Artistas del Acero: Sólidos con la cultura

La Compañía Siderúrgica Huachipato S.A. tiene en la Corporación Cultural Artistas del Acero un importante vínculo con la comunidad. Además de apoyar a los creadores de la Región del Bío Bío es la encargada de realizar las acciones de responsabilidad social de la empresa.
Artistas del Acero es la Corporación Cultural de la Compañía Siderúrgica Huachipato S.A. Este año cumplió medio siglo de vida y lo celebró en grande al inaugurar su sede en Concepción. Por primera vez y después de cincuenta años, la institución tiene casa propia para recibir a la comunidad que busca en ella un espacio donde aprender, apreciar y difundir sus actividades artísticas y culturales. El nuevo edificio es al mismo tiempo el hogar corporativo de la entidad, pero sobre todo un hito de su trayectoria y de sus proyectos futuros.
Joel Pefaur, Presidente del Directorio, reconoce que este aniversario encuentra a la Corporación en un muy buen pie. “Es la consolidación de muchos años de trabajo. Estamos contentos porque ahora contamos con dependencias propias, cómodas y bien equipadas, lo que nos permitirá desarrollar nuestras actividades de mejor manera”, enfatiza.
Ubicado en O’Higgins 1255, tiene 1.200 metros, sistema de seguridad y climatización. Dispone de una sala de teatro, sala de exposiciones, cafetería y salas para los diferentes cursos y talleres, todas construidas con aislación acústica. Esta característica hace posible que cada clase se realice con independencia sin intervenir en la concentración o el desarrollo de otras actividades al interior de la sede.

Sentido cultural

“Artistas del Acero es un área fundamental de Huachipato”, reconoce Joel Pefaur. Y es que la entidad surgió a la par con la siderúrgica. De hecho, la historia de Artistas del Acero comenzó a fraguarse a partir del 5 de noviembre de 1958.
La institución nació como respuesta a la iniciativa de un grupo de trabajadores de la planta que organizó una exposición con creaciones artísticas hechas en su tiempo libre. Fue sólo cuestión de tiempo para que la instancia acogiera no sólo el talento de los trabajadores, sino también se abriera a la comunidad.
Un primer paso fue convertirse en un centro de aprendizaje de las artes. Rápidamente se integraron diversos talleres, entre ellos de escultura, cerámica y pintura. Más tarde, se incluyeron charlas académicas, conciertos y exposiciones en los barrios cercanos a la planta de Talcahuano.
Corría el año 1967 y Artistas del Acero se instaló en su primera sede ubicada al costado de la cascada del Parque Ecuador, donde recibió más de 200 alumnos. Luego, en 1990, la organización adquirió personalidad jurídica y se constituyó en Corporación Cultural. Hoy, son más de 40 cursos y cerca de mil los inscritos en clases relacionadas con las artes visuales, musicales, escénicas e integradas.
“Estamos orgullosos de lo que hemos conseguido en estos años”, comenta Pefaur. Agrega que este camino no ha sido fácil, pero “hemos sabido utilizar bien los pocos recursos que disponemos para construir una institución que hoy es reconocida tanto por su seriedad como por la calidad de las actividades que realiza”.
Su labor incluye el fomento a la creación y difusión de las artes así como conservar y difundir el patrimonio cultural. En este sentido, propicia el desarrollo de la cultura y pone un especial énfasis en su descentralización y lograr cada vez más una mayor participación de la comunidad.
Basta un vistazo a su trayectoria para advertir que sus objetivos los ha cumplido. Y es que Artistas del Acero tiene y ha tenido como profesores a reconocidos artistas nacionales. Entre ellos destaca Patricia Chavarría, Premio Nacional de Folklore 2005, Premio Nacional de Investigación Folklórica, Premio Municipal de Concepción (1998) y Premio Municipal de Arte, Santiago (2002). Junto a ella están los Premios Municipales de Arte Eugenio Brito (1961), Eduardo Meissner (1965), Iván Contreras (1971), Albino Echeverría (1978) y Enrique Ordóñez (1980), entre otros.

Socialmente responsable

Todos los años, Artistas del Acero dispone de diversos cursos y talleres a los que no sólo pueden inscribirse los trabajadores de la compañía y sus familias, sino que están abiertos a toda la comunidad. Y si bien la Corporación es eminentemente cultural, lo cierto es que es una instancia que ha permitido a la empresa vincularse con la sociedad.
“Desde que surgió Artistas del Acero que somos una organización socialmente responsable”, reconoce Joel Pefaur. Agrega que “antes que este concepto estuviera presente en las compañías, nosotros ya realizábamos actividades dirigidas a nuestros vecinos, especialmente para que los niños de sectores vulnerables tuvieran más acceso a la cultura y a las artes”, puntualiza.
En este esfuerzo surge una serie de actividades inspiradas en la responsabilidad social empresarial. Es así como Artistas del Acero creó ACERARTE, un programa dirigido a la comunidad y que está concebido como un aporte a la celebración del Bicentenario.
A través de él, Artistas del Acero busca hacer un aporte a la descentralización de la cultura, toda vez que promueve el desarrollo de proyectos de calidad en las manos de gestores y creadores locales. Se compone de múltiples actividades, entre ellas las orientadas al público infantil, a la comunidad adulta y en general a todos quienes aprecian el arte o buscan familiarizarse con él.

Arte para niños

Como una forma de manifestar su responsabilidad social, Artistas del Acero desarrolla un programa especialmente dirigido a los niños de las poblaciones Libertad y Gaete de Talcahuano y de algunos barrios vulnerables de San Pedro de la Paz. La iniciativa consiste en llevar el arte a estos sectores. Es así como las propias escuelas han servido de escenario de obras de teatro, danza y folclore. Además, los jóvenes han podido participar de cursos y talleres de arte musical y plástica.
“Este programa se viene desarrollando hace más de 4 años y todos los traslados y la organización de cada evento es financiado por el programa”, explica Pefaur.

Cultura para todos

Artistas del Acero también está concebida como una instancia de participación cultural para toda la familia. Es así que creó los llamados Sábados Entretenidos, un encuentro constante entre el arte y el público de Talcahuano.
Consiste en brindar en forma gratuita espectáculos que se realizan desde abril a diciembre de cada año. Para ello, la Corporación apoyó el proyecto municipal que permitió la remodelación del ex mercado de Higueras en sala cultural cuyo escenario es el epicentro de estas actividades.
Además del fomento del arte, Artistas del Acero también promueve el aprecio al patrimonio cultural. En este sentido, apoyó a la investigadora Patricia Chavaría, quien por años reunió un archivo de cultura tradicional. Hoy, su trabajo es una verdadera base de datos y un centro de consulta único en el sur de Chile. Dispone de fotografías, documentos, grabaciones y material audiovisual a los que se suman publicaciones de investigaciones relacionadas con el folclore local.
“Nos interesó mucho este proyecto. Buscamos el apoyo del Gobierno Regional para en conjunto desarrollar varias actividades, incluso recitales, exposiciones, charlas y la edición de un disco con compilaciones de temas campesinos”, puntualiza el presidente de la Corporación.
Al interior de la planta de Huachipato también se vive el arte. Artistas del Acero dispone de una galería de exposiciones plásticas en el hall del Casino. Destacados pintores, escultores y ceramistas de la Región cuentan con un espacio de difusión que a la vez sirve como una instancia para acercar el arte a los trabajadores.

Alianzas estratégicas

Como se trata de un amplio quehacer en torno a la responsabilidad social de la empresa vinculada al arte y la cultura, la Corporación decidió asociarse con diferentes estamentos para potenciar sus objetivos. Es así que Artistas del Acero cuenta con alianzas estratégicas con la Corporación Cultural de la Universidad de Concepción (Corcudec), la productora Gestión Urbana, el Centro Cultural Alianza Francesa y la Biblioteca Viva del Mall Plaza Trébol.
“Con estas alianzas buscamos ampliar nuestro campo de acción de tal manera de lograr nuestro objetivo, que no es otro que acercar el arte y la cultura a la comunidad”, explica Pefaur. Es así como Artistas del Acero ha estado involucrado en las producciones de ópera que lleva a cabo la Corcudec, en la Feria de Artes Visuales y Espacios Públicos que organiza Gestión Urbana, entre otros eventos.
Y es que Artistas del Acero no escatima esfuerzos cuando se trata de cumplir con el compromiso que le dio vida hace ya 50 años y que apunta a servir de motor que impulsa la creación y el aprecio por la cultura y el arte de calidad y, al mismo tiempo, ser un vínculo que estreche sus vínculos con la comunidad.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES