Clínica Universitaria de Concepción: Logra acreditación a sólo cuatro años de funcionamiento

Tras la acreditación, quienes laboran en la Clínica afirman con orgullo que hoy, más que nunca, “somos más que infraestructura moderna y equipamiento de última generación, también somos calidad y seguridad en la atención clínica”.

publi-cuc-DSC_0004
El proceso de acreditación de las instituciones de salud permite a éstas brindar garantías a sus pacientes de un servicio más seguro, bajo los parámetros de atención estandarizados por el propio Ministerio de Salud. Concientes de esto, el 23 de marzo de 2015, Clínica Universitaria de Concepción se convirtió, apenas a cuatro años de su entrada en funcionamiento, en la segunda clínica de alta complejidad en recibir la certificación de Acreditación en Calidad de Atención de Salud en la provincia de Concepción.

Dicha certificación, otorgada por la Superintendencia de Salud, se entrega a las entidades que aprueban con un ciento por ciento la evaluación de los requisitos obligatorios exigidos por el estándar de acreditación del Ministerio, estandar que alcanzó la Clínica.

El Dr. Hernán Ávila Stagno, director médico de Clínica Universitaria, detalla: “Hasta ahora, la calidad y seguridad de la atención era algo que no se medía de forma objetiva. Las organizaciones sólo se basaban en su prestigio como institución para validarse ante los profesionales y la comunidad. Previo a este proceso, la certificación de calidad no existía en el medio nacional y sólo constituía una definición conceptual no medida en las instituciones”.

Sin embargo, esto debía cambiar y así ocurrió. La modificación llegó con la reforma de salud, que comenzó a definir una serie de parámetros que buscan evitar problemas de falta de calidad y seguridad en el área de la salud. Si bien esta acreditación aún no es obligatoria, sino voluntaria, a contar de junio de 2016 sería exigible para todos los hospitales y clínicas prestadores de atención cerrada que deseen seguir entregando prestaciones a pacientes con patologías Auge, las que a la fecha son 80 y están definidas por ley.

 

Beneficios de la normativa

Así, gracias a la implementación de esta nueva normativa, calidad y seguridad pasan a ser conceptos fundamentales en la atención de pacientes en el área de la salud, cualidades que Clínica Universitaria se ha encargado de promover desde sus inicios.

Uno de las razones que motivó al Ministerio de Salud a exigir a los centros de salud acreditarse, era la ocurrencia de errores en la prestación de servicios médicos. En este sentido, son conocidos los casos en que se intervino quirúrgicamente a pacientes por una patología que no presentaba, tras confundirse los nombres en los registros de identificación. Así, esta norma viene a brindar a los pacientes garantías en cuanto a la minimización de riesgos o accidentes al interior de los centros asistenciales, y a asegurarles una atención de calidad al momento de recurrir a un prestador.

“La acreditación permite a las personas que acuden a un centro de salud acreditado, además de recibir las prestaciones Auge, que se les garantice un nivel de atención que cumpla con todos los protocolos establecidos, de modo de asegurarles una alta calidad en su atención y, a la vez, minimizar los errores de procedimiento”, señaló el Dr. Ávila.

Cabe precisar que dentro de las exigencias establecidas para obtener la acreditación figura el cumplimiento de estándares definidos para cada tipo de prestador, lo que incluye los nueve siguientes ámbitos: Dignidad del paciente, Gestión de la calidad, Gestión clínica, Acceso, Oportunidad y continuidad de la atención (AOC), Ámbito de competencias del recurso humano (RH), Ámbito del registro (RG), Ámbito de la seguridad del equipamiento (EQ), Ámbito de seguridad de las instalaciones (INS) y Ámbito de Servicios de apoyo diagnóstico o terapéutico.

publi-cuc-DSC_1977

El proceso

“Este importante logro fue fruto de casi dos años de preparación, en donde tanto el personal médico como los profesionales no médicos y administrativos se dedicaron a uniformar y protocolizar todos los procedimientos que se realizan en la Clínica, tanto en la atención a los pacientes como para resguardar su seguridad. Fue un proceso bastante largo, en el que se optó por invertir en educación y capacitación, siempre con el cuidado y la responsabilidad necesarios para obtener los resultados esperados”, destaca Ávila.

Informa, además, que el proceso de acreditación se realiza cada tres años a manos de una entidad acreditadora externa, cuya designación se efectúa mediante sorteo público en la Superintendencia de Salud.

“Sabemos que la comunidad exige una atención cuidadosa, con conocimientos y un equipamiento técnico acorde a los requerimientos actuales. Es lógico que las personas exijan y prefieran atenderse en una Clínica acreditada y, en ese escenario, nuestra obligación es trabajar en base a esas exigencias de acreditación, para ofrecer una atención de calidad que logre conseguir resultados óptimos para el paciente. Somos enfáticos en señalar que, como Clínica Universitaria, tenemos una tremenda responsabilidad con la comunidad. Hoy, con propiedad, podemos decir que somos más que infraestructura moderna y equipamiento de última generación, también somos calidad y seguridad en la atención clínica”, puntualizó el Dr.  Hernan Ávila Stagno.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES