A la baja

contreras
Prof. Dr. Marcelo Contreras Hauser. Master y Dr. en Derecho y Ciencias Políticas y Sociología.

Las presidencias y expresidencias de Chile, Argentina y Brasil se encuentran por estas horas absolutamente a la baja. Las razones son distintas, pero tienen algunos comunes denominadores, como la escasa popularidad de sus líderes o exlíderes.

El clima político chileno tiene mucho que ver con el tobogán de unos y otros desaciertos que el Gobierno nos viene presentando. Los quiebres éticos, pasando por los errores políticos y las malas decisiones económicas tienen a las familias chilenas caminando por una sufrida ruta.

A ello se suman recientes hechos que la prensa, radio y televisión nos han recordado, retrotrayéndonos a las horas infaustas del último gran terremoto. Secuencias en que la Presidenta tuvo participación directa, no reconocida, llamando a la gente a que regresara a sus hogares, dado que no existía ningún peligro de maremoto. Pese a ello, la Mandataria no se ha disculpado frente al dolor de las familias de las víctimas. Es más, en los días recientes hemos sido testigos de que pese al clamor de esas familias, el derecho no les ha permitido encausar sus dolores, negándoles llevar a juicio sus peticiones al respecto y encerrándoles en un espurio acuerdo que ellos no aceptan. Todo, para tratar que la imagen presidencial no continúe deteriorándose.

Como decía la canción de “Palito” Ortega “al lado, justo al lado”, la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, en estas horas se debate en medio de una crisis valorativa y financiera mayor. Al igual que nuestra Presidenta, es mucho lo que su imagen ha perdido. A ese lado de la cordillera se le imputan al gobierno de su marido y al de ella manejos económicos del todo dudosos. En estos momentos el rumor crece, viéndose mezclada con noticias de la prensa roja en el entorno de la muerte de un fiscal y, con una criminalidad dorada en lo económico y financiero.

Dilma, en Brasil, enjuiciada por la opinión pública respecto de usos y abusos que han llevado a esa nación a pervivir en la crisis. Petrobras y otras empresas usadas y abusadas por la primera Mandataria según el cauce noticioso proveniente de esas tierras. Al extremo que se habla de que dicha autoridad tendría que dejar su cargo en breve. La tierra de Pelé mirada desde afuera pareciera haber sido asaltada por sus más altos dignatarios. Mientras tanto, Dilma, al igual que Cristina y nuestra propia Michelle, no admiten error ni equivocación alguna.

Y pensar que cuando éramos niños ingenuamente cantábamos el himno de las naciones entonando con infinita buena fe: “Son hermanos soberanos de la libertad…”. Claro que eran otros tiempos en que no abundaban frondosos descriterios y quiebres éticos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES