COLEGIO ALEMÁN DE CONCEPCIÓN | Un proyecto que abre las puertas del mundo a sus estudiantes

 

El aprendizaje de inglés y alemán que al final de la enseñanza media es evaluado con pruebas según el marco de referencia europeo de lenguas, junto a un programa de bachillerato multilingüe son las herramientas que la Deutsche Schule entrega a sus estudiantes. La idea es que ellas les permitan ampliar sus horizontes, para incentivarlos a proyectar internacionalmente sus carreras estudiantiles o laborales.

Desde su fundación, a fines del siglo XIX, la Deutsche Schule de Concepción tuvo como misión ser un punto de encuentro de las culturas chilena y alemana. Por ello, a partir del nivel preescolar, sus estudiantes aprenden y practican el alemán y el español como idiomas base de su formación, y conocen también, la historia y tradiciones de ambos países. Son aprendizajes que los acompañan en toda su etapa educativa.

La idea de impartir una educación multicultural y potenciar la inserción de sus alumnos en un mundo globalizado y cambiante, motivó que el aprendizaje del inglés se incorporara como tercera lengua para sus estudiantes. Esto, junto a los estándares internacionales de calidad de la educación han sido pasos en la ruta que siguió el Colegio Alemán de Concepción para que su proyecto educativo fuese acreditado por Alemania con el sello de Excelencia Académica Internacional.

Aprendizaje para la vida

Para desarrollar habilidades, destrezas, competencias y conocimientos que cumplan con aquellos estándares internacionales, los estudiantes de la Deutsche Schule cursan el Programa del Diploma del Bachillerato Internacional® (IB) para colegios alemanes, llamado también GIB o Bachillerato Internacional Multilingüe, pues se estudia en español, alemán e inglés.

Es un programa educativo que se inicia en segundo medio, y finaliza en el primer trimestre de cuarto medio. Los alumnos que certifican el GIB tienen la posibilidad de seguir estudios de pregrado en universidades que tienen convenio con el IB, tanto en Chile como en el extranjero.

A ello se suman pruebas que acreditan el manejo del alemán, en comprensión y producción de lenguaje, bajo el marco de referencia europeo de lenguas. Su aprobación en sus niveles más avanzados permite el ingreso de un exalumno del Colegio Alemán a universidades alemanas. Algo similar sucede con los exámenes internacionales PET y FCE de la Universidad de Cambridge. Su certificación también es reconocida internacionalmente, y facilita la postulación a entidades de educación que exijan el manejo del inglés.

Laura Paredes, Subdirectora Académica del Colegio Alemán de Concepción.

Estos exámenes son alternativas que presentamos a nuestros estudiantes, como una forma de abrirles las puertas al mundo, y entregarles la mayor cantidad de posibilidades, para enfrentarse a aprendizajes y al desarrollo de competencias que les servirán para su vida”, explica Laura Paredes, Subdirectora Académica del Colegio Alemán de Concepción.

Una de las fortalezas del Diploma del IB es que incentiva a los alumnos a convertirse en personas capaces de aprender de forma autónoma. “El bachillerato les da una preparación a nivel de competencias que es importante. En términos de conocimientos y contenido también, pero hay un fuerte trabajo en habilidades blandas que nuestros exestudiantes reconocen”, agrega Laura Paredes. Lo han oído, señala, cuando como parte de la preparación para el inicio del GIB, los alumnos de octavo básico y primero medio -que iniciarán el programa en segundo medio- asisten a charlas donde exalumnos les relatan su experiencia en términos de desafíos, dificultades, ventajas y de cómo hay que estar preparado. “Todos coinciden que independientemente de las dificultades que puede haber en el camino, lo más importante es el aprendizaje que les deja el programa para el desempeño en la universidad o en los proyectos académicos que se propongan, en el ritmo de estudio y en organización de su tiempo”.

Orientación y acompañamiento

Sobre los exámenes de idiomas, la subdirectora académica del colegio recalca que se trata de pruebas globales que les habilitan para estudiar en países de habla alemana o inglesa. “Varios de nuestros exalumnos en algún momento de su vida académica o laboral han hecho uso de estos recursos para certificar su nivel en alguno de ellos o en ambos”. Relatan que el manejo de idiomas les facilita sus aprendizajes, sobre todo en el área científica, tecnológica o de la ingeniería, donde se ven enfrentados a la lectura de papers o investigaciones. “Hay muchos que hacen estudios de postgrado en el extranjero o que están trabajando en otros países haciendo investigación”.

También trabajan en un programa de orientación vocacional, especialmente en tercero y cuarto medio, donde los alumnos participan en ferias y charlas, como las que realizan con el Servicio Alemán de Intercambio Académico para presentar alternativas a sus estudiantes. “Tenemos una encargada de la promoción de estudios en Alemania. Nos preocupamos de informar a todos los alumnos sobre estas alternativas y otras. Asimismo, tratamos de acompañarlos de la mejor manera posible en sus procesos de búsqueda y postulaciones”, sentencia Laura Paredes.

Sofía Cuellar: Biología en la Universidad Central de Florida

Sofía Cuellar.

Sofía Cuellar egresó el 2019 del Colegio Alemán de Concepción. Comenzará en junio de este año sus estudios en Biología en la Universidad Central de Florida. Su meta es continuar estudios de Medicina. Para ingresar a esta institución se sometió al sistema de admisión que se realiza en Estados Unidos y rindió el Scholastic Aptitude Test (SAT), que es un símil de la PDT chilena. Este incluye tres ítems: matemáticas, lectura y un ensayo opcional. Sofía decidió realizarlo, pues en el GIB desarrolló aprendizajes que le entregaron aptitudes y habilidades en este tipo de tareas.

“En el colegio logré un nivel de inglés alto que me permitió comprender y responder adecuadamente el SAT, que es todo en inglés”. En matemáticas le sucedió algo parecido. “Evaluaron prácticamente todos los contenidos que había visto en el bachillerato, lo que hizo que pudiera entender los ejercicios y resolverlos muy rápido”.

Agrega que aunque su preparación para el SAT fue individual, “esto no quiere decir que el conocimiento lo obtuve sola: el bachillerato, las pruebas de inglés y de alemán me sumaron para tener una postulación más completa, para ser una mejor candidata y, seguramente, me van a ayudar mucho en mi carrera, porque el método del bachillerato es muy parecido a la enseñanza universitaria”.

María José Barrales: Business Administration en Alemania

María José Barrales.

El 2020 entró a estudiar Ingeniería Comercial en la UdeC, aunque siempre tuvo como objetivo continuar en una universidad alemana. “Allá comienzan en septiembre u octubre, por lo que decidí hacer el primer semestre acá, para acostumbrarme al sistema universitario y luego irme a Alemania”. Pero el coronavirus retrasó sus planes. Hoy sigue en la UdeC, y el segundo semestre de este año estudiará en la Frankfurt School of Finance & Management. “Ingresé vía Bachillerato. Haberlo rendido y tener los diplomas de inglés y alemán, me permitieron postular como cualquier estudiante alemán”. La carrera que eligió se llama Business Administration, se imparte en inglés y tiene una duración de tres años y medio. “Durante el bachillerato nos mostraron las posibilidades que teníamos de estudiar en el extranjero, pero después de la gira del colegio, me quedé de intercambio en Alemania. Ahí comencé con la idea de que quería estudiar allá, por el sistema de enseñanza y el estilo de vida que pude observar. Además, con esta carrera puedo complementar mi gusto por el inglés, pero también vivir en Alemania”. Un interés por distintas culturas que desde muy tempranamente le inculcaron en su colegio.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES