Celebre un “18” más saludable

Disfrutar, pero con moderación. Esa es la premisa para estas Fiestas Patrias, fecha en que tendemos a abusar de comidas de alto contenido graso y calórico, y de bebidas azucaradas y alcohólicas.

Fiestas Patrias, tiempo de compartir con la familia y amigos, y de disfrutar de sabrosas preparaciones típicamente chilenas. Desgraciadamente, también es un periodo en que solemos caer en excesos, comiendo y bebiendo grandes cantidades de alimentos poco saludables, lo que evidentemente puede acarrear problemas de salud.

Por ello, dicen los especialistas, lo ideal es cuidar lo que consumimos, intentando no alejarnos tanto de nuestra dieta habitual ni caer en abusos que podrían generarnos molestias gastrointestinales (incluso metabólicas), además de unos cuantos kilos extra. De hecho, en solo un fin de semana podemos subir hasta dos kilos si comemos y bebemos en exceso. Un riesgo que se incrementa al pensar que este 2022 son cuatro días libres los que otorga esta celebración.

Pero no se desanime. Ser mesurado a la hora de comer y beber, no significa privarse de las ricas comidas típicas. Después de todo, es parte de nuestra tradición comerlas todas en estos días de celebración. Bastará con organizarse.

Así, si es usted el anfitrión, solo tiene que establecer lo que ofrecerá cada jornada, teniendo claro que no es necesario tener de todo, todos los días. El primer día puede organizar un asado, y al siguiente comer empanadas o choripanes.

Pero para que no se tiente, ni provoque que los suyos consuman en demasía alimentos de alto contenido graso y calórico, o bebidas azucaradas y alcohólicas, he aquí algunas recomendaciones que, de seguro, le permitirán festejar en grande, pero con menos consecuencias negativas para su organismo.

Consejos

*Mantenga el número de comidas diarias. No se salte el desayuno, pues llegará con más hambre al almuerzo, e intente no “picotear” entre comidas.

*Prepare lo justo. No cocine de más, solo las porciones necesarias para quienes participarán del almuerzo. Si prepara más, se comerá más.

*Use platos pequeños. Un plato grande siempre parece vacío, lo que invita a ponerle más comida.

*Elija carnes blancas o cortes magros de vacuno. Si bien la grasa mejora la palatabilidad de la carne, privilegie cortes magros, como el lomo liso, o prefiera pollo sin piel, pavo o pescado.

*Acompañe la carne con ensaladas, ojalá de hoja. En lugar de papas o arroz, prefiera ensaladas, que aportarán fibra que le ayudará a la digestión.

*Evite los embutidos. En lo posible, quítelos del menú. Longanizas y choricillos tienen demasiada grasa.

*Prefiera bebidas sin azúcar, y vino o cerveza. La recomendación es una copa diaria de vino para las mujeres, y dos para los hombres.

*Para el postre, una fruta. Y ojalá sin crema. Si se decide, por ejemplo, por un tradicional (y muy azucarado) mote con huesillo, sírvalo en un pocillo pequeño, no en vaso.

*Sobremesa. Si le gusta de las sobremesas largas, retire lo que haya quedado del almuerzo. Seguir viendo y oliendo comida, lo tentará a seguir comiendo.

————————————————————————————-

OJO CON LAS CALORÍAS 

Carne asada (200 grs)                          250-300 calorías

Empanada horno pino                         450-500 calorías

Vaso Mote con huesillo                       400 calorías

Choripán                                                 400-450 calorías

Pan amasado (100 grs)                         400 calorías

Vaso de Terremoto                               400 calorías

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES