Concepción Ciudad que no para.

El turismo en la ciudad se mueve gracias a la iniciativa de particulares que apuestan por entregar un servicio completo de entretención y cultura.

Desde hace varios años Concepción y Talcahuano reciben visitas de expertos que vienen a vincularse en las distintas áreas productivas por temas de trabajo. Así también, la organización de ferias, seminarios y congresos ha aumentado de acuerdo con los índices de crecimiento local y junto a ello el desarrollo turístico ha tenido que adecuarse a esa demanda.
Una ruta por la ciudad incluye hoy un recorrido por el campus de la Universidad de Concepción, verdadero ícono penquista, la catedral y la Plaza Independencia. A esos atractivos se suman en lo cultural la Galería de la Historia o el Museo de Historia Natural, que se han renovado para mostrar sus colecciones con el pasado histórico que caracteriza a este emplazamiento. El Museo Hualpén, en la comuna de igual nombre, y el Monitor Huáscar, en Talcahuano, hacen también lo suyo.
Hoy por hoy hay buenos hoteles, salones que satisfacen la demanda interna y que motivaron el crecimiento periférico de servicios asociados: gastronomía, entretención, tiendas apuntan a estar preparadas para atender a la población flotante buscando nuevos nichos y especialización.
Christian Portilla, Consultor en Medio Ambiente y Desarrollo de Austral Solutions, precisa que se trata de ofrecer una agenda entretenida para los visitantes que llegan motivados por los negocios con alguno de los nueve polos de desarrollo productivo y que buscan algo más que un almuerzo de trabajo. “La apuesta es provocar un quiebre de estrategias y poner en visibilidad elementos con valor agregado”, comenta. Agrega que hay iniciativas que muestran una preocupación, tanto a nivel central con el desarrollo de políticas públicas, que tienden a apostar por el turismo de negocios y congresos (Meeting, incentives, congresses, exhibitions) MICE. Portilla destaca que desde un año funciona la agrupación “Industrias Creativas Concepción” para generar una plataforma que entregue mejores condiciones para desarrollar las empresas del mundo creativo. “Hablamos de joyeros, artistas plásticos, diseñadores, arquitectos, gestores culturales, entre otros protagonistas del arte y la cultura, que ya trabajan en un centro tecnológico que realiza estudios del sector para reconocer y diagnosticar el aporte del mundo creativo a la economía local”, explica.
Mauricio Castro, vicepresidente de Industrias Creativas, dice que son cuatro los sectores productivos culturales estratégicos. Artes musicales, con un fuerte arraigo de identidad; artes visuales; artes escénicas y las distintas expresiones en diseño. Estas son las cuatro grandes fortalezas que aportan al turismo. Circuitos artístico – culturales para un visitante que exige cada vez más una agenda permanente de atractivos y con un gran valor agregado.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES