Abriendo el futuro con calidad

Roger Sepúlveda Carrasco, Rector de la Universidad Santo Tomás Región del Biobío

Las buenas noticias fueron escasas durante 2020. Sin embargo, es tiempo de avanzar, y hoy Santo Tomás tiene una gran novedad para contar y enorgullecerse: el Instituto Profesional Santo Tomás obtuvo una acreditación de nivel avanzado por 5 años, entregada por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) hace algunas semanas.

Ella se suma a la obtenida por el Centro de Formación Técnica el año anterior, y ambas son el resultado de nuestros sistemáticos esfuerzos por avanzar en la transformación de la vida de nuestros más de 55 mil estudiantes con una educación técnico profesional de calidad en todo Chile.

Esto es, sin duda, un resultado excelente y nos posiciona entre los seis institutos profesionales con mejor acreditación de Chile, y uno de los cinco mejores centros de formación técnica del total de 54 que se han sometido a este proceso en todo el país, lo que es fruto del trabajo sostenido, serio y responsable de muchos años, buscando asegurar la calidad de la formación que entregamos a nuestros estudiantes.

Esta buena posición también se refleja en el rol y participación que hemos tenido en las políticas públicas relacionadas con la educación superior. Encabezamos el Consejo de Rectores de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica Acreditados (Vertebral) -convocados por el Ministerio de Educación-, en su versión nacional y también en el capítulo de la Región del Biobío. Asimismo, hemos sido parte del Consejo Asesor de Formación Técnico Profesional y en la Comisión de Acceso a la Educación Superior Técnico Profesional, ambas instancias del Mineduc. También nos hemos sumado activamente al Programa IP-CFT 2030, impulsado por Corfo y Mineduc, iniciativa que busca promover la innovación dentro de la formación técnico-profesional, fortaleciendo así la vinculación de estas instituciones con los distintos sectores productivos.

Esta acreditación nos llena de orgullo y, gracias a ella, los egresados y estudiantes de Santo Tomás contarán con una nueva “carta de presentación” al momento de enfrentarse al mundo laboral. Son ahora respaldados por una institución que posee 5 años de acreditación, y que ha certificado la calidad de la formación que entrega a sus estudiantes, lo que, sin duda, les permitirá contar con mayores oportunidades de desarrollo profesional.

El próximo paso para nuestro Instituto Profesional es adscribirse a la gratuidad, permitiendo que se abran las puertas del futuro para cientos de jóvenes que aspiran a ingresar a la educación superior, y convertirse en profesionales y técnicos que aporten al desarrollo del país y ayuden a reducir el déficit que existe actualmente. En el caso de los técnicos, según las estimaciones de la Sofofa, 600 mil.

De esta manera, tal como ha sido a lo largo de sus casi 30 años de presencia en la Región, el Instituto Profesional Santo Tomás continuará destacando en la formación de los profesionales y técnicos que Biobío requiere para sus áreas productivas y de desarrollo. En este sentido, los 5 años de acreditación brindan un nuevo impulso el fortalecimiento de la institución, que seguirá ofreciendo una oferta académica pertinente y de calidad, siempre con un énfasis especial en ayudar a sus alumnos a compatibilizar el trabajo y los estudios a través de sus carreras en jornadas tanto diurnas como vespertinas. Con esto, Santo Tomás consolida su sello de ser una respuesta de calidad reconocida a la creciente necesidad de formación de nuestra comunidad regional.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial de Revista NOS.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES