Colegio San Agustín inauguró nuevos espacios educativos

Son 900 metros cuadrados que serán usados como espacios para realizar actividades extracurriculares y de recreación. A futuro se proyecta una remodelación del gimnasio y la construcción de nuevas salas de clases como parte de un Plan Maestro de mejoramiento de infraestructura.

Un colegio con tradición y que apuesta por avanzar en su proceso formativo en el emplazamiento que lo vio nacer, hace 79 años, es el Colegio San Agustín de Concepción.

Muestra de aquello es el Plan Maestro que tiene como objetivo mejorar el espacio físico para su comunidad y que recientemente completó un nuevo hito al sumar 900 metros cuadrados construidos al establecimiento.

Nuevos talleres y un patio techado que incrementaron notoriamente su infraestructura son parte de los adelantos que consideró este proyecto de ampliación que, según explica la Rectora del Colegio San Agustín, Paulina Bellolio, fue antecedido por otras obras que se ejecutaron con el fin de incorporar dependencias para fortalecer la oferta formativa que el colegio entrega a sus 1.240 estudiantes.

“Primero fueron los laboratorios de Ciencias y Computación, luego se sumó la sala de Arte y Música. Pero también se hacía necesaria la edificación de espacios que albergasen las actividades formativas y recreativas que realizamos para y junto a nuestra comunidad, como las Jornadas Agustinas, las tutorías familiares, el trabajo formativo de padres y alumnos, actos cívicos, entre otros. Atendiendo estos requerimientos, la fundación Santo Tomás Villanueva acogió nuestra petición de realizar esta inversión”, agregó.

Paulina Bellolio, Rectora Colegio San Agustín, y padre Enrique Catalán, Provincial de la Orden de San Agustín.

Este tipo de proyectos, añadió la Rectora, apoyan el proyecto educativo del San Agustín, que busca ser reconocido no solo por ser un colegio de excelencia que muestra buenos resultados académicos -producto de un trabajo sistemático realizado por el cuerpo de profesores- sino que también complementa esa formación con actividades extra programáticas, sobre todo del área de deportes y de disciplinas artísticas como fútbol, básquetbol, vóleibol, handball, gimnasia rítmica y teatro, por nombrar algunos, agrega Paulina Bellolio.

Y hay más, pues ya se vislumbra una nueva etapa que permitirá remodelar el gimnasio y la construcción de más salas de clases, para responder a las nuevas necesidades educativas que requieren de espacios para desarrollar actividades con grupos más pequeños y para implementar asignaturas en modalidad de cursos compartidos.

Proyecto integral

La historia del Colegio San Agustín se remonta a 1939, cuando a raíz de la devastación generada por el terremoto, que dejó a Concepción sin establecimientos educacionales, la Orden de San Agustín decidió instalar una sala de clases en uno de los salones de su convento para una matrícula de 15 estudiantes. Al año siguiente, la Orden recibió el reconocimiento oficial de colegio.

Por su origen, el vínculo del establecimiento con la parroquia del mismo nombre se ha dado de manera natural, pues hay colaboración espiritual y ahora también física al quedar conectados interiormente.

El Provincial de la Orden de San Agustín (OSA), Enrique Catalán, recordó que ello fue posible gracias a un proyecto integral financiado por la provincia agustina que implicó la construcción de salones parroquiales, un nuevo convento (Nuestra Señora de la Consolación de la Orden de San Agustín) y la ampliación del colegio. “El espacio del antiguo convento pasó al colegio, permitiéndole obtener un subterráneo de oficinas y un patio en el primer nivel, además de un patio techado. Para la parroquia, en tanto, se sumaron nuevos salones parroquiales y  el nuevo convento donde viven los sacerdotes y religiosos, todos consagrados a Dios como agustinos”, apuntó.

Agregó que como los tres pilares de la orden agustina son comunidad, interioridad y libertad, se buscó un diseño que reflejara la integración entre la parroquia y el colegio, lográndose una impronta que, a la vez, se transformó en un aporte arquitectónico a la ciudad, trabajo del arquitecto Cedric Purcell.

“Hemos construido esta historia desde el servicio de la parroquia hacia la comunidad y observamos una comunidad de laicos muy comprometidos, lo que me permite ver el futuro con mucha esperanza. El pueblo de Dios está muy comprometido y estamos agradecidos de Concepción, pues nuestros sacerdotes jóvenes salen del Colegio San Agustín”, comentó el Provincial (OSA), Enrique Catalán.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES