Científica chilena en Cambridge logra importantes avances en la lucha contra el cáncer de páncreas

La doctora Tania Campos, formada en la Facultad de Ciencias Biológicas de la UdeC, integra un equipo multinacional que reúne a los laboratorios más prestigiosos del mundo para encontrar nuevos tratamientos contra esta enfermedad. El director del Departamento de Bioquímica de la universidad inglesa, doctor Gerard Evan, valoró su desempeño: “Ella es un testimonio impresionante de la calidad excepcional de la educación y la formación chilena”, afirmó.

Son cerca de las nueve de la mañana en Inglaterra y, a pesar de que el verano europeo está en su ocaso, el sol de septiembre aún tempera con fuerza en la ciudad del río Cam. A unas pocas cuadras de esta ribera, en la puerta del edificio donde vive, en Sleaford Street, una chilena prepara su bicicleta para iniciar su camino al trabajo.

Pedaleando atraviesa calles de piedras, bordadas de edificios patrimoniales del medievo que cada día atraen a miles de turistas de todo el mundo. En menos de quince minutos de travesía por Tennis Court Road comienzan a asomar los magnificentes edificios de la Universidad de Cambridge, una de las casas de estudio más prestigiosas del mundo, la segunda más antigua de habla inglesa y la cuarta más longeva del planeta.

En medio de este espectáculo arquitectónico se concentra, también, uno de los centros mundiales del conocimiento. En el Sanger Building de Cambridge, la doctora chilena, Tania Campos, estaciona su bicicleta e ingresa a los laboratorios del Department of Biochemistry de esta Universidad, donde se desempeña como investigadora asociada desde hace tres años.

Ella es parte de un selecto programa multinacional denominado Stand Up to Cancer, que integra a prestigiosos laboratorios y a las mentes más brillantes del planeta en una cruzada orientada a encontrar nuevos y eficaces tratamientos contra el cáncer. En Cambridge, la científica -oriunda de Talcahuano- analiza el rol de la oncoproteína MYC en la progresión de cáncer de páncreas en ratones transgénicos, trabajo que está pronto de ser publicado en una revista de alto impacto.

“La ventaja de este modelo es que nos permite prender o apagar la actividad de la proteína a voluntad. Gracias a esta técnica hemos comprobado que al desactivar MYC, el tumor no solo deja de crecer, sino que reduce su tamaño y hay una regresión de todas sus características fenotípicas”, detalló Campos.

Su trabajo ha permitido determinar que, además, la oncoproteína tiene un rol importante en la comunicación que se establece entre las células tumorales y las células inmunes que se encuentran a su alrededor. “Durante el desarrollo del cáncer, las células del tumor liberan citoquinas o quimioquinas, moléculas que le dicen a las células del sistema inmune que se vayan y dejen al tumor crecer tranquilo. Al apagar MYC, descubrimos que el tumor ahora es atacado por las células inmunes”, explicó.

Este hallazgo abre enormes posibilidades para el desarrollo de nuevos blancos farmacológicos en inmunoterapia. “Una de las ventajas que tiene este modelo es que muchas de sus características se pueden extrapolar a humanos, y si encontramos moléculas que participan durante el desarrollo o la regresión del tumor, podemos hallar formas de bloquearlos, o potenciarlos, para tratar pacientes”.

Formación de elite

Tania Campos egresó en 2008 de la primera generación de bioingenieros del país, carrera impartida exclusivamente en Chile por la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción. Fue en la misma casa de estudios donde obtuvo su Magíster en Bioquímica y Bioinformática y el posterior Doctorado en Ciencias Biológicas, Área Biología Celular y Molecular; formación que le permitió alcanzar el lugar de elite de la ciencia en el que se encuentra hoy.

Tras terminar su postgrado y luego de un largo proceso de selección, la doctora se integró al Departamento de Bioquímica de Cambridge, en julio de 2016. El director de este célebre organismo, Gerard Evan, comentó que . “Tania es una científica extraordinariamente creativa y una maravillosa colega científica. Ella es un testimonio impresionante de la calidad excepcional de la educación y la formación chilena”. Respecto de su paso por la casa de estudios penquista, Tania Campos destacó que tuvo la suerte de trabajar con profesores con un gran nivel, la mayoría con experiencia en el extranjero. “Y eso es importante porque les permite transmitir a los alumnos una visión amplia respecto a la ciencia”. Asegura que esto despertó en ella la motivación de salir a explorar “afuera” en algún momento de su carrera. “Eso fue gracias a que los profesores siempre nos incentivaron que era importante tener esa experiencia”, agregó.

Sobre la formación de alumnos de postgrado en la UdeC, el Rector de esta casa de estudios, Carlos Saavedra, indicó que “hay una característica fundamental en nuestros estudiantes respecto del trabajo de investigación asociado sobre todo a temas de frontera, que es el conocimiento técnico altamente especializado. Es la capacidad de hacer, de desarrollar herramientas específicas y nuevas metodologías asociadas a estos temas de investigación”. Añadió que esta es una formación “con una fuerte componente empírica y, por lo tanto, construye herramientas adicionales a los procesos formativos en los aspectos teóricos”.

En tanto, la Decana de la Facultad de Ciencias Biológicas, Soraya Gutiérrez, destacó que “tenemos un capital humano muy valioso que nos permite, por una parte, formar profesionales integrales capaces de desempeñarse en cualquier ámbito de su interés,  pero, por otra, nuestros académicos apuntan a motivar a nuestros estudiantes para abrir sus mentes hacia grandes objetivos, a trabajar en forma colaborativa y a buscar soluciones sencillas en ambientes adversos. Ese es el sello del estudiante de la Facultad de Ciencias Biológicas”, finalizó.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES