ARAUCO aprobó histórico proyecto de modernización y ampliación

Proyecto MAPA es la mayor inversión en la historia de la compañía. Estaría operativa durante el 2021 y durante su construcción permitirá generar más de 4 mil empleos en la fase de construcción, y se espera alcanzar más de mil plazas permanentes en la operación.

 

Cuando se conoció la aprobación del desarrollo de la Modernización y Ampliación de la Planta Arauco (MAPA), inmediatamente se comenzó a oír que este hito marcaba el regreso de los megaproyectos a Chile, algo que no admite discusión si se tienen en cuenta las cifras detrás de su ejecución, US$2.350 millones, la mayor inversión en la historia de la compañía.

Sin embargo, hubo otra variable que sumó puntos para que fuese considerada como una especie de motor revitalizador para la economía nacional. Algo que el propio Presidente Sebastián Piñera, durante su visita al vivero del Complejo Horcones en la comuna de Arauco -hasta donde llegó para conocer detalles del proyecto-, avaló al sostener que esta iniciativa era “un ejemplo para la tan necesaria creación de empleo en el país”.

Ello, porque esta inversión, que estaría operativa en el segundo trimestre del 2021, ofrecerá durante su etapa de construcción entre 4 mil y 5 mil empleos en promedio, llegando a un peak de 8 mil a mediados de 2020. 

Charles Kimber, Gerente de Asuntos Comerciales y Corporativos de Arauco.

Según informó recientemente la empresa, a fin de año se espera iniciar las primeras faenas de movimiento de tierras del proyecto MAPA, que contempla la modernización de la línea 2 de producción y la construcción de una tercera línea, cuya capacidad será de 1.560.000 toneladas anuales. Ambas unidades permitirán un aumento en la producción de celulosa del complejo que alcanzaría un total estimado de 2.100.000 toneladas anuales. Esta inversión posicionará a Arauco como uno de los más importantes productores de celulosa del mundo. 

Esta fase también considera la detención de la línea 1, con la que en enero de 1972 la planta de celulosa en Arauco inició sus operaciones. “A esta línea 1 le integramos una serie de mejoras durante los años, pero llegó el momento de cerrarla, pues es una planta pequeña, de tecnología más antigua, y el objetivo de MAPA es transformar estas instalaciones en una planta moderna, con tecnología del siglo XXI, que traerá aparejada no solamente mejoras en productividad, tamaño y eficiencia, sino que también mantendrá un exigente desempeño ambiental”, explica Charles Kimber, Gerente de Asuntos Comerciales y Corporativos de Arauco. 

-¿Qué tipo de acciones llevarán  a cabo para cautelar este último objetivo?    

“La base está en nuestro estudio de impacto ambiental, que fue aprobado por unanimidad en febrero de 2014. A través de este documento asumimos una serie de compromisos con respecto a los impactos ambientales que tiene una planta de celulosa de estas características. Por lo tanto, lo primero será garantizar un total apego a lo que está autorizado”, explica el ejecutivo.

Como parte de estas acciones, Kimber también menciona un nuevo sistema de tratamiento de efluentes, que tiene un 99 % de avance en su construcción y que significó una inversión adicional de 120 millones de dólares. “Este sistema entregará servicios a nuestras actuales instalaciones y a la futura línea 3”, agrega.

Otro de los argumentos de estas mejoras ambientales que introducirá MAPA, añade, es que permitirá seguir produciendo energía limpia y renovable. “Construiremos una nueva caldera de cogeneración eléctrica a partir de biomasa forestal que nos ayudará a producir nuestra propia energía, pero que también generará un excedente que podría llegar a 166 megawatts, que se entregará al Sistema Eléctrico Nacional”. 

 

Duplicará oferta de fibra corta

A través de su futura tercera línea, la planta Arauco duplicará la producción de celulosa de fibra corta, que es utilizada para dar mayor suavidad a los papeles, especialmente a los del segmento de tissue.

Arauco es un productor reconocido de celulosa de fibra larga -de pino- pero necesitaba responder a la demanda internacional por este otro tipo de celulosa. Actualmente, produce un millón de toneladas de celulosa de fibra corta, “con lo que no generábamos el volumen suficiente para abastecer los requerimientos de nuestros clientes. Ahora produciremos un millón 200 mil toneladas adicionales, lo que además posibilitará diversificar nuestros productos de celulosa”, señala Kimber. 

 

Relación con la comunidad: trabajo permanente

Durante su construcción, MAPA generará más de 4 mil empleos. Se espera alcanzar más de mil plazas permanentes en la operación.

Desde su génesis, MAPA consideró un programa de inversiones adicionales en beneficio de la comuna de Arauco, “a la que nos une una larga y estrecha relación”, sostiene el Gerente de Asuntos Comerciales y Corporativos de la empresa. Ellos se vieron materializados en la construcción del Campus Arauco, una iniciativa inédita de formación dual que la compañía ejecutó en conjunto con DUOC UC; el Centro Cultural Arauco, programas asociados al proceso de Consulta Indígena y el Plan de Vivienda Arauco, entre otras acciones y programas acordados con sus vecinos.     

-MAPA tuvo una larga historia, que no estuvo exenta de dificultades. ¿Cómo califica la relación que hoy tiene Arauco con sus comunidades vecinas?

“Para nosotros lo importante es generar relaciones que se vayan trabajando en el tiempo. Las demandas de todos nosotros como miembros activos de la sociedad van evolucionando y, por lo tanto, para la empresa es fundamental estar en contacto y en diálogo permanente con la comunidad. Hoy tenemos una buena relación, pero seguiremos trabajando para que ésta sea cada día mejor, se adapte a los requerimientos del siglo XXI y a los de las comunidades donde estamos insertos”, enfatizó Charles Kimber.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES