Abandona histórica posición en centro de Talcahuano: Pesca industrial tiene nueva central de descarga artesanal

Cerca de dos millones y medio de dólares fueron los invertidos por las empresas socias de Asipes para materializar el traslado hacia el lugar donde se ubica la nueva central de descarga en Talcahuano, cuya concesión al Talcahuano Terminal Portuario se extenderá por diez años. Gracias a sus cualidades también se facilitarán las labores de fiscalización de los camiones transportadores de carga, a la vez que la nueva ubicación permitirá descongestionar las principales vías de la comuna.

 

 

DCIM100MEDIALa Región del Biobío históricamente ha sido señera en la práctica de actividades extractivas de los recursos del mar. Esto se debe a sus cualidades oceanográficas, con aguas que destacan por su alta concentración de nutrientes, lo que deriva en una alta productividad.

Así, en la Región, tanto la pesca artesanal como la pesca industrial son actividades económicas y sociales relevantes, lo que le permite tener una alta participación a nivel nacional en cuanto a empleo y niveles de captura, posicionándose como una de las zonas más importantes en esta área en Chile, produciendo casi la mitad del desembarque de productos del mar del país.

Existe, así, un área productiva consolidada, con capacidades instaladas y conocimiento avanzado, que se refleja principalmente en la industria de harina de pescado, procesamiento del recurso para consumo humano y explotación de áreas de manejo. La pesca en la zona se basa en la captura de numerosas especies, entre las que destacan sardinas, anchovetas, jurel y merluza, cuya mayor parte se destina a la elaboración de harina de pescado, conservas, congelados, deshidratados y ahumados.

Para que la cadena de producción, transporte y distribución de estos productos funcione correctamente, se hace necesario invertir en la modernización de la infraestructura portuaria, eslabón fundamental de dicho proceso. Esa inversión es la principal forma de captar y fidelizar a los clientes y a la gran protagonista de esta cadena: la carga.

Nueva central de descarga

Con esta convicción, en marzo de este año, se inauguró en Talcahuano una nueva central de descarga artesanal para la pesca industrial, lo que implica el abandono del Molo Blanco, ubicado a un costado de Avenida Blanco Encalada, en pleno centro de Talcahuano, el que fuera por 35 años el lugar destinado para esta labor. 

Así, la pesca industrial trasladó las operaciones de descarga a Talcahuano Terminal Portuario (TTP), ubicado en Blanco Encalada 701, sitio de atraque que cuenta con modernas y amplias instalaciones que favorecerán las faenas de desembarque y contribuirán a descongestionar las vías principales de transporte de materia prima hacia las plantas. Este cambio permitirá, además, que las lanchas pesqueras artesanales de Talcahuano y otras zonas costeras ahora cuenten con mejores espacios para su descarga y adecuado manejo de sus residuos.

El presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), Luis Felipe Moncada, señaló que esto forma parte de un compromiso asumido con la ciudad, que dice relación con ir mejorando las condiciones del traslado de materia prima. “Como parte de nuestro nuevo ciclo de gestión ya habíamos hecho el año pasado un mejoramiento en todo el sistema de carga, que ahora se potencia con el abandono del Molo Blanco a un sitio que tiene una ubicación que permitirá una ruta más eficiente y segura a las plantas de procesamiento”.

Desarrollo, seguridad y sostenibilidad

 

 

puertoTSV-IMG_20151026_160156022-PANOEl presidente gremial puntualizó también que el traslado a este nuevo centro de descarga, donde actualmente se trabaja en el movimiento de sardina y anchoveta, se complementa con el propósito de hermoseamiento de la ciudad, ya comenzado por el municipio de Talcahuano con la recuperación del borde costero de la zona céntrica para uso recreativo y el desarrollo de proyectos urbanísticos.

Este proceso, que busca que la comuna vuelva a tener salida al mar en estos terrenos, vendrá a dar continuidad al diseño del sector La Poza, que ya se ha convertido en un sector recreacional para los habitantes de Talcahuano y sus visitantes, permitiendo una inmejorable vista de la costa, que antes se veía obstaculizada con las instalaciones en Molo Blanco, colaborando así con el diseño urbanístico de la comuna, que ya ostenta algunos proyectos arquitectónicos, que benefician a todos sus habitantes, además del positivo impacto en la oferta turística y gastronómica. 

Las autoridades ya han adelantado que el siguiente paso será la reubicación de las lanchas pesqueras, para lo que se planea construir un puerto para embarcaciones de hasta 18 metros y avanzar hacia una plataforma logística que permita el almacenamiento de contenedores fuera del área céntrica, pues aún se mantiene el recuerdo de que el principal daño causado por el tsunami del 27/F fue ocasionado por el movimiento de más de cien embarcaciones y decenas de contenedores que arrasaron con viviendas y locales comerciales del centro de la ciudad-puerto.

Se estima que, gracias a las cualidades de este nuevo terminal, se harán mucho más fáciles las labores de fiscalización de los camiones transportadores de carga, los que deben asegurar hermeticidad y volumen adecuado para evitar derrames. Asimismo, su nueva ubicación permitirá descongestionar las principales vías de la comuna, ya que los conductores deberán seguir un trazado establecido como ruta única hacia las plantas y no intervendrán el flujo hacia el centro de la ciudad.

Sin embargo, para minimizar los riesgos de derrame de líquido propio de las cargas y lograr un alto estándar de eficiencia, desde ASIPES informaron que, en conjunto con las autoridades pertinentes, con el personal de las plantas y sobre todo con el equipo de fiscalización, se está trabajando en capacitar a los conductores de los vehículos de carga.

En total se estima que fueron cerca de dos millones y medio de dólares los invertidos por las empresas socias de Asipes para materializar el traslado hacia el lugar estratégico donde se ubica la nueva central de descarga en Talcahuano, cuya concesión al Talcahuano Terminal Portuario se extenderá por diez años.

En este centro de descarga artesanal operan las siete compañías socias de Asipes más otras dos empresas que, en conjunto, movilizan una carga estimada de 300 mil toneladas de materia prima por temporada.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES