Clínica Sanatorio Alemán: 118 años de experiencia que dan confianza

El tradicional centro privado de medicina de alta complejidad del sur de Chile cumplió todas sus metas en 2015. Plan de inversiones, nivel de actividad y programa de mejora continua en atención superaron las expectativas, y en 2016 va por más. Una nueva Unidad de Toma de Muestras de Exámenes de Laboratorio, un Centro de Traumatología y Gimnasio de Rehabilitación, y un área especializada en el Tratamiento de la Obesidad verán la luz en los próximos meses.

 
S aleman-inter-2El 29 de octubre marcó un antes y un después para quienes trabajan en Clínica Sanatorio Alemán (CSA), a más de un año de que la nueva administración tomara las riendas del emblemático establecimiento ubicado en Pedro de Valdivia, en Concepción.

Ese día, la plana mayor del CSA, acompañada del alcalde de Concepción y autoridades regionales de salud, cortaron la cinta tricolor en la puerta de acceso principal de los nuevos servicios de Urgencia, Unidad de Paciente Crítico Adulto y Admisión de Pacientes.

No fue una ceremonia más, y los cerca de 200 invitados del sector público y privado de la Región del Biobío allí presentes lo sabían. Con ella se dejaban atrás las dificultades enfrentadas hasta mediados de 2014 para, literalmente, mostrar una renovada cara a la ciudad.

La nueva fachada en ladrillo y vidrio polarizado venía a simbolizar que “el Sanatorio”, como los penquistas le han llamado por generaciones, estaba listo para reposicionarse como el centro de referencia en medicina de alta complejidad del sur de Chile.

Méritos hay de sobra, según explica el Director Médico de CSA, doctor Álvaro Llancaqueo: “Lo primero es que tiene solidez institucional, es centenario, tiene historia. Está en el ‘top of mind’ de la población penquista. En lo técnico, es lejos la clínica más grande, con varios edificios y una oferta de servicios que abarca todas las especialidades médicas, imagenología, laboratorio, pabellones, una amplia oferta de consultas ambulatorias y con más partos atendidos que los hospitales públicos de la Región, entre otros atributos”.

 

Tres metas

La apuesta no es una mera declaración de buenas intenciones, sino que camina a paso firme para convertirse en realidad, explica el Gerente General de CSA, Jorge Plaza de los Reyes, al realizar un balance de los objetivos y logros del 2015.

“Primero, la actividad está creciendo y las expectativas que nos habíamos propuesto para este año se han cumplido. Lo vemos a nivel comercial con el acercamiento logrado con isapres, el incremento de nuestras relaciones con el sector público, la firma de nuevos convenios con empresas y la renovación de los existentes. También lo observamos con el fortalecimiento de los equipos médicos y el arribo de nuevos especialistas”, explica el alto ejecutivo.

En segundo lugar pone el acento en la calidad del servicio. Advierte que el Sanatorio siempre ha sido reconocido por la excelencia de su personal médico, de enfermería y paramédico, pero no satisfecha con ese prestigio, la nueva administración busca diferenciar a CSA también por la orientación al paciente.

Para ello se puso en marcha un programa de mejora continua con el apoyo de una consultora, cuyo fin es generar una cadena de valor en el trato a la persona atendida y a sus familiares. Reducción de tiempos de espera, información permanente y satisfactoria y, por cierto, cordialidad y cercanía son las habilidades que se pretende potenciar en todos los niveles de contacto.

En tercer lugar, y más visible para la comunidad, está el fuerte y ambicioso plan de inversiones desplegado este año, el que ha tenido como principales hitos el estreno de la nueva fachada que alberga Admisión de Pacientes y los nuevos servicios de Urgencia y Unidad de Paciente Crítico Adulto.

“Además se cambió la climatización de los pabellones, se trasladó el Servicio de Hospitalización Pediátrica a la Torre Francesa (ex Clínica de la Mujer), se repuso equipamiento en distintas áreas, se habilitó un nuevo estacionamiento para pacientes, se reemplazó la plataforma de call center por una de alta eficiencia y se implementó un sistema de reserva online para consultas en centro médico”, concluye Jorge Plaza de los Reyes.

 

Salud confortable

Hoy la medicina debe practicarse en base a estándares internacionales, que den mayor seguridad, confianza y respaldo a los pacientes, comenta el Dr. Cristián Ledermann, Médico Jefe de Servicio Pabellón de CSA: “Aquí contamos con el más alto nivel de monitorización para cirugías estándar y complejas. Tenemos máquinas de anestesia, monitores de saturación oxígeno cerebral y lámparas led de última generación”.

En esa línea, el nuevo Servicio de Urgencia aumentó de casi 400 a más de 800 metros cuadrados de superficie, gracias a lo cual cuenta con una sala de espera de mayor tamaño, un moderno sistema de aire acondicionado y más boxes, los que admiten una capacidad de atención simultánea de hasta 20 pacientes.

Según su Médico Jefe, Dr. Manuel Vega: “Nos aporta la posibilidad de realizar una atención de mayor calidad, orientada al paciente, con un proceso interno que es mucho más fluido y en contacto con el resto de los servicios”.

Por su parte, los 500 metros cuadrados de la nueva planta física de la Unidad de Paciente Crítico Adulto hicieron posible que el número de camas se incrementara de 10 a 18, lo que asegura que la mayor parte del tiempo haya disponibilidad para recibir enfermos de gravedad.

Además, estas instalaciones también fueron dotadas de un sistema de monitoreo de alta precisión y técnicas de soporte vital avanzado, que permiten ofrecer terapias de reemplazo renal las 24 horas, como ningún otro centro asistencial privado de la zona.

El Dr. Cristián Pedreros, Médico Jefe de esa unidad, destaca que en ella se han implementado una sala de espera independiente, lo cual facilita la entrega de información y asistencia espiritual a los familiares de enfermos críticos. De igual modo, la renovación contempló luz natural en las habitaciones, “lo que junto a la cercanía con los seres queridos facilita la recuperación de pacientes que vienen despertando de un periodo largo de sedación o respiración mecánica”.

 

Más peldaños

Ha sido un año positivo para la clínica, pero Jorge Plaza de los Reyes advierte que para el 2016 el desafío es consolidar el alto ritmo de actividad, logrando nuevos avances en el área comercial, potenciando aún más las especialidades y reclutando más profesionales.

S aleman-inter-1
Equipo de Gerencia Clínica Sanatorio Alemán: Loreto Larraín, Danny Baesler, Rodrigo Martínez, Jorge Plaza de los Reyes, Gonzalo Cáceres y Andrés Ortiz.

En cuanto a la calidad de la atención, es vital transformar la actitud de servicio en parte de la cultura organizacional. Ello, de manera que el trabajo de consultoría y capacitación al personal de contacto se internalice hasta convertirse en un sello que permita diferenciar al Sanatorio más allá de la frontera regional y competir incluso a nivel nacional.

La acreditación es otra meta para la cual se está trabajando metódica y cuidadosamente. Por tratarse de un centro de atención de alta complejidad, con un amplio abanico de especialidades y una de las mayores dotaciones (aproximadamente 1.000 colaboradores), se proyectó someterlo a la evaluación externa sorteada por la Superintendencia de Salud durante el primer semestre de 2016.

Las inversiones tampoco se detienen. Para el próximo año se destinarán cerca de 800 millones de pesos a obras que habilitarán 1.800 metros cuadrados. Ya se iniciaron los trabajos para implementar una nueva Unidad de Toma de Muestras de Exámenes de Laboratorio, con el doble de superficie, en el sitio que ocupaba la Urgencia; se construirá un Centro de Traumatología en el tercer piso sobre la Unidad de Paciente Crítico Adulto, el que incluirá un gimnasio de rehabilitación; se levantará un Centro de Tratamiento de la Obesidad en el cuarto piso sobre la misma estructura y se remodelarán las habitaciones de la Torre Pedro de Valdivia, donde hoy funcionan los servicios Médico Quirúrgico Adulto y Oncología.

 

En manos expertas

Aparte de las inversiones en equipamiento e infraestructura, CSA ha redoblado sus esfuerzos en dotación de personal para estar a la altura de la demanda, que en el caso de Urgencia se ha incrementado en un porcentaje importante.

En esa unidad se incrementó el número de enfermeros y paramédicos, y se sumaron médicos especialistas en el turno de día y también en la noche. Adicionalmente se dispone de un cardiólogo en horario diurno, lo cual es una gran ventaja en el contexto regional.

En la Unidad de Paciente Crítico Adulto, en tanto, cada turno tiene médico residente, tres enfermeras, cuatro paramédicos y un auxiliar, todos con vasta formación en medicina intensiva e interna.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES