Colegio Alemán de Concepción aplica nuevo concepto para optimizar la bilingüalidad

Hace año y medio que el establecimiento aplica este novedoso concepto de enseñanza que transforma el aprendizaje del idioma en algo espontáneo, y que se centra en el desarrollo de habilidades y competencias lingüísticas de forma paralela en el idioma alemán y español.

 

publi-colegio aleman-concepto biLi aula Como una forma de reforzar el aprendizaje bilingüe en sus estudiantes, la Deutsche Schule Concepción (DSC) decidió, desde el 2014 y a partir del Kindergarten, iniciar los primeros pasos de un innovador y atractivo concepto de enseñanza que integra el español y el alemán: se trata de biLi, política de aprendizaje bilingüe con orientación personalizada.

El concepto incorpora la presencia de dos profesoras en el aula: una docente que se comunica y enseña en español y, la otra, en alemán, consiguiendo así que ambas lenguas se enseñen de forma paralela, “transformando el aprendizaje del idioma alemán en algo más espontáneo y fluido”, comenta la subdirectora de Ciclo de Enseñanza Preescolar, Karen Kunz. Para ella, lo central de este sistema es que los alumnos adquieren el idioma alemán con naturalidad en actividades cotidianas planificadas por las educadoras y profesoras, desarrollando al mismo tiempo sus habilidades y fomentando el trabajo colaborativo. El concepto permite un encuentro y una interrelación de los idiomas y las culturas chilena y alemana.

Origen del concepto 

Desde su fundación en 1888, el Colegio Alemán de Concepción ha puesto la lengua y la cultura alemana en el centro de su enseñanza. Para continuar fomentando el aprendizaje del alemán, empezó a implementar un nuevo sistema de aprendizaje innovador, que les permitiera impulsar aún más el concepto bilingüe del establecimiento. Para ello, se contó con la asesoría del Instituto Pedagógico Alemán (LBI) y de Maren Gronert, docente libre alemana, en colaboración voluntaria y gratuita con el LBI. El objetivo era desarrollar aspectos cognitivos bilingües donde los alumnos pudieran relacionar y asociar conceptos. Los académicos querían que los estudiantes internalizaran el lenguaje naturalmente publi-colegio aleman-libro biLiy, al mismo tiempo, adquirieran las habilidades necesarias para ser ciudadanos probos e integrales del mundo globalizado.

En este sentido, en 2014, el Colegio comenzó a aplicar el Concepto biLi en el nivel Kindergarten, convirtiendo a los niños de este nivel en la primera generación biLi. Karen Kunz cuenta que la incorporación del concepto en las actividades escolares, “produjo en los niños respuestas espontáneas. No fue un cambio difícil para ellos, pues ya venían trabajando desde el Spielgruppe y Prekindergarten con la Metodología Montessori, que fomenta la participación activa del preescolar al momento de realizar las actividades”, señala.

Si bien en un comienzo algunas docentes mostraban ciertas aprensiones sobre el nuevo concepto y la forma de aplicarlo, a poco andar esas inseguridades desaparecieron y “comenzaron a trabajar con gran motivación con este sistema, labor para la que fueron capacitadas en el LBI y para la que también recibieron perfeccionamiento interno de la DSC”, señala la Subdirectora de Ciclo de Enseñanza Básica, Marisol Ceballos. “El concepto se desarrolló en el marco de las bases curriculares y planes de estudio emanados del Ministerio de Educación”, destaca.

Camila Barudy, egresada de la DSC y hoy profesora de primero básico, señala que la misión del Colegio es familiarizar a los niños con el idioma desde pequeños, e instruirlos didácticamente en las actividades. Así, este nuevo sistema entrega una metodología integral, por tratarse de un concepto de enseñanza que propicia ambientes colaborativos mediante la conformación de equipos de trabajo, diálogo y motivación, a la vez que aprenden una nueva cultura, se impregnan de tradiciones y nuevos conocimientos. “Las materias también se entrelazan, y todos los ramos se desarrollan de manera transversal, ya no están las asignaturas separadas”, comenta.

Las profesoras y educadoras también cuentan con material de apoyo para aplicar este concepto, como libros, cuadernillos, manuales para el docente y juegos didácticos. Estos elementos ofrecen imágenes y una base de vocabulario, siempre vinculado con una letra y un sonido, y permiten tanto a los docentes, estudiantes y –si lo desean- a los padres en casa seguir el proceso de aprendizaje de forma muy activa. El sistema de enseñanza tiene cierto grado de flexibilidad, ello “por tratarse de un concepto, no de un programa fijo. Los profesores tienen más libertad de respetar las necesidades e intereses de los niños según su ritmo como alumno individual y como grupo”, destaca Maren Gronert.

Trabajo en equipo, clave en la enseñanza

El trabajo colaborativo de las educadoras y profesoras en el aula de clases permite que ellas logren desarrollar este concepto de bilingüalidad. Cada curso cuenta con dos profesoras, donde una enseña solamente en español, y la otra solamente en alemán, conformando un equipo llamado Tandem. Ambas planifican las actividades y el material de apoyo; cuando interactúan con los niños, nunca se traducen literalmente lo que dicen, solamente se complementan reformulando las ideas de forma distinta. publi-colegio aleman-IMG_0507Wanda Wolff y Lilian Risopatrón, ambas Tandem en Kindergarten, señalan que “las actividades pedagógicas permiten una mayor cercanía con los niños. Además, durante las actividades es importante que ambas estén atentas a lo que está sucediendo en la sala, de tal manera que si la educadora de español observa que los niños no están comprendiendo la actividad en alemán, ella complementa información en español, sin traducir”. En este sentido, la subdirectora de Enseñanza Básica, Marisol Ceballos, menciona que “si bien fue complicado encontrar a las docentes que tuvieran el perfil para trabajar en este concepto en cuanto a dominio del alemán, hemos logrado encontrar al personal adecuado luego de una intensa búsqueda a nivel nacional y en Alemania. Al principio se trabajó con mucha cautela, pero con la firme convicción de una meta alcanzable”.

Primeras impresiones

Las docentes están satisfechas porque han notado avances en los niños en distintas áreas y, sobre todo, en su expresión oral, pues ya empezaron a dirigirse en español y en alemán a sus respectivas profesoras indistintamente, incluso sin darse cuenta. Gabriela Martin también afirma que han visto avances concretos en el área cognitiva, “en la producción escrita libre, en las matemáticas, en naturaleza y en la comprensión del medio”. Al respecto, Nadya Stange, profesora básica de la lengua alemana y Tandem de Camila Barudy, agrega que uno de los avances de este nuevo concepto “es que el proceso se desarrolla en función de lo cotidiano, de escuchar el idioma durante toda la jornada. Esto ayuda a que los niños dejen de pensar en el idioma como un aprendizaje externo, pasando a ser algo que fluye de manera inconsciente”, precisa. Marisol Ceballos concluye que “nos sentimos orgullosos como institución educativa de haber emprendido un desafío como éste”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES