A los niños también les duele la cabeza

Little girl suffering from headache and touching her head on white background

Existe la creencia de que los dolores de cabeza son propios de los adultos, y que cuando se presentan en un niño son signo de graves enfermedades. Sin embargo, son un fenómeno frecuente en la niñez. Antes de los siete años, aproximadamente un 40 % de los pequeños podría haber presentado una molestia de este tipo, pues no son enfermedades en sí, sino síntomas que se producen a razón de una patología de base.

Tienen múltiples causas: situaciones de estrés por conflictos familiares o escolares, trastornos depresivos o ansiosos, el consumo de ciertos alimentos, predisposición genética, como en el caso de las jaquecas; problemas visuales o enfermedades infecciosas.

Los dolores de cabeza de origen tumoral son mucho menos frecuentes. Cuando así ocurre son cuadros graves que aparecen junto a una serie de otros signos que orientan claramente el diagnóstico médico. Entre ellos, alteraciones oftalmológicas (desviaciones del ojo, mirada borrosa o vista doble) que van asociadas a dolor. Suelen ir aumentando con el tiempo en intensidad y frecuencia, y se acompañan de otras manifestaciones como vómitos o tortícolis, las que hacen que los niños se despierten de dolor a mitad de la noche. En estos casos la consulta a un especialista no puede esperar.

Si la molestia no es tan severa y es más aislada, hay que tener calma y recurrir al pediatra de cabecera, quien descartará otras situaciones. Como en todas las patologías, la automedicación está descartada.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES