Autoridades al por mayor

SONY DSC
Por Mario Ríos Santander.

La ley 20.840, que establece la nueva representación parlamentaria y los nuevos distritos electorales en la Región del Biobío, trae sorpresas, y algunas que generarán debate.

Hasta hoy nuestra Región tenía 14 diputados y cuatro senadores. Lo nuevo: aumenta a 18 diputados y a cinco senadores. Lo curioso: la distribución territorial de distritos. Por una parte se consideran las provincias existentes, con algunos cambios, pero en el caso de Arauco, simplemente se lo endosaron a Biobío, manteniendo Lota (comuna de Concepción), asignada a Arauco y Biobío. Por lo tanto, para los legisladores, las provincias de Concepción, Ñuble y Biobío tienen personalidad suficiente para contar con representación parlamentaria propia, pero Arauco no. ¿La razón? Misterio. Los más suspicaces señalan que la única forma de que los comunistas obtuvieran un parlamentario era sumando Biobío y Arauco.

¿Y que opinión tendrá el Gobierno Regional sobre esta nueva distribución que organizaron en Santiago y Valparaíso? Otro misterio más. En realidad nuestro Consejo Regional ha vivido en silencio desde que asumieran sus funciones. Salvo una huelga extraña manifestada en el principio, el resto ha sido trabajo para conseguir platas para veredas y otras obras de características municipales. Para lo trascendente se quedan callados.

Vista la nueva estructura política, en la Región contaremos con un verdadero regimiento de autoridades: 334 concejales, 54 alcaldes, 28 consejeros regionales, 18 diputados y cinco senadores. Total: 439 personas con “carnet rompe fila”, que representan un costo en las remuneraciones o dietas de $ 870.800.000 mensuales, en el año $ 10. 449.600.000. A eso debemos agregar las otras autoridades del Ejecutivo: intendente, secretarios regionales ministeriales y directores regionales. No conocemos sus remuneraciones pero las imaginamos altas. Y sumar el gasto de administración, vehículos, secretarias, jefes de gabinete, (que son los que más han proliferado. En La Cisterna recibí una tarjeta que decía Jefe de Gabinete del Concejal….). Bueno, la suma de mantener la democracia y la administración del territorio es de tal magnitud que esperamos obtener buenos resultados.

El problema es que cuando preguntamos por el Plan de Desarrollo Regional no lo encontramos, y cuando se discute el Presupuesto Nacional, los parlamentarios no reciben instrucción alguna para sus votaciones en Valparaíso; tampoco se ha hecho efectiva la ley para traspasar potestades del nivel nacional, ni menos se ha estudiado la alternativa de poner en práctica el artículo 19 N° 20 de la Constitución que permite “aplicar” tributos para administración regional o comunal.

Pero así están las cosas y si tenemos cientos de autoridades habrá que sacarles provecho. Queda la sensación de que la gran mayoría está en la “pelea corta”. Es decir, conseguir un par de pesos para una vereda, un semáforo o algo mayor. ¿Cuál es la política en materias de relaciones internacionales? ¿Seguirán cerrando colegios que enseñaban chino? ¿Dispondremos de cónsules oficiales en la Región? Las interrogantes son muchas. Ahora deben comentarle a los araucanos por qué los dejaron sin representación parlamentaria autónoma. A lo mejor, estos últimos no se habían dado cuenta.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES