Brillante idea

SONY DSC
Por Mario Ríos Santander.

Ha sido tanta la propaganda, declaraciones, reportajes, seminarios, libros, ensayos, tesis doctorales, discursos y proyectos de acuerdos sobre este asunto de la igualdad que terminé convenciéndome que ésta se puede imponer por decreto. Por lo demás, en la Rusia staliniana, el Partido Comunista dispuso a través de una ley que “Dios no existe”. Ello, que no sólo afectaba la conciencia contra revolucionaria de los creyentes, permitió demoler una veintena de templos cristianos y enviar a la diáspora soviética al jerarca de la Iglesia Ortodoxa.

Los comunistas, bastante prácticos, dictaron la ley y punto. En cambio, nosotros los chilenos somos más “enredosos”, se nos ocurre poner lo mismo, pero en la Constitución, al señalar que “en Chile no hay personas ni grupos privilegiados”. Y como lo que están haciendo algunos es precisamente lo contrario, lo mejor es eliminar la Constitución y punto.

¿Cómo voy a dejar a los compañeros sin unos pesos en el bolsillo por culpa de que no hay personas ni grupos privilegiados, si ellos tienen todo el derecho a ser privilegiados?, alegaba uno de los tantos dirigentes sindicales que ha descubierto que el Estado tiene mucha plata. 

Entonces aquí viene la idea. Como tiene razón el compañero dirigente, en el sentido de que hay grupos privilegiados que se acogen con tanto esmero, como si fueran una fundación de niños desnutridos, propongo que así como los del Banco Estado se gastaron $ 58.590 millones de pesos en un bono de $ 6 millones 300 mil para cada uno de sus trabajadores, esa misma cantidad se la rebajen a los intereses de los créditos que la institución ha otorgado a sus clientes y, de esta forma, si bien es cierto el Banco no gana nada este año, al menos, a los que le financiaron el bono a los trabajadores, como agradecimiento, se les descuentan a sus intereses. Y se logra algo más, se le hace un “guiño” a esta odiosa norma constitucional que declara no haber privilegiados, compartiendo ese privilegio con varios chilenos más.

Algunos pensarán que es una locura, pero no es así, es de toda justicia….¿por qué sólo algunos reciben plata del Estado y otros no?

Por lo demás, otros, huelga permanente, no trabajan y se les paga el mes completo y, encima de todo, les dan vacaciones, les construyeron cabañas a lo largo de Chile para que veraneen, sin importar nada los estragos de su huelga. ¿Otro grupo privilegiado que la igualdad se la pasó por donde todos suponemos? 

En realidad tienen razón aquellos que quieren refundar Chile, porque esta Constitución está de más. ¿A quién se le habrá ocurrido que se debe imponer esto de que en Chile no hay personas ni grupos privilegiados? Algunos grupos son más sinceros y declaran sus privilegios sobre el resto de la población y al que se oponga, o lo matan, o le queman todo. Son más prácticos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES