Alcalde Leonidas Romero Sáez: "El dueño de casa soy yo y no necesito coordinadores"

Desde el día cero empezó a ordenar Coronel y ahora va por las patentes impagas que representan una fuga de sumas millonarias; le preocupa que Puerto de Coronel eche mano a despidos posterremoto si no entra en construcción un nuevo puente sobre el Bíobío para recibir carga, y confía en que pronto tendrá el cheque por $5 mil millones para levantar su comuna. En esta entrevista, Leonidas Romero Sáez asegura que en dos ocasiones ya rechazó una maleta de dinero para “seguir haciendo negocios” con la Municipalidad.

Lromero-4De chincol a jote disparó esta vez el alcalde de Coronel, Leonidas Romero Sáez, aburrido -y dolido, como está- de que la intendenta Jacqueline van Rysselberghe, de igual signo político, le desconozca su autoridad y le haya nombrado un “coordinador” de terreno para agilizar soluciones posterremoto.
Y su incomodidad -bien diplomático, primero- la representa así: “Fui alcalde en el último período de la Presidenta Bachelet, cuando en la Región eran intendente y gobernador Jaime Tohá y Eric Aedo, respectivamente. De ambos, sólo puedo decir que son unos caballeros, que me respetaron como alcalde aún teniendo diferencias políticas. El intendente me informaba con 48 horas de anticipación su visita, me pedía que lo acompañara y me daba a conocer los motivos. Nunca nombró a un tercero ni cosa que se parezca. La señora intendenta, tan de la Alianza como yo, designada por el Presidente Piñera por el cual trabajé para que fuera electo, llega sin informarme o sólo cuando ya está (aquí), con gran despliegue de comitiva.
Implícitamente, se refiere a Jaime Acosta. Hace dos meses supo de su existencia y atribuciones. El día de esta entrevista, Romero volvía del cerro Merquin. Su molestia era notoria. Fue a poner en servicio contenedores y energía eléctrica que el Gobierno coordinó con la Compañía General de Electricidad y no halló a ningún dirigente. Habían viajado a Santiago invitados por el coordinador, según se enteró por vecinos. “Ni siquiera me llamaron por teléfono para informarme”.
-¿Sospecha una razón de fondo? ¿Ha pedido aclarar el punto con la señora intendenta?
– Nos hemos reunido una vez. De hecho, hace dos meses, el alcalde de Hualpén, Marcelo Rivera, y de Talcahuano, Gastón Saavedra, me llamaron; nos reunimos un sábado en la noche en Coronel y me dieron a conocer su malestar por situaciones similares que les estaban pasando a ellos. Me pidieron que los acompañara a Santiago, a conversar con el Presidente. Me resté a eso, pienso que no era saludable pasar a llevar a la intendenta, y decidí gestionar una entrevista con ella donde estuviesen otros alcaldes. Nos recibió, nos comprometimos a respetar nuestras investiduras, fumamos la pipa de la paz, hicimos un acuerdo y no ha cumplido. Nombró a un señor y, por supuesto, estoy en desacuerdo porque el dueño de casa soy yo.
-Desde afuera se ve que lo están pasando a llevar ¿Por qué entraron en fricción? ¿Cuál es la lectura que usted hace de esto?
-Ella está actuando conmigo y otros alcaldes de la misma manera que, se quejaba, lo hacían con ella. Si viniera del mundo privado y no conociera el mecanismo, lo aceptaría, pero ella conoce el mundo municipal. No entiendo por eso su forma de actuar, de relacionarse o será porque soy un alcalde atípico, el primer alcalde díscolo de la Alianza, como me han declarado. ¿Será porque no le rindo pleitesía a nadie? Políticamente, no le debo nada a nadie; sí me debo a las personas que creyeron en mí. Hoy, creo, que se está equivocando el camino y lo lamento por el Presidente. Estas actitudes lo perjudican a él y al país.
Hace notar que en una visita a Coronel, Jacqueline van Rysselberghe comprometió informes del Servicio Nacional de Geología y Minas y del Idiem en 15 días respecto del estado de las casas de Camilo Olavarría, la Colonia, Lo Rojas, Gabriela Mistral y Mártires del Carbón antes de proceder a la erradicación. Han pasado dos meses y la gente reclama soluciones: “Eso me molesta, yo creo que estamos equivocando el camino”.
– ¿Usted siente que el gobierno regional y central le están retirando su confianza?
-Tengo la confianza del Presidente desde el momento que llegó a Coronel con todos sus ministros, pero no tengo el respaldo claro y concreto de la autoridad regional.

Puerto, empleo y pesca

El último informe del INE sitúa a Coronel con una tasa alta de desempleo en el último trimestre, y al alcalde le preocupa que si no se restablece la conectividad, el Puerto de Coronel concrete despidos, como le anticipó el Gerente General, Javier Andwanter.
“Tienen una planilla mensual de $200 millones y muy cerca de llegar a cero en su movimiento, no tienen cómo hacer llegar y salir la carga en forma fluida y rápida; si no se construye el puente Chacabuco (proyecto en licitación) este año, la verdad es que se nos viene muy pesado. Habría despidos”.
En materia de empleo, bajo la tuición del Cuerpo Militar, 1.350 personas están trabajando en la comuna por dos meses: de ese número, 200 empleos con posibilidades de aumentar a 250, están en la Isla Santa María (limpieza de jibias, cementerio dañado, habilitación de mediaguas). Ganan el sueldo mínimo, y lo más probable es que el programa se extienda por dos meses más. Del programa, el 80% son mujeres. “Estoy absorbiendo la crisis de la pesca a través de esta figura (ex trabajadoras) también. Las pesqueras están trabajando, pero resultaron dañadas por el terremoto. Tenemos serios problemas con la curva de pesca, aunque en la primera semana de junio logré una cuota de 4 mil 500 toneladas para que sobrevivan en la isla Santa María. Los isleños no tienen cuota de pesca ni área de manejo. Un iluminado de Santiago hizo la distribución sin ver quiénes eran los más afectados”.
El ahora “díscolo” de la Alianza, como dice lo bautizaron, necesita $5 mil millones para poner de pie a Coronel tras el terremoto y así lo hizo saber al nivel central. Necesita 1.500 mediaguas y hay mil con sus correspondientes conexiones de servicios básicos de agua, luz y alcantarillado y las escuelas han mejorado. Espera que pronto puedan construir el muelle artesanal de Lo Rojas y otro en la isla Santa María, y atender a las 8 mil familias que registran daños en sus viviendas, amén de pavimentos.
“Después de Talcahuano, Coronel (120 mil habitantes) es la segunda comuna más afectada. Hay mucho por hacer y todo se hace con dinero. Nos endeudamos en $300 millones para retirar escombros. Al tercer día posterremoto repartimos agua y retiramos basuras. Son grandes costos que el municipio no tiene. El Ministerio del Interior nos está devolviendo de a poco”.
El alcalde enaltece a la empresa -“fueron solidarias y las primeras en llegar con ayuda”- a Bomberos, PDI, Carabineros y Armada, pero dice que de sus funcionarios municipales, sólo un grupo pequeño se puso la camiseta; otros, por causa justificada no llegaron y los más no lo hicieron por comodidad. “Cuando distribuíamos alimentos, encontramos a algunos lavando el auto o viendo TV. Era obligación de ellos estar al lado de su alcalde. ¿Sanción? Sólo moral. Hay algo que no se compra ni se aprende con sumario o sin sumario. Solidarizaron más con su antiguo jefe que ni siquiera estaba en la comuna”.
-¿Pide más respeto por haber desbancado al cacique Carvajal?
-Sí, y lo hice sin apoyos porque nadie creía en mí. No le debo un peso a ningún político ni a ningún empresario. Por la voluntad de Dios llegué a este cargo. “La Tercera” me considera uno de los alcaldes mejor evaluados posterremoto, y creo, entonces, que valió la pena seguir de largo después del sismo. Desde las cuatro de la mañana del 27-F no he parado ni arranqué. Había que quedarse y tomar decisiones. Mis padres me llamaban, que estaba loco o que no podía hacer el papel de héroe, me decían. No tenía miedo. Dios nos tiene un día y una hora reservada. Soy cristiano y todos los días al levantarme, doblo mi rodilla, doy gracias a Dios por un nuevo día. Nunca ando solo, siempre me acompaña alguien más poderoso y sabio que no me pide ni cobra nada. Solamente me acompaña, me ayuda y me protege.

Droga, patentes y sobornos

El “candado a la puerta giratoria” o el control a la droga y a la delincuencia, uno de los ejes programáticos del nuevo Gobierno, tiene contento a la gente, dice el alcalde. A él, no le importa que le digan feo o que desconoce ciertos temas, pero no pueden decirle que sea flojo o corrupto ni drogadicto ni borracho. “A nadie le he aceptado poner precio a mis decisiones. Ni mil pesos he aceptado nunca”.
– Usted acaba de destacar uno de los ejes programáticos del Presidente: fin a la droga. Coronel ha estado vinculado al tema según estudios del Conace, pero también, por el caso Matute. La Revista NOS ha publicado que hay una misma mano entre esa muerte, el cártel de carbón y la muerte del cabo Marco Martínez. Casi todas las indagaciones apuntan a su comuna. ¿Qué dice usted o qué ha hecho para poner freno a esto?
-Desgraciadamente tiene razón y desgraciadamente no es un tema actual. Hace mucho tiempo que Coronel hace noticia por la cantidad de droga que circula. Manuel “Mañungo” Hernández y otros existen. Un botón de muestra: en plena campaña municipal, un día a las 17 horas, sorprendí a un grupo de 5 ó 6 niños de 14 a 15 años fumando marihuana. Hablé con los dirigentes y me indicaron una casa. ¿Por qué no denuncia? les dije. Porque trabajan en la campaña de un candidato a alcalde, que tiene mucho poder, contestaron.
Hace un par de días una vecina me llamó para decirme que en su población de lunes a lunes y de sol a sol venden droga. Me dieron patentes de vehículos que son clientes habituales, nombres de vendedores y proveedores. Todo lo entregué a la PDI y a Carabineros. Hemos desbaratado algunas bandas, pero es muy complejo el tema.
Cuando a uno le informan que autoridades y otros que fueron autoridades estaban ligados, que protegían a vendedores es grave, muchos delitos quedan en la impunidad.
Y prosigue: Hace poco falleció un conocidísimo personaje reconocido como traficante y consumidor. Murió en circunstancias muy extrañas, algunos dicen que por quitada de droga, pasada de cuenta y otros que jugando a la ruleta rusa. El funeral fue encabezado por dos altas autoridades de la comuna. ¿Cuál es el mensaje para la gente? No podemos denunciar porque están protegidos y ¿cuál es el mensaje para el delincuente?, sigamos trabajando porque contamos con el respaldo de las autoridades. Es un mensaje nefasto para la gente de bien. Debemos ponernos de pie y decir no más droga en Coronel, no quiero que mis hijos sean contaminados con esta lacra. Ellos matan, contaminan, enferman a mucha gente. Tenemos que ponernos de pie y este alcalde está dispuesto a eso.
-Deduzco de sus palabras que usted se refiere al ex alcalde René Carvajal y a su esposa, la diputada Clemira Pacheco. ¿De qué manera protegía a traficantes?
-Repito lo que dice la comunidad: que uno de ellos participaba activamente en la campaña de uno de los candidatos a alcalde, y cuando fallece, su funeral lo encabezan autoridades en ejercicio. Cuando veo a algunas empresarios que transitaban con camiones de alto tonelaje por el centro de la comuna sin ningún permiso, cuando rellenaban humedales, cuando sacaban cantidades enormes de tierra y las depositaban en otro sitio sin autorización o tratamiento y colapsó la vía férrea, cuando dueños de restaurantes evacuaban aguas servidas sin ningún tratamiento al mar y nadie los multaba, cuando algunos todavía se creen dueños de la comuna y mantienen patentes impagas por años mientras al pequeño comerciante se le obligaba a pagar todo, a cumplir con la ley, algo extraño pasaba.
No estoy diciendo que los protegían, pero algo extraño pasaba. No es normal, no es sano ni bueno que alguien esté mucho tiempo en el poder. Hay personas que están “endiosadas”. Lo estuvieron ayer y otras lo están hoy día. No toman conciencia que fueron elegidas por voto popular, por voluntad de Dios o designadas por el Presidente. No somos dioses, apenas unos gusanos. Dios nos da un pequeño apretón y nos damos cuenta cuán débiles somos.
– Usted asegura que nunca recibió un peso a nadie ¿Han intentado extorsionarlo? ¿Puede decir quienes y por qué?
-Desde que soy alcalde he recibido a dos señores que han llegado con mucha plata en bolsos. Uno me dijo que la torta alcanzaba para todos y que la guinda, me la comiera yo. Llamé a varios de mis directores y pregunté: ¿saben ustedes lo que tiene ese bolso y lo que quiere ese señor? Comprarme. Retírese, le dije, y le hice ver que la próxima lo mandaría preso. El día que le reciba mil pesos a alguien, soné.
-¿Es un empresario de la Concertación?
-Es un señor que en los 10 ó 12 últimos años se ha adjudicado todo en Coronel, y todo lo que se adjudicó, hoy está en el suelo; le pagaban con creces lo que hacía. Empecé a revisar su caso y encontré boletas y facturas falsas. Llegó con este bolsito para convencerme de seguir haciendo negocios con el municipio.
-¿Las cosas han empezado a cambiar en Coronel?
-Así es: no acepto corruptos ni flojos independientemente del color político que sean.
-¿Y qué pasó con las patentes impagas?
-Tenemos un presupuesto municipal de $11 mil millones y 1.700 patentes industriales, de alcoholes y profesionales. Un 12% están impagas por montos de entre 500 y 600 mil pesos anuales. Ya pedí el listado de patentes morosas y estoy en conversaciones con un estudio jurídico para su cobranza judicial. Tengo la obligación política, ética y moral de exigir el pago de esos recursos municipales. Estamos hablando de muchos millones de pesos, pero nos habíamos acostumbrados a decir: “si no pago la patente, usted me va a clausurar y voy a dejar a 20 ó 30 personas cesantes”. No me pueden chantajear, porque están ganando. Le están pagando al personal porque los necesitan, no es un favor que me están haciendo a mí o a la comuna. No es bueno tener 20 cesantes más, pero no les voy a permitir que sigan lucrando a costa de esas personas.

Diputada Clemira Pacheco: “Nunca estuve en el funeral del Polaco”

La diputada Clemira Pacheco Rivas reaccionó a los dichos del alcalde Romero y aclaró que no asistió al funeral de “el polaco”, cuyo deceso ocurrió en 2007. “No fui porque estaba en Valparaíso”, pero sí concurrió a dar el pésame a la mamá y a sus hermanos a la iglesia evangélica donde era velado, en el cerro Merquin.
Explicó que ella conoció a la madre del difunto, una mujer de mucho esfuerzo, que sacó adelante a sus hijos y que por esa razón la Municipalidad la apoyó. “El polaco” era deportista y un “gato”, o sea, se trepaba a los camiones de empresas pesqueras para hurtar pescado.
“Ni yo ni René, cuando fue alcalde de Coronel, discriminamos a las personas ni les consultamos sobre su filiación religiosa o política, sus actividades personales o su condición sexual. Es parte de la tarea de quien detenta un cargo: escuchar”, precisó.
La parlamentaria estimó que el alcalde Romero incurre en “insinuaciones mal intencionadas” y le sugirió esforzarse más para solucionar los graves problemas de la comuna.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES