A través de sus Convenios de Desempeño: UdeC mantiene su apuesta de acercamiento a la industria

La vinculación entre academia e industria es una preocupación permanente de la UdeC que, a través de sus doce centros de investigación y de sus convenios de desempeño,  propicia la generación de conocimientos aplicados y el desarrollo de nuevas tecnologías que beneficien a la comunidad.

 

Víctor Tornería.
Víctor Tornería.
Ernesto Figueroa.
Ernesto Figueroa.
José Oliveros.
José Oliveros.

Desde hace varios años, la Universidad de Concepción realiza un trabajo permanente de acercamiento, a través de sus centros de investigación, al sector productivo, tanto a nivel local, como nacional e internacional. Trabajo en el que es fundamental integrar la Red Doctoral, Redoc, que puede servir como nexo entre ambos sectores, potenciando esta relación.
A nivel nacional, la UdeC es una de las casas de estudio con mayor cantidad de centros de investigación, los que son financiados por el Estado, organizaciones internacionales o con fondos propios. “Hoy, estos centros mantienen una fuerte relación con la industria, gracias a sus distintos proyectos, lo que es potenciado por los programas de Doctorado”, afirma el ingeniero en gestión de la Dirección de Postgrado, Víctor Tornería.
Por su parte, José Oliveros, Director Ejecutivo de Redoc, añade que el convenio de desempeño de la Red Doctoral, formada por cinco potentes programas de doctorado, tiene entre sus objetivos el fortalecimiento del contacto con la industria y la relación con las empresas de la Región. “Se ha trabajado fuertemente en la internacionalización de nuestros doctorados, inyectando recursos para que tanto alumnos como docentes vayan a adquirir nuevos conocimientos afuera, y para que, a la vez, profesores visitantes vengan a nuestra universidad, con la convicción de que esto permite mejorar la productividad científica y, por consiguiente, acercarnos a la industria”, señala.
De hecho, a nivel mundial, el concepto de universidad moderna, integrada en una sociedad globalizada e industrializada, señala que el conocimiento que crea la academia debe hacerlo en función de los requerimientos de la empresa privada, lo que implica la generación de conocimientos aplicados y el desarrollo de nuevas tecnologías.
“La vinculación entre ambos sectores en países como Chile, y en regiones como la nuestra, es fundamental, porque vincula directamente la creación del conocimiento con el desarrollo industrial. Y en este proceso, los centros de investigación son claves, pues reúnen los científicos de mayor productividad, y de más alto nivel de conocimiento en sus respectivas disciplinas”, puntualiza Ernesto Figueroa, Director del Programa de Gestión de Convenios de Desempeño.

Bernabé Rivas.
Bernabé Rivas.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO
El Dr. en Ciencias con mención en Química, Bernabé Rivas, vicerrector de Investigación y Desarrollo, señala que el acercamiento entre academia e industria es un ideal muy ligado a la misión de la Universidad, a su compromiso social. “Cuando desarrollamos investigación e innovación, nuestro conocimiento debe impactar a la sociedad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. Agrega que la UdeC cuenta con una amplia variedad de proyectos que apuntan a ser solucionadores de los requerimientos que hoy presenta la industria, sobre todo a través de los convenios de desempeño y los centros de investigación. Así, por ejemplo, menciona proyectos en el área de Oceanografía, de Teledetección, de Bioeconomía o de Minería Sustentable, entre otros. “Sólo hace falta, como sucede en otros países, que la empresa se acerque a la universidad en búsqueda de innovación y soluciones tecnológicas. Nuestro país, con gran desarrollo de las áreas mineras, forestales, agrícolas y pesqueras, debería tener un sector mucho más bullante de ideas que las universidades pudieran desarrollar en sus centros de investigación, los que conjugan equipos multidisciplinarios, manejan mayores recursos, gran infraestructura, capacidades instaladas, y grandes redes nacionales e internacionales de cooperación”, afirma.
“Los convenios son un aporte a las instituciones. Por ejemplo, ahora la UdeC está trabajando en un convenio de desempeño en el área de Ciencia, Tecnología e Innovación para la Bioeconomía, mancomunadamente, a través del centro de Biotecnología y el de Unidad de Desarrollo Tecnológico, con la North Carolina State University , de EE.UU., y el Karlsruhe Institute of Technology, de Alemania. Con esto esperamos un incremento no sólo en la generación de conocimiento, patentes, publicaciones o productos, sino también en la creación de empresas de base tecnológicas”.

Fernando Betancourt.
Fernando Betancourt.

UNIVERSIDAD-INDUSTRIA, VÍNCULO FUNDAMENTAL
Fernando Betancourt, Dr. en Ciencias Aplicadas con mención en Ingeniería Matemática, coincide en que la relación universidad industria es de vital importancia para la institución. “Nuestra principal labor es la formación de capital humano, tanto de pregrado como de postgrado, e insertarlo en la industria, para que sea un aporte real para el desarrollo del país”.
Desde su experiencia en el área minera, afirma que esta vinculación ha sido positiva, pues las empresas están abiertas a involucrarse en proyectos cooperativos de investigación con las universidades. “En esta relación, los centros de investigación son fundamentales, son el nexo entre académicos de distintas especialidades y la industria. La existencia de estos lugares de encuentro de investigadores de distintas áreas permite el intercambio de ideas y genera instancias de cooperación. Los centros CI2MA y CRHIAM son excelentes ejemplos de esto”.
Agrega que entre el 2009 y el 2011 realizaron un proyecto financiado por Codelco, Antofagasta Minerals y Corfo para optimizar el desempeño de los espesadores en la industria minera, el que aportó estrategias de control y operación, y la construcción de equipos e instrumentos. Asimismo, entre 2010 y 2012, se llevó a cabo un proyecto de similares características, financiado por Codelco, Antofagasta Minerals, Bhp Billiton y Corfo, en el que se estudió el uso de agua de mar, en vez de agua dulce, en el proceso de concentración de sulfuros de cobre. “Además, hemos postulado exitosamente a distintos proyectos, como el de Inserción de Doctores en la Academia, y el Proyecto Fondecyt de Iniciación en la Investigación”, puntualiza.

Ricardo Barra.
Ricardo Barra.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL
El Decano de la Facultad de Ciencias Ambientales, el bioquímico y Dr. en Ciencias Aplicadas con mención en Sistemas Acuáticos Continentales, Ricardo Barra, afirma que en países desarrollados se ve una estrecha relación entre la investigación que hace la universidad y la industria. “Sabemos que la Región está desacelerando su crecimiento, nos estamos desindustrializando, y es necesario buscar alternativas de desarrollo. Para ello, la cooperación entre las empresas y la universidad es fundamental. En la UdeC hemos avanzado bastante, pero nos encontramos con algunas barreras, como la falta de interés del empresario de financiar e incorporar la investigación en sus procesos; un Estado que aporta recursos, pero insuficientes, para investigación científica, y que no incentiva la inversión privada. Pero hemos podido avanzar en desarrollar estrategias para generar confianzas entre ambos sectores, porque si queremos llegar a ser un país desarrollado, esta relación es necesaria”, sostiene.
Ejemplo de esto es el Centro de Recursos Hídricos para la Minería y la Agricultura, que apunta a hacer más visible la investigación que se realiza en esos sectores claves de la economía; o el grupo de Biotecnología Ambiental, que ha estado tratando de implementar sistemas de tratamiento de aguas servidas en zonas rurales, y la creación de humedales artificiales, lo que ha beneficiado a las empresas sanitarias. Además, están involucrados fuertemente con las empresas forestales, como CMPC y Arauco, ayudándolas a minimizar los daños en la descarga de sus residuos en los sistemas fluviales y a mejorar los sistemas de monitoreo ambiental. También desarrollan diferentes proyectos con la industria farmacéutica, para evaluar los impactos ambientales de nuevos compuestos, usados, por ejemplo, en la salmonicultura.
El académico destaca que en esta relación entre universidad e industria, un importante eslabón es la cooperación internacional. “Nuestro doctorado tiene una gran red de transferencia de conocimiento a nivel internacional, lo que contribuye a tener distintas miradas respecto de un mismo problema. De hecho, el EULA es el mejor ejemplo de cooperación internacional, pues fue creado con fondos italianos y anualmente recibimos a muchos extranjeros en nuestro Doctorado de Ciencias Ambientales”.

Cristián Vargas.
Cristián Vargas.

NÚCLEO MILENIO
En Chile, el Programa Iniciativa Científica Milenio es una entidad gubernamental inserta en el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, cuyo objetivo principal es fomentar el desarrollo de la investigación científica y tecnológica de frontera en el país, factor clave del desarrollo económico y social sustentable a largo plazo. Dentro de él, se encuentran los proyectos Núcleo Milenio, ampliamente ambicionados por los investigadores nacionales, y que fue otorgado a la UdeC, específicamente al EULA, para el Estudio de Forzantes Múltiples sobre Sistemas Socio-Ecológicos Marinos (MUSELS), a cargo del Dr. en Ciencias Aplicadas con mención en Sistemas Acuáticos Continentales, Cristián Vargas, Director del Doctorado en Ciencias Ambientales.
Este proyecto, vinculado fuertemente con la industria acuícola, aborda temas asociados al monitoreo ambiental bio-oceanográfico de los sistemas marinos de la Región de Los Lagos y su impacto en la producción mitícola. “Es un sector económico que no tiene una estrategia de desarrollo socio-económico a largo plazo, o frente a los problemas del Cambio Global. La idea es que de aquí a 3 años -o 6 si este Fondo se renueva-,  podamos desarrollar un plan que les permita enfrentar y adaptarse a estos cambios”.
Además, el Doctorado en Ciencias Ambientales, único a nivel nacional por su equipo multidisciplinario, que integra a profesionales de variadas áreas del conocimiento, tiene fuerte vinculación con el sector productivo en diversas áreas de acción, pues cuenta con tres departamentos que analizan diferentes segmentos investigativos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES