Colegio Alemán de Concepción, a través de su programa de Bachillerato Internacional: Prepara a sus estudiantes para ingresar a las mejores universidades del mundo

aleman_DSC7937_1Los programas GIB y CAS son dos nuevos puntales de la excelencia académica que ha puesto en práctica el Colegio Alemán de Concepción, a partir de este año.

Cambios profundos en la manera de enseñar y de aprender, donde la autonomía, la responsabilidad y la creatividad son elementos fundamentales, introdujo este año el Colegio Alemán de Concepción en todos sus niveles.
Dorothea Schachtsiek, Directora del establecimiento, informa que este 2010 iniciaron el trabajo con Gemischtsprachiges Internationales Baccelaureate (GIB) o de Bachillerato Internacional para sus alumnos, para obtener un diploma de homologación de estudios que les abrirá la posibilidad de ingresar a las mejores universidades a nivel mundial.
Creado en 1968, el GIB ha certificado a más de medio millón de jóvenes de 136 países, siendo reconocido como un método que enfatiza el autoaprendizaje, la disciplina y la inserción en la comunidad, a través del desarrollo de proyectos de bien común.
Explica que el GIB es un programa de Diploma Trilingüe que incluye seis áreas de aprendizaje asociadas a igual número de asignaturas, entre las que se encuentran Español de nivel superior; Alemán de nivel superior; Historia en alemán, nivel medio; Biología en alemán, nivel superior; Matemática, nivel medio; e Inglés, nivel medio. Aclara que el proceso que iniciaron 18 alumnos de segundo medio durará dos años.
El plan considera como requisitos de aprobación que el estudiante redacte una monografía, complete el curso de Teoría del Conocimiento y participe activamente en el CAS, que es un programa de Creatividad, Acción y Servicio.
Mónica Dreyer, Coordinadora del Programa CAS, indica que los alumnos que opten al diploma GIB deben superar los desafíos que éste les impone y que les permite potenciar su desarrollo personal e interpersonal a través del aprendizaje vivencial.
Comenta que el CAS exige que los proyectos cumplan con ocho objetivos de aprendizaje, entre los que destacan: adquirir una mayor conciencia de las cualidades propias y de las áreas de crecimiento; emprender, proponer y planificar nuevos desafíos, trabajar en colaboración con otras personas; mostrar perseverancia y compromiso, y considerar las implicancias éticas de las propias acciones.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES