Carreras de Ingeniería Civil Eléctrica e Ingeniería Civil Química: Nueva Oferta Académica de la UBB

Se imparten a partir del 2013. La primera abordará, entre otras materias, las energías renovables no convencionales y el uso eficiente de la energía. La segunda tendrá un sello distintivo en la sustentabilidad de los procesos industriales en áreas de bioenergía y eficiencia energética.

Un campo ocupacional asegurado, aprendizaje de disciplinas ligadas a los desafíos socioeconómicos de la región, el país y el mundo y un enfoque moderno y adecuado según las necesidades de la sociedad son algunas de las fortalezas que ofrecen las dos nuevas carreras que impartirá la Universidad del Bío-Bío, sede Concepción, en el proceso de admisión 2013.
Se trata de Ingeniería Civil Eléctrica e Ingeniería Civil Química, con 50 cupos cada una, con una duración de 11 semestres -cinco años y medio-, acogiendo de esta forma las recomendaciones del Ministerio de Educación de acortar la duración de carreras universitarias.
La ingeniería es una disciplina con más de 40 años de experiencia en la UBB, que destaca en la zona por sus equipos docentes y por su infraestructura y equipamiento de punta. Estas nuevas carreras son un paso más en el desarrollo de la Universidad del Bío-Bío y responden a la necesidad de “contribuir al desarrollo de la región y del país”. Así lo explican sus académicos, el director de la Escuela de Ingeniería Civil Eléctrica, Fabricio Salgado Díaz; Juan Carlos Delgado Navarro, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica; Osvaldo Reinoso Alarcón, docente de ese Departamento, y los ingenieros Civiles Químicos, Laura Reyes Núñez y José Navarrete Araya, coordinadores del proyecto de creación de la carrera de Ingeniería Civil Química.
El modelo educativo de la UBB busca no sólo formar profesionales sino que, además, “formar personas”.
La institución ha trabajado en la implementación de ese modelo educativo en las distintas carreras, avance que también se incorpora en los dos nuevos programas de pregado de ingeniería.
Un dato que los futuros postulantes a la UBB no deben pasar por alto es que la institución tiene acreditación hasta 2014 lo que, como ha señalado el rector Héctor Gaete Feres, “es un reconocimiento a la calidad y a la excelencia académica, científica y administrativa de la casa de estudios”.

Ingeniería Civil Química

Una experiencia de 28 y 30 años como académicos en la Facultad de Ingeniería tienen, respectivamente, los profesores José Navarrete y Laura Reyes. Están adscritos al Departamento de Ingeniería en Maderas, un pilar más en la robusta propuesta de la carrera de Ingeniería Civil Química.
Los profesores explican que la institución analizó la necesidad de formar a un ingeniero civil químico para los nuevos tiempos, que se distinguiera de la Ingeniería Civil Química tradicional, por su preocupación por la sustentabilidad de los procesos industriales.
Esto implica, sostiene el profesor José Navarrete, que “el enfoque va dirigido a que el alumno desde primer año se vea enfrentado a esta problemática. Desde ese primer instante deberá entender que cada elemento químico tendrá características que comprometerán el medio ambiente”. La profesora Reyes agrega: “Además de la estructura química que ellos estudiarán estará el conocimiento de la toxicidad, que mezclada con otros elementos va a deteriorar el entorno. Por lo tanto, este ingeniero civil químico, al final, se tiene que hacer cargo de cómo disminuir estos impactos en el medio ambiente”.
Así también el ingeniero civil químico UBB se preocupará de la eficiencia energética de los procesos, ámbito que no había sido considerado adecuadamente en la formación de esa carrera. “Como tenemos nexo con Ingeniería en Maderas, pensamos en la utilización de biomateriales. Hablamos de química verde, biocombustibles, derivados de la madera y otro tipo de insumos. La madera es el petróleo de nuestros días. Los nuevos materiales y la Nanotecnología serán un énfasis importante en nuestro quehacer. Un ejemplo de ello son mejores aislantes térmicos y otros, para el estudiante que elija especializarse en ésta o en Sistemas Integrados de Gestión o en Ingeniería de Tratamiento de Residuos”, destaca la académica.
El currículum de la carrera considera ciencias básicas, ciencias de la ingeniería tradicionales y el énfasis en la especialización. La malla curricular cuenta con seis electivos que van enfocados a estas disciplinas. Éstos son Bioenergía y Eficiencia Energética, Biomateriales, Procesos Minerometalúrgicos, Productos Derivados de la Celulosa y la Lignina, Bioprocesos y Biotratamientos.
“Queremos que no se pierda el contacto con la industria, por ello desde el primer año el alumno conocerá el sector industrial en que se va a desempeñar y sus características. En las asignaturas posteriores se reforzará la formación con trabajos de estudio de casos industriales. No perder nunca de vista qué está haciendo la industria y qué viene”, acota la profesora Reyes.

Ingeniería Civil Eléctrica

Ingeniería Civil Eléctrica plantea, entre las fortalezas que interesan a estudiantes y a sus familias, el seguro y robusto posicionamiento del profesional que formará para el medio laboral.
Los profesores Salgado, Delgado y Reinoso resaltan que el proyecto germinó en 2009, en un trabajo que aseguran se hizo en forma “responsable y consensuada”, con la experiencia y el aval de los 40 años de trayectoria del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica: “Estamos posicionados y reconocidos en el medio regional y nacional en Ingeniería de Ejecución en Electricidad. Tenemos una vasta experiencia, un profesional prestigiado, pero también el Departamento consideró que era adecuado, dentro de las posibilidades del mercado, optar a una carrera de Ingeniería Civil Eléctrica”, explica el director de esa unidad académica, Juan Carlos Delgado.
Los análisis de mercado y de empleabilidad arrojaron que “nuestro profesional tiene una probada posición y hay una adecuada demanda, lo que asegura su empleabilidad, no sólo en el ámbito regional sino también nacional”, acota. Y agrega que los niveles de renta están entre los segundos o terceros dentro de las ingenierías a igual años de experiencia.
El enfoque UBB tiene singularidades como haber acortado el plazo promedio del país de seis años para las ingenierías, aprovechando la expertise que les ha dado las décadas de formación de ingenieros de ejecución en electricidad. Sistemáticamente, el departamento ha proyectado inversiones (laboratorios, equipos) y cuenta con personal para atender la demanda 2013 y seguir creciendo: hay 11 administrativos permanentes y 16 académicos permanentes de los que sobre el 70% tiene postgrado.
También, señalan los profesores: “el Departamento está reconociendo la importancia del apoyo industrial y cuenta con académicos que realizan una labor profesional en el ámbito industrial que complementan con actividades docentes”.

La Energía Eléctrica: Producto Vital

El docente Osvaldo Reinoso explica que “si bien estamos formando un profesional con sólidas competencias, tanto en el ámbito de la generación de energía eléctrica, de transmisión y de distribución, también nos hacemos cargo de darles un sello en el ámbito de las energías renovables. La eficiencia energética es un aspecto relevante en el país, por eso a través del plan de estudios formaremos a este profesional y le daremos una cierta orientación haciendo énfasis en esos aspectos”.
El director de Escuela, Fabricio Salgado, agrega que existe una alta demanda por profesionales de esta área. “Estamos hablando de un producto para el que hasta hoy no se ha encontrado reemplazo. La electricidad la ocupamos diariamente y la encontramos en todo ámbito, lo que otorga un amplio campo de aplicación para nuestros alumnos”.
La malla curricular está confeccionada favoreciendo la formación de competencias específicas de la especialidad y genéricas definidas por la UBB, resultando en la formación de un profesional íntegro. Los académicos lo señalan: “Estamos en crisis energética, la preocupación por el desarrollo de las ERNC y la eficiencia energética bajo aspectos de sustentabilidad ambiental debe estar en el perfil que debemos darle a nuestros profesionales y lo hemos plasmado en la malla curricular”.
Por otra parte nuestra región demanda una alta cantidad de profesionales del área. Somos una zona muy industrializada en el sector pesquero, aserradero, pulpa, celulosa y también ahora somos protagonistas importantes, ya que en Coronel están las dos centrales más importantes de la matriz energética ya en funcionamiento, aunque en marcha blanca Santa María de Colbún y Bocamina II de Endesa. De manera que toda esta necesidad industrial de nuestra zona hace crear esta respuesta del mundo académico a los requerimientos actuales”.
La carrera obedece también a necesidades de los propios alumnos de Ingeniería de Ejecución por tener una continuidad en sus estudios y a un requerimiento latente del ámbito universitario por generar mayor desarrollo de las facultades para dar paso a una UBB más compleja. “Esta carrera contribuye a eso. El desarrollo de la Ingeniería Civil apoya la investigación a nivel de pregrado estableciendo las bases para lo que será el postgrado. A este respecto, adelanto, que se está en formación de un plan de magíster en la misma área”, finaliza el director de Escuela.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES