Aporte de las universidades en la internacionalización de la Región

Sandra Ibáñez Hinojosa Directora de Postgrados y Desarrollo Profesional Universidad San Sebastián.

La Región del Biobío es reconocida por sus actividades económicas: forestal, pesquera, agrícola, industrial, manufacturera y de servicios. Según el Boletín de Exportaciones Regionales, los servicios presentaron un mayor crecimiento porcentual en los últimos años (INE, 2017).

En complemento, los servicios educacionales cobran cada vez mayor importancia. Biobío alberga al 12,8 % de estudiantes de pregrado del país y al 10 % de los estudiantes de postgrado (SIES, 2017).

Así también, la internacionalización de la Región se ha convertido en un proyecto prioritario, y es aquí donde las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica, junto a los establecimientos de enseñanza básica y media, juegan un rol primordial, pues deben responder a las necesidades de especialización de los habitantes para que se sumen, con capacidad técnica, a los desafíos regionales y a la tendencia global.

La oferta académica de las casas de estudios debe apuntar a las necesidades de los profesionales del territorio y a la planificación estratégica de desarrollo regional. De esta forma, seremos un aporte al capital humano del Biobío, acercándonos al cumplimiento de los objetivos que nos llevarán al pleno desarrollo.

Hoy, las instituciones que ofrecemos programas de postgrado estamos actuando en solitario. Sería relevante iniciar un trabajo conjunto entre las universidades, para lograr que las necesidades individuales y grupales de nuestros habitantes se vean resueltas, con el fin de mejorar la productividad de la Región, y lograr descentralizar e internacionalizar no sólo las materias primas, sino también agregar valor a nuestros productos y servicios.

Las universidades aportan al cumplimiento de las estrategias de desarrollo regional al promover la formación de los habitantes pero, además, han generado instancias de trabajo colaborativo, en que la investigación, la educación continua y el diseño de carreras afines al sueño de Región tienen un rol fundamental.

Cabe mencionar que las personas que buscan internacionalizar sus emprendimientos tienen un perfil distinto al del estudiante tradicional, ya que enfrentan problemas a medida que crecen o intentan internacionalizarse. Por lo anterior, las modalidades tradicionales de formación requieren ser evaluadas y transformadas, de forma que se adecuen a sus necesidades.

Es necesario promover la mirada interdisciplinar que debe poseer la internacionalización. En los cuerpos académicos y en las instituciones hay que considerar que esta meta no sólo involucra disciplinas económicas. Se necesita saber idiomas, gestión, comprender la cultura, entre otras áreas. Así, las instituciones de educación superior deben integrarse y complementar esfuerzos para formar capital humano avanzado con el fin de internacionalizar nuestra Región.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES