Alineados con el emprendimiento

Formulación y evaluación de proyectos; modelación y simulación de sistemas productivos; gestión de recursos y procesos para generar servicios y bienes; y emprendimiento y gestión de la innovación son los cuatro ámbitos que definió el departamento de Ingeniería Industrial para los estudiantes que ingresen a esta carrera en la Universidad del Bío-Bío.

Franklin Roa Roa, Jane Aguilera Arismendi e Iván Santelices Malfanti, Jefe de Carrera Ingeniería Civil Industrial UBB.
Uno de los ámbitos del perfil de egreso, definido por el departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad del Bío-Bío para los titulados de su carrera, esta orientado hacia el emprendimiento, la innovación y la gestión de empresas. Prueba de ello son las experiencias de Jane Aguilera y Franklin Roa, ambos ingenieros civiles industriales y emprendedores que han formado sus propias empresas.
Iván Santelices Malfanti, Jefe de Carrera, explica que la nueva malla curricular de la carrera viene a reconocer una realidad que ya se palpaba entre los egresados de la carrera: “Nuestros estudiantes siempre han estado preparados para emprender, para generar empleo, también para poder gestionar una empresa en funcionamiento y administrar el recurso humano”, señala. Agrega que el hecho de que los estudiantes provengan de un espectro más amplio de realidades les permite estar mejor preparados para enfrentar la realidad del mundo del trabajo o generar emprendimientos. Así lo demuestra -recalca- la excelente recepción que tienen en las empresas las prácticas profesionales de sus alumnos. “Nuestra preocupación es darles una sólida formación en el nivel profesional, además proporcionarles una excelente preparación en competencias blandas o transversales, incluidas asignaturas que refuerzan la expresión oral y escrita, a través de materias electivas y charlas, porque sabemos que es muy importante poder expresar y transmitir el conocimiento”, afirma el académico. Un equipo de diecisiete académicos jornada completa es el encargado de entregar los conocimientos y las competencias a los nuevos profesionales, además de guiarles y alentarles en sus proyectos e iniciativas. “La mayoría de nuestros docentes cuentan con postgrados, sean estos magíster o doctorados en áreas como producción, organización, economía, gestión, logística, innovación, entre otras. Con el apoyo de numerosos profesores de otras unidades, el trabajo académico se completa con la tarea de la investigación que nos permite, entre otras cosas, editar en forma periódica una revista donde se publican los trabajos de nuestros docentes y de académicos de otras universidades con las que mantenemos un intercambio permanente”, acota.
Jane Aguilera Arismendi , de 28 años, titulada el 2009, es uno de los ejemplos del espíritu emprendedor de los titulados de Ingeniería Civil Industrial de esta casa de estudios superiores. La ingeniero cuenta que desde pequeña tuvo la inquietud por formar una empresa propia, pero tras ingresar a la carrera el impulso que la guiaba quedó relegado y sus esfuerzos se centraron en la consecución de buenas calificaciones. Agrega que sus prácticas profesionales en Huachipato y en Arauco fueron excelentes, gracias a la sólida formación recibida. “Cuando me titulé me puse a buscar trabajo durante un tiempo, pero como no encontré y quería solventar mis gastos, comencé a ver la manera de iniciar un negocio propio. Así nace Pizarras Plumón y Arismendi Ingeniería y Proyectos”, comenta. Dice que al comienzo todo fue aprendizaje, pero hoy ya está en etapa de consolidación y viendo la manera de crecer y de patentar algunas de sus creaciones. “Tenemos 60 productos que comercializamos en todo el país, aunque los mayores clientes se encuentran en Santiago y empleo a 5 personas”, añade.
Franklin Roa Roa, también de 28 años y titulado el 2009, recuerda que durante todos los años de estudio tuvo la inquietud de crear algún negocio y para ello, en muchas oportunidades recurrió a sus profesores para buscar consejo para concretar sus ideas. “Valoro mucho la disposición de los docentes que siempre tuvieron sus puertas abiertas para recibirme, a mí o a quien se les acercara a preguntar. Yo conservo un cuaderno donde apuntaba todo lo que me decían y cómo me orientaban de manera muy generosa”, afirma. “Creo que esas conversaciones mantuvieron vivo mi espíritu y son en gran manera responsables que hoy yo sea el sostenedor del primer y único colegio particular subvencionado en Quillón y de una empresa constructora”, agrega.
Ambos coinciden en que la calidad humana de los profesores y de todos los trabajadores de la UBB marca una gran diferencia respecto de otras universidades donde se imparte la carrera de Ingeniería Civil Industrial en la zona. “Esta es una universidad relativamente pequeña, donde uno conoce a todos y los profesores se dan el tiempo para aclarar las dudas y atender a los alumnos y eso es muy valorable”, señala Jane Aguilera. Por su parte, Franklin Roa apunta que otra de las fortalezas del departamento y de la carrera en particular es la diversidad, que permite generar una gran flexibilidad en los alumnos. “Uno con lo que vive y aprende en esta universidad y en la carrera, puede desempeñarse de igual manera como empleado o como empleador, además de tener la capacidad de relacionarse con los distintos estamentos de una empresa. En un momento puedo estar tratando con un jornal y más tarde con un gerente o directivo y no tenemos problemas para adaptarnos”, finaliza.
Claudia Bañados, directora del Departamento. Indica que este nuevo enfoque también se considerará en la carrera de Ingeniería Civil Industrial, modalidad Continuación de Estudios en horario vespertino, y en el Magíster en Ingeniería Industrial, programas que actualmente se encuentran en proceso de postulación de estudiantes para la versión 2012.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES