Bruno Bettati, una cámara verde en acción

Foto Bruno Bettati
Incansable, ha escalado hasta ocupar un lugar relevante en el quehacer audiovisual del país. De vuelta en la producción general del Festival Internacional de Cine de Valdivia, por estos días trabaja a full en dos largometrajes y en su “alter ego” como ambientalista también hará noticia por impactantes documentales que mostrarán el deterioro provocado en el Santuario de la Naturaleza desde 2004.

¿Dicen que en provincia se trabaja menos? Habría que examinar el caso de Bruno Bettati, destacado empresario audiovisual de Valdivia, quien entre producciones audiovisuales, vocerías y encargos parece que se multiplica por clones. O incluso, quizás se desdobla. Pero de alguna manera logra concretar siempre sus numerosos proyectos encauzados hacia sus dos máximas pasiones: el cine y la defensa medio ambiental, como vocero del Grupo Acción por los Cisnes.

Con estudios en cine y filosofía, ganó experiencia en rodajes de películas criollas como “Gringuito”, “Coronación” y “Negocio redondo”. En 2001 se inició en la veta empresarial, fundando Jirafa, su propia productora, junto a su socio, el diseñador industrial Ilán Stehberg. En 2002 creó Valdivia Films S.A., un grupo de empresas locales formado al alero del Programa de Fomento de CORFO, cuyo objetivo era potenciar de manera estratégica a Valdivia como un polo de desarrollo audiovisual. Para Bettati, este afán también alcanza el rescate y difusión del patrimonio cinematográfico de la zona, labor que realiza como presidente del Centro de Promoción Cinematográfica de Valdivia. Aquí también hay movimiento. El 22 de abril estrenará en Río Bueno el rescate de la colección cinematográfica de Armando Sandoval, un cineasta de la zona que desarrolló “un material fílmico muy interesante” en la década del 50 y del 60. Junto a estas organizaciones, Bettati mantuvo durante los años 2001-2002 una alianza con la Universidad Austral para organizar el Festival Internacional de Cine de Valdivia. Y después de 4 años regresa a este certamen como productor general del evento con el firme objetivo de darle un estatus nacional.

¿Cuál es el secreto para hacer tantas empresas y lograr llegar a buen puerto?

Se trata de organizarse por una parte y también de disponer de equipos de trabajo para todo. Profesionalmente me dedico a armar equipos de trabajo. Soy la cabeza de los recursos humanos. Entonces de alguna forma tengo cierto talento para reunir personas y orientarlos hacia un objetivo de trabajo y llegar a su cumplimiento.

Jirafa, tu productora, está en la gestión y realización de dos largometrajes de ficción, uno de ellos es “El cielo, la tierra y la lluvia”, una coproducción chilena-alemana-francesa ¿Qué podrías destacar de este proyecto?

La innovación va por el tema del punto de vista, propiamente el área del director. Dialoga con la historia del cine, esa es la gracia que tiene. Te recomendaría que vieras el trabajo de él, “Obreras saliendo de la fábrica”. El trabajo de José Luis, y el trabajo de varios directores jóvenes en Chile viene a ser una suerte de continuidad en ese camino, y eso es muy interesante. Porque hay algunos directores que ingresan al mundo del cine por contar una historia. En cambio hay otros directores que ingresan al mundo del cine, porque han visto muchas películas y porque han visto la evolución del lenguaje cinematográfico y tienen algo nuevo que proponer. O que por lo menos intentan.

“Porque Valdivia tiene festival”

Bettati nuevamente participa de manera relevante en el Festival de Valdivia, esta vez como productor general. Asume en un contexto no exento de polémicas. El despido de la plana mayor de la anterior directiva tras la 13° versión del evento y la renuncia de su directora, Lucy Berkhoff, originó graves acusaciones del ex productor general, el actor Sergio Hernández, contra miembros del actual directorio, sobre todo hacia la Universidad Austral y sus pasadas administraciones.

Este año se formó un nuevo directorio para el Festival de Valdivia ¿Qué pasó con la directiva anterior? Se dice que la Universidad cuestionó fuertemente su gestión…

Yo creo que tu pregunta tiene que ir dirigida a ellos, porque fue la Universidad Austral la que decidió modificar el equipo organizador del festival. Nosotros simplemente nos fuimos a ofrecer como centro cultural (Centro de Promoción Cinematográfica de Valdivia), porque el centro había sido estructurado el 2002 como organismo ejecutor del festival. Esa fue una alianza que se desarrolló con la universidad entre el 2001 y el 2002 y la universidad en forma unilateral decidió seguir su camino propio a partir del 2003. Ahí nosotros nos desvinculamos del festival y continuamos nuestra actividad privada, en particular la producción de series de televisión y de películas.

Lo que yo espero, es que este año entre todos –nuestro centro, pero también la universidad, que es el organizador histórico, y la municipalidad que es el gran invitador al festival- desarrollemos una alianza en serio para hacer del festival un evento a nivel nacional.

¿Cuáles son los objetivos que se planteó el nuevo directorio?

El primer objetivo es potenciar la muestra, que sea cada vez más dedicada, más específica, con joyas, con películas muy exquisitas, con novedades, potenciar los nuevos lenguajes, la creación de realizadores jóvenes. Pero también, por otro lado, potenciar las retrospectivas, el descubrimiento de cinematografías antiguas, dos temas en los que el festival de Valdivia yo creo que es súper especialista y se destaca. Y en ese sentido, complementar el trabajo del equipo de programación que lidera Andrea Osorio por una serie de asesores o curadores que potencien estas dos áreas y que contribuyan a la búsqueda, a la selección y traída de esas películas. Eso claramente es el corazón del festival.

La segunda cosa es desarrollar todas las otras actividades en las cuales el festival conecta con la industria, en particular los work in progress, las mesas de negocios, las charlas, la presentación de nuevos títulos, etc. Lo exige además el Consejo Nacional de la Cultura.

En una carta pública, el actor Sergio Hernández hizo descargos contra tu productora. Dijo que durante su administración con Lucy Berkhoff, Valdivia Films, sin consultar a la Dirección del Festival, registró el nombre “Festival Internacional de Cine de Valdivia” como perteneciente al Centro Cultural de Promoción Cinematográfica de Valdivia ¿Qué puedes decir de estas acusaciones?

No tengo nada que comentar sobre la carta de Sergio.

Los costos de su cruzada

La participación de Bruno Bettati en el movimiento “Acción por los cisnes” (APC) no sólo se extiende a la vocería, sino también en lo audiovisual. Este año, Jirafa espera el estreno del documental de denuncia “Ciudad de Papel” que continuaría una serie de trabajos realizados en el sector del santuario en años anteriores, como “El tesoro de los caracoles”, y “Santuario de la naturaleza, un desastre ecológico”.

Hace poco, el juez Guzmán fue nombrado Werken por los pescadores lafkenches de la zona de Mehuín, como una suerte de vocero internacional ¿Existe una coordinación de distintas fuerzas para lograr presión internacional?

-Mira, no hay una coordinación tan estrecha. Por supuesto que hay conversaciones entre todos nosotros, pero yo creo que el Gobierno tiende a pensar que somos conspirativos, cuando la cosa es al revés. Primero, el tema medioambiental llegó para quedarse, y es algo que el Gobierno tiene que internalizar. No es un sector o un índice o algo que esté en manos de los ambientalistas, sino que es algo que cruza todo. Y eso es algo que el Gobierno se ha demorado mucho en entender y lo mismo la gran empresa. Además, el Gobierno desde su institucionalidad ambiental ha sido incapaz de enfrentar este problema. (…) Si insiste en mantener esta situación irregular del punto de vista legal, no va a quedar más solución que seguir con la alternativa internacional. El problema es que la alternativa internacional es muy lenta y el santuario se muere todos los días.

-¿Has recibido presiones o amenazas por tu trabajo audiovisual o como vocero de Acción por los cisnes?

No, yo no he recibido presiones ni amenazas, pero algunos de nuestro grupo en alguna época fueron víctimas de algún tipo de presión. Nada grave, pero sin duda lo hubo. Sí te podría decir claramente que perdí algunos negocios y algunos clientes después del conflicto. Tenía desarrollo de negocios audiovisuales con muchas empresas en la región y claramente perdí algunos clientes, pero también gané otros.

¿Y qué es lo que mostrarás en tu documental “Ciudad de papel” ?

Este documental registra el deterioro del Santuario de la Naturaleza desde noviembre de 2004 tanto en su aspecto estético como político. En el se dará a conocer cómo Celco modificó los hábitos, costumbres, economía y paisaje de Valdivia. Actualmente estamos en proceso de postproducción de más de 250 horas de material. Su estreno estaría proyectado para octubre de este año, durante el Festival de Cine de Valdivia.

Los Proyectos de Bettati

“El brindis”

Una fotógrafo mexicana que llega a Chile a reencontrarse con un antiguo amor, un importante miembro de la comunidad judía. Su presupuesto alcanza el millón y medio de dólares y tendrá locaciones en Santiago y Valparaíso. Mezcla de drama con tintes de comedia, su elenco alcanzará los 25 actores, entre los que figuran Francisco Melo, la actriz mexicana Ana Serradilla y el argentino Pepe Soriano. En la dirección, estará el debutante Shai Agosín, famoso hace casi 20 años por conducir “El club Disney” de Canal 13. Posible de estreno: 2008.

“El Cielo, la tierra y la lluvia”

Este largometraje de autor tratará sobre un grupo personas que optaron por un aislamiento voluntario en un paraje remoto, desarrollando un proceso de aprendizaje y una relación con su intimidad. La historia recorrerá el encuentro de tres de estos personajes. En la dirección estará el joven realizador José Luis Torres y será co-producido por Jirafa Producciones, la productora francesa Charivari Films y la alemana Rommel Films. Con aportes estatales de sus respectivos países y el “apadrinamiento” del Festival de Cannes para su distribución, su rodaje se iniciará es el 7 de mayo en Valdivia, en formato 35 mm.

Posible estreno: 2008

“Ilusiones ópticas”

También pertenece a Jirafa Producciones y se plantea como una “comedia negra”. En su trama, diversos personajes de clase media confrontarán sus expectativas personales con la dura realidad. Aunque la idea matriz del proyecto era realizar una serie de televisión de cuatro capítulos (obtuvo financiamiento del CNTV), se espera obtener más recursos que permitan transformarla en un largometraje. Su rodaje se iniciará en agosto, en el centro de Valdivia. En la dirección estará Cristián Jiménez (“El tesoro de los caracoles”) y el elenco contará con figuras como Gregory Cohen y Álvaro Rudolphy.

Posible de estreno: 2008.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES