UST obtuvo financiamiento por $ 2.161 millones.

Un creciente desarrollo de estudios, especialmente en el áreas de las Ciencias Sociales y de la Salud hicieron aumentar las publicaciones en revistas especializadas. Entre 2013 y 2015 su número creció un 64 %, pasando de 125 a 205. Por otra parte, se ha establecido una política de incentivos, destacando un Concurso de Edición de Libros, contando a la fecha la Editorial UST con 36 libros.SAntoTomas-1-

En 2016, en tanto, la UST fue reconocida en el ránking de La Tercera y Revista Qué Pasa en el séptimo lugar en “calidad de la investigación” entre 41 universidades. Con ello, supera las posiciones alcanzadas en este mismo ránking en años anteriores: doceavo en 2015 y décimo séptimo, en 2014.

“A través de sus diez centros temáticos desplegados a lo largo de todo el país, la Universidad Santo Tomás ha desarrollado más de 90 proyectos de investigación en respuesta a problemáticas nacionales y locales”, señala Ricardo Neira, Director Académico de la UST en Concepción. Asimismo, agrega, este año la Universidad abrió la carrera de Ingeniería Civil Industrial en programa de continuidad de estudios que, sin duda, aportará a crear nuevas instancias de investigación aplicada para la zona.


 

Producción de algas

Desarrollo de Técnicas de Manejo del Recurso “Gelidium spp” para la Diversificación de la Producción Algal de la Región del Biobío se titula el proyecto Conicyt de más de 74 millones de pesos adjudicado para el periodo 2015 a 2017, por la Facultad de Ciencias de la UST y su Centro de Investigación e Innovación para el Cambio Climático (CiiCC), uno de los diez centros de la UST en el país.DCIM100GOPROGOPR1350.

El estudio propuso generar y desarrollar técnicas de siembra de fragmentos de Gelidium en roqueríos intermareales, para ser transferida a asociaciones de pescadores artesanales de la VIII Región, permitiendo aumentar los desembarques de chasca en la Región del Biobío. 

Esta mayor producción, junto con el alto precio del agar-agar, beneficiará particularmente a los recolectores de orilla, a la vez que también favorecerá a los demás involucrados en la cadena de comercialización, como los intermediarios y las empresas exportadoras de alga seca y agar-agar en la Región. Así, el proyecto genera una nueva herramienta para el manejo del recurso algal: chasca, a un costo accesible para los pescadores artesanales y sencillo de aplicar por ellos.


 

 

Vocación regional

Roger S -columna-1

Roger Sepúlveda, Rector de Santo Tomás Concepción.

Un pilar fundamental de este accionar es la participación multidisciplinaria de académicos y alumnos de las facultades y escuelas de la UST, junto al trabajo de los diez Centros de Investigación Aplicada e Innovación, cuyo propósito es aportar al desarrollo nacional, poniendo énfasis en el trabajo en regiones, que es donde existen más necesidades y menos investigadores. Es así que hasta 2016, la UST desarrolló un total de 87 proyectos financiados con fondos internos y externos.

Roger Sepúlveda, Rector de la UST, señala que la presencia regional de la Universidad “resulta ser una plataforma adecuada para que varios de los centros, sobre todo aquellos cuyos focos de estudio no están circunscritos a zonas geográficas específicas, comiencen a ejecutar iniciativas con el apoyo y coordinación de distintas sedes de Santo Tomás, con el objeto de incrementar el conocimiento, mejorar procesos productivos y responder adecuadamente a realidades sociales”.

El académico enfatiza que las carreras “han sabido tomar las necesidades de la comunidad para aportar con estudios, investigaciones y proyectos, que permitan, desde regiones, responder a las realidades locales”.

 

Investigación Social

Felipe García

Felipe García, Coordinador de Prácticas.

Consciente de que desastres naturales, violación, robo, terrorismo, accidentes, encarcelamiento, muerte de un ser querido, rupturas de pareja o enfermedades graves son algunas de las causas más frecuentes que provocan estrés postraumático en un individuo, el P.h.D. Felipe García Martínez, coordinador de prácticas e investigador de la escuela de Psicología UST Concepción, desarrolla un profundo estudio sobre el estrés postraumático en sobrevivientes de desastres naturales. Su investigación busca intervenir tres ciudades del país en materia preventiva, con el objetivo de brindar atención a personas que hayan estado expuestas a eventos dramáticos en su vida.

La investigación, que lleva por nombre: Prevención de Problemas de Salud Mental en Personas Expuestas a un Evento Altamente Estresante Reciente: Un estudio Controlado Aleatorizado, fue una de las propuestas que seleccionó la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) a principios de este 2018, con miras a ejecutarse en los próximos meses.

La investigación consiste en generar un manual de intervención preventiva validada, con propiedad intelectual, que pueda ser un aporte a nivel nacional para enfrentar situaciones de emergencia a través de agencias de emergencia (ONEMI), gobiernos regionales y municipales, y universidades, entre otros. A nivel nacional participan como co-investigadores profesionales de la UST Talca, Universidad de Concepción y Universidad Católica del Norte. Como cooperación internacional, será apoyada por destacados académicos de la Universidad de Zaragoza, Pamplona y Complutense de Madrid.

 


Estudios en Alimentación

Una mejora estadísticamente significativa en los conocimientos alimentarios de los estudiantes de prebásica, básica y enseñanza media, y en los hábitos de alimentación de estos grupos, lograron determinar un grupo de académicas de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Santo Tomás sede Concepción recientemente.

Valentina Inostroza, Rebeca Carrasco y Alejandra Sánchez efectuaron un estudio de seguimiento longitudinal, dirigido por un profesional, en el que se intervino, a través de actividades de promoción y prevención en salud enfocadas a temas de alimentación y nutrición, a 1.750 estudiantes de prebásica, básica y media de un colegio particular subvencionado de Concepción, por un período de dos años.

Alrededor del 90 % de la población mostró un conocimiento óptimo al finalizar la intervención y aumentó, en al menos un 10 %, el consumo de alimentos protectores para la salud. Asimismo, se logró una reducción de las cifras de exceso de peso en los tres grupos -un 6 % en preescolares, un 3 % en escolares y 4 % en adolescentes-. Sin embargo, estas diferencias no fueron significativas desde el punto de vista estadístico. 

Este estudio, que se publicará en una revista nacional, concluye que la estrategia de Promoción de Salud Escolar, cuando se implementa como parte de la formación académica de los estudiantes, genera un impacto positivo en los hábitos alimentarios y, con ello, en el estado nutricional, incrementando los factores protectores para la salud.

Categoría: BusinessCenter