Un nuevo edificio que se conecta con la torre principal casi duplicará la capacidad instalada de la Clínica, lo que posibilitará incrementar y reforzar la atención, pues dicha infraestructura considera la incorporación de nuevas especialidades, unidades y equipamiento de vanguardia. En resumen: mayor cobertura y calidad e instalaciones modernas, amplias y cómodas.

Hace unos días, el Gerente General de Prestadores Chile de Empresas Banmédica, Arturo Peró, visitó Clínica Biobío para recorrer sus nuevas dependencias, prontas a ser inauguradas.

En su recorrido por el nuevo edificio, que contempla 7.000 metros cuadrados, y que está conectado a la torre principal, señaló que el crecimiento de Clínica Biobío es muy importante para el grupo de salud. “Este desarrollo no solo viene a fortalecer a las clínicas de Empresas Banmédica, sino que transforma a esta Clínica en un centro de salud integral, referente en su área, y la ubica a la vanguardia nacional, lo que nos llena de  orgullo”, dijo.

Agregó que los servicios que comenzarán a ofrecerse en la nueva infraestructura y equipamiento tienen el respaldo de un equipo médico y profesional de primer nivel que desarrolla su quehacer apoyado en tecnología de última generación, aspectos que permitirán a los habitantes de Concepción, de la región y del sur de Chile acceder a una mejor salud.

Coincide con esto Lorena Contreras, Gerente General de Clínica Biobío. “Hace muchos años que queríamos crecer de manera importante, porque entendíamos que era necesario para así reforzar nuestros servicios y la calidad de nuestra atención. Hoy, siempre con el foco puesto en el paciente, la capacidad instalada de la Clínica prácticamente se duplica, para entregar mayor cobertura, más calidad y seguridad, e instalaciones más modernas, amplias y cómodas”.

Además de aumentar su infraestructura, Clínica Biobío también ampliará su oferta médica. Duplicará su Unidad de Paciente Crítico (UPC), sumará dos nuevos pabellones y un nuevo resonador; creará un área de Medicina del Deporte y Rehabilitación; incorporará nuevas especialidades, como Oncología, y pondrá en marcha su Centro de Cirugía Mayor Ambulatoria, un vanguardista modelo de atención quirúrgica, pionero en la salud privada de la zona.

Arturo Peró, Lorena Contreras y Dr. Jaime Pinto.

“Nuestra misión es ayudar a las personas a llevar vidas más saludables, y colaborar para que el sistema de salud funcione mejor”, sostiene Lorena Contreras. Ese propósito ha sido el eje de la Clínica a lo largo de sus casi 19 años de existencia, permitiéndole consolidarse desde la Región del Biobío al sur y ser bien evaluada por sus usuarios. “Eso nos enorgullece, pero también nos impone el desafío de seguir mejorando y dando respuesta a los requerimientos de nuestros pacientes, siendo más costo-eficientes y transparentes”, enfatiza.

Esta forma de hacer las cosas llevó en 2018 a la Clínica a acreditarse con cien por ciento de cumplimiento en calidad de procesos y cuidado del paciente, el más alto puntaje entre las clínicas del sur de Chile. “El concepto de ‘paciente al centro’ no solo apunta a prevenir o tratar patologías, sino que abarca toda la experiencia de atención del usuario. Hoy es importante lograr que el paciente, desde que entra a la Clínica, se sienta lo más cómodo, asesorado y acompañado posible, algo que nosotros vemos como una permanente renovación de nuestro compromiso de atención”, puntualiza, agradeciendo el profesionalismo y compromiso de los médicos y de todo el personal de la Clínica, así como la preferencia de los usuarios que han entendido que “por ellos estamos aquí”.

Dr. Claudio Medina.

Para el Director Médico, el Dr. Jaime Pinto, este crecimiento permitirá a la Clínica tener una mayor capacidad resolutiva y una mirada de cara al paciente y más integral. Es así que el Centro Médico, por ejemplo, duplicará sus capacidades, ampliando el abanico de especialistas, y llegando a más de 40 boxes de atención. “Fortaleceremos las especialidades quirúrgicas, que son el corazón de nuestra Clínica, e incorporaremos a nuevos traumatólogos, neurocirujanos y especialistas en Cirugía Bariátrica, un área que no teníamos cubierta”, detalla.

También se potenciarán aquellas especialidades no quirúrgicas que dicen relación con la resolución de patologías AUGE, como Endocrinología, Medicina Broncopulmonar, Neurología y Dermatología, y se crearán nuevos servicios, como una unidad ambulatoria de Oncología, otra de Medicina del Deporte y una de Cuidado Intensivo. Asimismo, se creará un centro de Cardiología y uno de Endoscopía.

“La estrella indiscutida de esta renovación es el Centro de Cirugía Mayor Ambulatoria, que será la primera de la salud privada en la zona. Gracias a los avances tecnológicos existentes hoy en los campos de anestesia y cirugía, este modelo permitirá que pacientes sometidos a ciertos procedimientos quirúrgicos puedan regresar a su casa antes de 24 horas”, explica, agregando que este hito es fruto de la experiencia y calidad alcanzadas por el equipo médico de la Clínica, que es reconocido por sus capacidades y férreo compromiso por entregar la mejor atención a sus pacientes.

“Ya somos una clínica con áreas muy desarrolladas y con especialidades de mayor complejidad, como Cardiología, en la que somos referentes. Entregamos una buena oferta de valor, y las personas aquí se sienten seguras y bien cuidadas. La Clínica ha tenido un progreso continuo, que le ha permitido pasar de un centro ambulatorio pequeño a uno muy desarrollado, con múltiples especialidades, que es un gran apoyo para la atención de salud en la zona. Además, es un espacio en el que los médicos pueden desarrollarse profesionalmente de manera óptima, en un ambiente seguro y con tecnología de vanguardia, que permite brindar una atención de calidad al paciente”.

UPC de estándar internacional

Clínica Biobío creó en 2005 el área de Cuidados Intensivos, la que amplió en 2017. “Pero es ahora que experimentará un verdadero crecimiento”, señala la Dra. Leonila Ferreira, Jefe de la Unidad de Paciente Crítico (UPC), quien explica que esta es un área de apoyo que atiende a pacientes médicos y quirúrgicos complejos.

Con la renovación, esta área, compuesta por la UTI y la UCI, pasará a contar en sus dos mil metros cuadrados con nuevas camas y equipamiento de estándar internacional, como modernos sistemas de monitoreo, de ventilación mecánica, de ecografía y de fibroscopía, así como su recién llegado equipo para electroencefalograma por video, “que ninguna otra clínica de la zona tiene”.

La Dra. Ferreira hace hincapié en que el aumento de “camas críticas” no solo beneficiará a la Clínica, sino a toda la región, algo relevante si se considera el gran déficit de estos espacios en todo el país. “La UPC tendrá 18 camas en total, lo que nos permitirá también apoyar al Ministerio de Salud recibiendo a pacientes del área pública”, explica.

Dra. Leonila Ferreira.

También crecerá el número de profesionales que componen el equipo interdisciplinario de esta Unidad, que destaca por ser la única UCI privada del Biobío en la que todos sus médicos son intensivistas. “Esta potente calidad técnica es un sello distintivo que nos permite ser reconocidos como la mejor UPC privada de la región y del sur de Chile”, destaca.

Entre las metas de esta Unidad se cuenta el seguir avanzando en Cirugía Cardíaca y en el área neurocrítica. La doctora Ferreira adelanta que planean comenzar a realizar la técnica ECMO, de Oxigenación por Membrana Extra Corpórea, con lo que serían la primera clínica privada fuera de Santiago en implementar este procedimiento que asiste a pacientes con patologías respiratorias severas. “Es un paso importante, pero de gran exigencia, pues requiere contar con equipos grandes, en atención 24/7. Es de mucha complejidad, pero quienes trabajamos aquí tenemos las capacidades y la experiencia para hacerlo”, enfatiza.

A la vanguardia en Imagenología

En Clínica Biobío el quehacer médico se apoya en una unidad fundamental, el servicio de Imagenología. Son sus profesionales los encargados de obtener e interpretar las imágenes de distintas áreas del cuerpo humano, las que permiten al médico tratante brindar un diagnóstico rápido y certero, que redunde en un óptimo tratamiento.

Este servicio está liderado por el Dr. Claudio Medina, quien afirma que equipamiento de punta y profesionales altamente especializados, además de una atención amable y cercana, son la clave para obtener diagnósticos confiables y una atención de calidad.

Detalla que dentro del equipamiento imagenológico de vanguardia de la Clínica, que incluye tomógrafos computarizados, resonadores magnéticos y ecógrafos, se cuenta un mamógrafo capaz de realizar tomosíntesis, el que fue recientemente adquirido. “El equipo permite evaluar la mama con imágenes corte a corte, de modo similar a una tomografía computarizada, y ayuda a minimizar una de las limitaciones de la mamografía convencional: la superposición de estructuras. Por lo tanto, permite un diagnóstico más preciso, que posibilita definir el mejor tratamiento en caso de alguna anomalía”, sostiene.

Este mamógrafo, un moderno ecógrafo y un densitómetro óseo de última generación son parte de un nuevo espacio enfocado en la salud femenina, que se vio reforzado con la llegada de la Dra. Mónica Zavala, única radióloga del sur de Chile con formación completa en Imagenología Mamaria. “Vino a completar un excelente equipo, compuesto por 20 radiólogos especializados en distintas áreas”, puntualiza el Jefe de Imagenología.

Hace pocos meses, además, Clínica Biobío adquirió un segundo resonador nuclear, ya instalado en el nuevo edificio, que permite pesquisar patologías mamarias, trastornos músculo-esqueléticos, y del sistema nervioso central y periférico de manera muy precisa, permitiendo al médico planear de mejor manera los tratamientos o cirugías necesarias.

Medicina del Deporte y Rehabilitación

Tecnología de última generación y equipamiento deportivo de primer nivel forman parte del Centro de Medicina del Deporte y Rehabilitación Kinésica, que en mayo comenzaría a funcionar en Clínica Biobío.

Dr. Carlos Clares.

Su coordinador, el Dr. Carlos Clares, explica que hace tiempo se venía analizando crear un centro especializado que permitiera a deportistas recreativos y profesionales, previa derivación de un traumatólogo, evaluar sus capacidades y tratar de manera óptima sus lesiones.

“En la región hacía falta generar un espacio como este. La gente hace cada vez más deporte, y no existía un centro que pudiera dar respuesta a las necesidades de esa comunidad”, enfatiza, agregando que estará compuesto por traumatólogos y kinesiólogos especializados en distintas áreas.

También contará con equipamiento de primera línea para, por ejemplo, la evaluación isocinética de la musculatura y para medir la estabilidad de las articulaciones, así como con modernas bicicletas y trotadoras, entre otros elementos de rehabilitación de última generación. “En el área de Rehabilitación tendremos un equipo que permite rehabilitar cuatro o cinco personas al mismo tiempo, y que posibilita trabajar tanto extremidades superiores como inferiores”, detalla.

Asimismo, en el área de Medicina del Deporte y evaluación del deportista, cuentan con equipamiento de isocinética para evaluar la condición del paciente desde el punto de vista de la rehabilitación muscular y así saber con certeza si está listo para reintegrarse a la actividad deportiva. “Se trata de un equipo que nadie más tiene en la zona, y quizás tampoco en el sur de Chile”, enfatiza Clares.

Los profesionales rehabilitarán a quienes padezcan o hayan sido intervenidos por alguna patología del aparato locomotor, como “cirugías de rodilla, hombro, mano y columna, entre otras. Esta es una apuesta que, como Clínica, quisimos realizar, buscando subir el nivel de lo que se está haciendo en esta materia en la región, así como profesionalizar la atención de nuestros deportistas”.

Cirugía Mayor Ambulatoria: Tendencia mundial que llega a Clínica Biobío

Gracias a los avances en la Medicina, hoy los pacientes pueden reincorporarse antes a su rutina tras una intervención quirúrgica. Así lo señala el Dr. Rodrigo Zamorano, Jefe de Pabellón del Centro de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA), quien asumirá el liderazgo de esta técnica. “Este modelo de atención quirúrgica es tendencia mundial, sobre todo en Europa y Estados Unidos, donde un 70 por ciento de las operaciones son mediante este sistema, que implica beneficios tanto para el paciente, como para el médico y el centro hospitalario”, comenta.

Dr. Rodrigo Zamorano.

La CMA no solo permite al paciente retomar la rutina con mayor rapidez, sino que, además, es un procedimiento costo-eficiente que optimiza los tiempos de atención. Esto también beneficiaría al paciente, por tratarse de intervenciones paquetizadas con valor conocido y porque le permitiría tener mayor acompañamiento de la familia en el proceso, lo que genera una recuperación más rápida.

El especialista explica que para optar a este tipo de cirugía la persona debe cumplir con ciertas condiciones, que contemplan requisitos clínicos, como edad, condición basal, antecedentes quirúrgicos previos y comorbilidades, así como sociodemográficos, que implican saber si el paciente cuenta con red de apoyo familiar y un domicilio cercano a un centro asistencial. También, evidentemente, debe tratarse de una patología quirúrgica de baja complejidad y de rápida resolución.

El Dr. Zamorano detalla que el día de la operación el paciente ingresa al centro acompañado por un familiar. Es operado bajo técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas y con técnicas anestésicas de bajos efectos secundarios. Se recupera allí, y luego es dado de alta.

Al día siguiente, se le llama para saber su evolución, y si todo está bien se mantiene en su casa hasta que deba asistir a los controles indicados por su cirujano. “Con este modelo, en Clínica Biobío haremos intervenciones otorrinolaringológicas, urológicas; cirugía de hernias inguinales y algunos casos de colecistectomías; operaciones traumatológicas simples y oftalmológicas, entre otras, todos procedimientos que permiten dar de alta al paciente el mismo día”.

El médico destaca que esta unidad se diferencia de otras porque fue diseñada arquitectónica y funcionalmente para este fin, con los más altos estándares recomendados por las diferentes sociedades de CMA mundiales, “y con equipamiento de última generación, de modo de asegurar al máximo la seguridad de nuestros usuarios”. 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES