Aniversario de INACAP Concepción-Talcahuano, 45 años formando a los profesionales que la Región del Biobío necesita

Autoridades, empleadores y ex alumnos destacan metodología del Aprender Haciendo, formación integral de los profesionales y posicionamiento de los titulados en el mundo laboral.


Finalizaba la década de los sesenta en la intercomuna Concepción-Talcahuano y en Avenida Las Golondrinas nacía la sede regional del Instituto Nacional de Capacitación Profesional, proyecto gubernamental que buscaba entregar calificación a los trabajadores de la región y el país. Casi 10 años después, en 1981, INACAP comienza a entregar títulos técnicos de nivel superior y profesionales, para en 1985 declarar su autonomía como institución de educación.
El 2004, tras 35 años de trayectoria en la Región del Biobío, abre sus puertas la nueva sede INACAP Concepción-Talcahuano, un moderno edificio de 16 mil metros cuadrados, espacio donde se han consolidado 45 años de crecimiento en programas de estudios, en infraestructura, logros académicos, alumnos (que suman 8.400 al 2012) y colaboradores, pero, por sobre todo, implica la concreción de un sistema integrado de educación y una metodología de enseñanza única, innovadora y diferenciadora: el Aprender Haciendo.
Para el Vicerrector de INACAP Concepción-Talcahuano, Andrés López Avaria, el sistema utilizado tiene una doble connotación. “Por una parte, tenemos el acercamiento de nuestros alumnos al mundo laboral a través de los talleres y realización de actividades, donde se incorpora el modelo de enseñanza-aprendizaje. Es aquí donde los docentes cumplen un rol fundamental, ya que deben tener la capacidad de transmitir de forma práctica los conceptos entregados en el aula. Por otra, el Aprender Haciendo posee un carácter de formación personal del alumno, en que éste adquiere determinadas competencias y habilidades que le permitirán desempeñarse de forma óptima como profesional”.
Esta metodología es la que destaca la ex alumna de Trabajo Social, Jacqueline Saavedra, quien desde el 2010 es jefe de oficina de Fondo Esperanza en Concepción. Para ella el Aprender Haciendo “es una realidad muy tangible. Desde el comienzo los jóvenes se enfrentan al mundo laboral, lo que desemboca en profesionales proactivos, maduros y con todas las competencias para desempeñarse correctamente”.
En su rol de empleadora, Jacqueline Saavedra confía plenamente en la formación de INACAP. “La percepción que tengo de los practicantes y ex alumnos es muy completa. A diferencia de otros estudiantes y titulados, los inacapinos se distinguen por su faceta emprendedora y colaborativa”.

Vinculados al sector productivo

Los docentes y directivos de INACAP Concepción-Talcahuano poseen un estrecho vínculo con organizaciones públicas y privadas, contacto laboral que se traspasa a los alumnos desde el inicio de sus carreras, permitiendo una rápida inserción al mundo del trabajo. Lo anterior se complementa con la labor que diversas áreas realizan de forma mancomunada en beneficio de determinados sectores productivos.
“Es el Caso del Fondo de Innovación para la Competitividad, adjudicado por el Gobierno Regional del Bíobío a la sede, para realizar transferencia tecnológica desde las áreas de Mecánica y Electricidad y Electrónica, hacia Pymes de la industria maderera. Docentes y alumnos trabajan directamente con distintas plantas en la modalidad de pasantías y asesorías, lo que se convierte en experiencia inigualable para los estudiantes. Este proyecto se suma a los esfuerzos que realiza el área académica por mantener una relación cercana con centros de práctica, lo que se materializa en convenios de cooperación”, comenta el Vicerrector.
Es la experiencia traspasada por los profesores y las vivencias de los propios alumnos, la que permite que los profesionales de INACAP estén preparados para enfrentar distintos desafíos laborales. En palabras de la directora comercial de la agencia Diseño en Paralelo, Daniela Hernández, “los titulados de Diseño de INACAP salen listos para trabajar, demostrando un nivel de superación y compromiso notable. Considero que la marca INACAP es un respaldo, en general, para todos los alumnos de la sede”, señala.

Programas de estudios actualizados

Contar con planes de estudios pertinentes a los requerimientos reales del mundo laboral, es una ventaja a la hora de enfrentar el proceso de búsqueda de trabajo. Esto se logra gracias a apropiadas actualizaciones de mallas curriculares, programas que hasta la fecha han capturado la atención de 23 centros de educación técnico profesional y científicos humanistas que ya han firmado convenios de colaboración, los que comprometen análisis de continuación de estudios.
Uno de los acuerdos firmados este año es el establecido con la Corporación de Estudios de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción, el que involucra a cerca de 5 mil secundarios de los establecimientos tutelados por el organismo.
Sobre el modelo INACAP, el presidente ejecutivo de esa corporación, Alberto Gyhra, tiene una opinión clara. “El trabajo educacional que realiza es enorme y bajo ese respaldo es que nos comprometimos en este acuerdo que le dará la posibilidad a jóvenes de continuar mejorando su nivel de estudios y de vida. Estamos contentos y orgullosos de tener este fuerte vínculo con INACAP”.
“Los esfuerzos que hacemos en materia de vinculación con el sector productivo por parte de nuestros docentes, se traducen en que el modelo de empleabilidad sea exitoso y que tengamos tasas muy satisfactorias de ocupación de nuestros titulados”, puntualiza Andrés López Avaria.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES