Carta abierta al Ministro de Cultura

Señor Ministro, usted estuvo hace poco aquí para entregar la buena noticia de que pronto tendremos un Teatro como el que esta Región, fecunda en lo que a las artes y a los creativos se refiere, está esperando y se lo merece. Usted lo sabe. Contamos con la colección más amplia de pintura chilena en la Pinacoteca de la U. de Concepción. Aquí se exhiben los murales de González Camarena y de Julio Escámez.
El arte y la cultura brotan en diversas instituciones que sería largo enumerar. No puedo dejar de mencionar a la Orquesta Sinfónica, cuya fama trasciende fronteras. Galerías de arte, grupos de teatro, notables pianistas, sopranos, tenores. Arte, vida, creación estética de fuerza telúrica. Por desgracia, Chile es un país hidrocefálico, con una enorme cabeza que se llama Santiago. El Olimpo donde todo se decide, el Partenón donde llegan los líricos, artistas y escritores de todo el mundo en el que también se ensalza a los consagrados autores de las letras nacionales. Me referiré en especial a la cofradía de escritores y poetas, aquellos iluminados que tienen acceso a programas culturales de los medios de comunicación nacional. ¿Y qué ocurre con los escritores, literatos y vates que viven en regiones? ¿Acaso no existen? ¿No son también chilenos que tienen el derecho a que su obra sea reconocida? Salvo honrosas excepciones, como Hernán Rivera Letelier, muchos escritores provincianos, como les llaman los santiaguinos, no existen, no cuentan, no figuran en los rankings, no son invitados a programa alguno, no tienen cabida en la prensa. La centralización cultural en Chile, señor Ministro, es brutal. Un enorme monstruo que pisa fuerte. Sólo vemos cómo relampaguean las vacas sagradas, los súper ventas, los taquilleros que acuden hasta a programas de farándula. Rostros, como les dicen mis colegas periodistas ¡Qué centralismo tan discriminatorio! ¡Qué parodia cuando se habla de la descentralización y del poder de la Regiones!, Quiero ser la voz de tantos escritores y poetas de Concepción quienes en Santiago, es decir en Chile, son unos absolutos desconocidos!
En cuanto a escritores de Concepción, inexistentes, ignorados, destaco a Eduardo Meissner, a Andrés Gallardo, a Tulio Mendoza, Premio Municipal de Arte, miembro de la Real Academia, al igual que Meissner ¡Qué paradoja! El poeta español Juan Carlos Mestre, Premio Nacional de Poesía de España en 2010, presentó mi primera novela “La noche de las cuatro lunas”, aquí en Concepción. Juan Carlos es un gran y generoso amigo.
¡Qué lástima, señor Ministro, que ese sea el pago de Chile¡ Con razón, Roberto Bolaños, despreciado por este “paisito”, dijo en una entrevista antes de morir en Barcelona : “En Chile no pretendas entrar a ninguna antología. No luches, porque siempre serás vencido. No le des la espalda al poder, porque el poder lo es todo. No escatimes los elogios hacia los mediocres y los imbéciles, porque entonces vivirás una temporada en el infierno”.
 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES