Bolsas plásticas: enemigas de los entornos marinos

Lo dice el himno nacional: “Ese mar que tranquilo te baña, te promete futuro esplendor”. Sin embargo, la contaminación que están sufriendo los océanos hace que estas líneas cada vez reflejen menos la realidad nacional. La decisión del Gobierno de prohibir en todo el país el uso de bolsas plásticas, unas de las fuentes contaminantes de los mares, podría ser una solución.

 

Un total de 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos cada año. Imágenes increíbles de islas plásticas gigantes flotando en el mar, de animales, aves y peces con trozos de este material en sus extremidades o en sus estómagos (pues no tienen la capacidad de diferenciar un pedazo de plástico de la comida) dan cuenta de cómo su uso se escapó de las manos del hombre y terminó por dañar irreversiblemente los hábitats marinos.

Para contrarrestar el daño y dar un primer paso en la recuperación de los mares en nuestro país, el Gobierno envió una indicación sustitutiva al Congreso para prohibir a nivel nacional (y ya no sólo en las zonas costeras) la entrega de bolsas plásticas elaboradas en base a derivados del petróleo, es decir, polietileno y polipropileno.

Esta medida busca reducir las 3.400 millones de bolsas plásticas al año que se utilizan en el país, cifra que significa que cada chileno recibe unas 200 bolsas de este material al año, cuando va a hacer compras al supermercado, a ferias, tiendas de ropa, farmacias y otras del comercio.

La excepción, dice el proyecto de ley, serán las bolsas elaboradas de fibras vegetales como el algodón, yute u otras.

La iniciativa fue aprobada por la Comisión de Medio Ambiente del Senado, paso previo para su discusión en Sala. Una vez que esto ocurra, el proyecto de ley deberá volver a la Cámara de Diputados para una revisión de las modificaciones incorporadas en el Senado. Aprobados los cambios, se despacharía al Ejecutivo para ser promulgada durante los próximos meses.

Las grandes cadenas comerciales tendrán un año para adecuarse y, en el caso de las pymes, dos. Durante ese periodo podrán entregar máximo dos bolsas por persona.

Así Chile se convertiría en el primer país de América en aplicar una normativa de esta naturaleza. En la actualidad, existen experiencias a nivel de estados en países como Argentina o México, pero no de alcance nacional. Según los primeros resultados de la Encuesta Nacional de Medio Ambiente del 2018, un 95 % de quienes participaron del estudio están de acuerdo con que se prohíban las bolsas plásticas para no contaminar.

 

¿Cuál será la solución?

Cabe mencionar que cerca del 30 % de los envases plásticos nunca serán reutilizados o reciclados, por lo que sí o sí generarán un impacto negativo, ya que este material demora entre 100 y 200 años en degradarse.

La misma secretaría de Estado informó que el 70 % de las bolsas plásticas que se utilizan en el país van a parar a vertederos, a rellenos sanitarios o llegan al mar, donde especies que viven en ecosistemas marinos son afectadas por la ingesta o por estrangulamiento provocado por este material. Según datos del Ministerio del Medio Ambiente, el 90 % de las aves marinas ha consumido plástico al menos en una oportunidad. De no haber cambios, se proyecta que para el año 2050, esta cifra llegaría al 99 %.

Actualmente, 55 municipios han aplicado algún tipo de regulación sobre el uso de bolsas plásticas. En nuestra Región, lo han hecho las comunas de Los Ángeles, Talcahuano y Hualpén. No obstante, existe un impedimento para que las municipalidades puedan, a través de sus ordenanzas, prohibir la entrega de bolsas plásticas: la Contraloría General de la República ha señalado que dicha medida debe ser establecida por una norma de rango legal.

Teniendo presente la experiencia de los municipios en la implementación de ordenanzas ambientales, es que se consideró idóneo que éstos tengan un rol activo en la fiscalización de la medida. Se establece una multa a beneficio municipal de 5 Unidades Tributarias Mensuales por cada bolsa entregada, la cual será impuesta por el Juzgado de Policía Local correspondiente. El monto y forma de aplicar la sanción es un tema que se discutirá durante la tramitación legislativa.

Por otra parte, el director ejecutivo de la Asociación Gremial de Industriales del Plástico de Chile, Nicolás Bär, ha indicado que más que “prohibir” el uso de bolsas plásticas, el Gobierno debiera “regular“, entregando una alternativa al problema.  Explica que las bolsas de polietileno puro están hechas a partir de material ciento por ciento reciclado y estas bolsas son mejores que las de papel -que tienen un sólo uso- y que las de algodón, que tienen que ser usadas miles de veces para eliminar su huella de carbono. La discusión ahora será qué ocuparemos para portar los artículos, ya que es probable que en algunos casos la solución sea el uso de empaques que sean todavía más contaminantes.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES