Carolina Tohá Morales: “No se puede traspasar rol del Estado a las empresas”

La abogada, cientista política y académica aspira a conducir un nuevo PPD, un referente político que sea protagonista desde la oposición con ideas nuevas, pero lo más importante revisando cuáles fueron sus aciertos y errores en 19 años de gobierno de la Concertación. La presidencia de su partido la logró este miércoles 26 de mayo, tras llegar a un acuerdo con su contendor Pepe Auth, para una lista de consenso, evitando tener que llegar a los comicios internos programados para el 27 de junio.

TohaLa hija del ex ministro del Interior de la Unidad Popular, José Tohá González, Carolina Tohá Morales, que proviene de una familia de dilatada trayectoria política chilena en la corriente socialista y progresista, es la nueva limonel de su partido y la tarea de alcanzar ese logro fue complejo para la abogada, cientista política y académica tras su renuncia por motivos personales a su primera postulación, ya que su esposo, el senador socialista Fulvio Rossi, también aspiraba a ser el timonel de su partido. La exposición pública del matrimonio fue criticada al interior del PPD por considerar que había un dejo de farándula política.
“No hay tal”, precisa la ex ministra de Michelle Bachelet y ex vocera de la derrotada candidatura presidencial de Eduardo Frei Ruiz Tagle.
-¿Qué le ofrece al PPD como nueva presidenta?
“Postulamos un PPD distinto y que sea un factor detonante de un proceso de reforma en la Concertación. Frente a la derrota que sufrimos, no sirve seguir buscando las responsabilidades en los demás. Sólo seremos actores de un cambio si asumimos las propias. Fuimos  parte de una conducción en la que  fuimos perdiendo el pulso a los ciudadanos y hay que buscar la manera de transformarnos en un actor político. Eso se logra asumiendo la cuota de responsabilidad que uno tiene, cambiar, y luego pedirle a los demás que también lo hagan.
– Tras su renuncia a la primera postulación porque su esposo aspiraba también a la presidencia del PS la han criticado por farandulizar situaciones personales ¿Qué dice a esto?
“Uno decide el estilo con que hace campaña. En la lista de Auth lo están haciendo, poniendo un adjetivo descalificativo detrás de otro. La ciudadanía quiere vernos hablando del país y futuro, y haciéndonos cargo de nuestra derrota como con Concertación. En el PPD que postulamos deben caber todos. En lugar de descalificaciones, vamos a debatir con un ánimo y espíritu de recuperar al PPD como protagonista de sus triunfos y derrotas, hacerse cargo de  su historia y cada uno de nosotros también.
-¿ Qué balance tiene del gobierno de Piñera y de los cuestionamientos en esta región que se hacen a la reconstrucción que califican de insuficiente y centralista?
“En esto se ha podido ver  – incluso por quienes tenían dudas- que la forma de gobernar de la derecha es distinta de la que nosotros tuvimos. A algunos podrá gustarles, a otros no. Eso se ha visto reflejado en la manera de enfrentar la emergencia, especialmente en la reconstrucción, donde hay muchas cosas que nos preocupan como es el  diálogo con los actores locales y las personas afectadas. Sin duda hay un retroceso en la descentralización, porque las víctimas del terremoto no están siendo escuchadas. También que tomen  decisiones sobre el financiamiento que son pan para ahora y hambre para mañana, pues se fundan en una idea demasiado real de los plazos de reconstrucción. Pienso, sin embargo, que esto no se resolverá con dos años de recursos adicionales, sino que con muchos años de inversiones extraordinarias. Eso el gobierno de Piñera no lo ve o no lo reconoce. Nos preocupa una concepción en que el Estado se limita a aportar recursos, y no sea  un real conductor de proceso lo que puede tener serias consecuencias: después de cualquier terremoto o catástrofe hay oportunidad de construir mejores ciudades, diversificar actividades productivas y lograr formas de vida más sustentables desde el punto de vista ambiental. Eso solo es posible si  hay un gobierno que toma las decisiones de impulsar ese proceso, hace política y entrega financiamiento,  da incentivos y genera condiciones para hacer esa meta viable. Todo eso, por ahora, no se ha visto”.
-¿Derechamente le quedó grande el proceso de reconstrucción al gobierno del Presidente Piñera?
“No quiero ser injusta. Estamos partiendo y es una obra gigantesca y a cualquiera le hubiera costado enfrentarla, todavía el gobierno tiene tiempo de recoger de la experiencia, mejorar y corregir. Ojalá asuma algunas de las propuestas que estamos llevando adelante. No quiero  hacer  un juicio definitivo. Lo importante es que el gobierno del Presidente Piñera entienda que para una reconstrucción exitosa debe dejar que todos contribuyan con ideas, que la comunidad sea escuchada y sea parte de las decisiones”.
-¿Cómo asume las reiteradas críticas hacia la ex Presidenta Bachelet por el gobierno y sus partidos?
“Vienen del entorno muy cercano al propio gobierno, porque todas las acusaciones que se han levantado en su contra son de reparticiones  que están bajo la responsabilidad de La Moneda. Es lamentable que un gobierno que tiene una responsabilidad tan grande esté preocupado de poner palitos para dañar la imagen de la ex Presidenta Bachelet. No fue nuestra  manera de gobernar. Nunca estuvimos haciendo operaciones con los ministerios para dañar a la oposición y eso es de alguna manera, lo que huelo y he  visto en los últimos días. Tenemos una ex mandataria muy consistente,  muy sincera en los momentos más difíciles de Chile y que siempre ha dado la cara, tal como ahora,  con el terremoto del 27F”.
-La ex presidenta, a diferencia de Ricardo Lagos, no ha guardado silencio y ha salido  a responder los cuestionamientos opositores ¿Está de acuerdo?
“Es una situación diferente, porque el Presidente Lagos fue sucedido por un gobierno de su mismo conglomerado y su protagonismo o presencia activa se habría transformado en una situación incómoda para el gobierno. La situación es diferente ahora, porque ella encabezó el último Ejecutivo de una coalición que hoy está en oposición. Por lo tanto, ella y muchos más tenemos que levantar la voz, porque hay muchas personas que están atentas a lo que  representa. Es un referente que interpreta a muchos ciudadanos. La diferencia en la manera de actuar en estos meses es perfectamente explicable, por son realidades distintas”.
-¿ Fue un error  de su parte  anteponer una situación personal para bajar su primera postulación?
“Claramente, no me pareció una situación apropiada y por eso renuncié. No me pareció correcto que dos personas casadas estuvieran postulando y potencialmente dirigiendo dos partidos. Era lo único coherente que podía hacer pues tenía la convicción de que eso no era lo adecuado. Cuando esa situación cambió la repuse y seguirá adelante”.
-¿ Le falta más coherencia y un perfil claro  a la Concertación como oposición?
“Uno quisiera que al día siguiente de la derrota hubiera amanecido completamente consciente de la necesidad de cambio, dispuesta a la autocrítica, con una reflexión ya digerida, y una película clara de cómo articularse. Eso ha demorado y las elecciones internas actuales de los partidos son un momento determinante. Ahí veremos si aprendió algo y  si hay voluntad de cambiar o ánimo de mantenerse en lo mismo. Tengo confianza, y en el PPD estamos haciendo un esfuerzo en ese sentido: que los sectores de la centroizquierda que perdimos la elección vamos a salir de esto, aprendiendo, escuchando y refundando nuestras colectividades y conglomerado, poniéndola a tono con los tiempos. Tiene que ser rápido porque Chile necesita una oposición articulada que haga su aporte y represente a la gente que no se siente interpretada”.
-Al parecer, a nivel de Congreso, se observa un mejor rol de la oposición al obligar al gobierno a incorporar algunos de sus planteamientos ¿Está de acuerdo?
“Nuestros parlamentarios han hecho un gran esfuerzo por articularse y actuar coherentemente y eso ha tenido que ser escuchado por el gobierno del Presidente Piñera, que quería despachar los proyectos de reconstrucción casi sin debate. Se ha terminado allanando que hay que escuchar otras opiniones. Son pequeños triunfos que muestran que si trabajamos coordinados, con buenas ideas podemos influir en el desarrollo de las cosas y representar a mucha gente que  quiere vernos trabajando más unido y más articulados”.
-¿ No hay una contradicción en lo dicho por el Presidente Piñera en el sentido de aplicar un criterio empresarial para resolver las cosas y sin embargo no se observa un manejo muy eficiente como mayor dinamismo en las medidas?.
“Uno ve un gobierno que apuesta mucho a transferirle a las empresas parte de los roles que son propios del Estado. Eso es preocupante, pero también lo observa con muchas dificultades para instalarse, inexperiencia y lentitud para tomar decisiones. ¿Cuánto de lo que estamos viendo hoy día obedece a ese modelo de transferirle a las empresas las decisiones y cuánto más bien a una incapacidad de manejar el aparato del Estado, a la falta de equipo e indecisiones? Eso, sólo el tiempo lo demostrará, pero sin un Estado bien organizado, con ideas claras y capacidad de sumar voluntades, ninguna reconstrucción será exitosa. Que sumen empresas es positivo, pero no pueden ser ni las protagonistas, ni rectoras, ni las que toman las determinaciones. Pueden hacer un aporte en una estrategia país. Todavía hay tiempo de hacerlo y que el gobierno vaya aprendiendo y teniendo un criterio de realidad en la manera que enfrenta el proceso de recuperación”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES