Concepción cómo has cambiado

La capital regional del Biobío hasta casi entrada la década de los ‘40 era una de las ciudades más bellas de Chile. Pero el terremoto de 1939 mandó al suelo sus principales edificios públicos y viviendas de sofisticada arquitectura, con lo que se perdió una fisonomía que por su estética la emparentaba con las principales urbes europeas.

En el aniversario número 466 de Concepción, quisimos recordar aquella época mediante imágenes antiguas que permitirán conocer parte de esa historia que los remezones de la tierra hicieron desaparecer, y las comparamos con fotografías actuales para dar cuenta de los importantes cambios que se produjeron.

 

Fotografías antiguas: Colección personal Alejandro Mihoviloch
Fotografías actuales: José Carlos Manzo

 

El terremoto de 1939 botó gran parte de Concepción. Destruyó el 50 por ciento de sus viviendas y los edificios más bellos de la ciudad, que se habían construido gracias a la bonanza generada por la agricultura y la explotación del carbón, emulando la arquitectura neoclásica.

“Las  edificaciones tenían balaustradas, con arcos de medio punto, cornisas, ventanales de madera y puertas elaboradas. Era realmente un lujo”, recuerda el historiador, Alejandro Mihovilovich Gratz.

Para demostrar sus dichos, echa mano a su colección fotográfica -compuestas por 42 mil imágenes- que testimonian la riqueza arquitectónica que caracterizó al Concepción de la primera mitad del siglo XX.

Entre foto y foto, relata que de la época de su traslado, en 1751, a su actual ubicación, Concepción sólo conserva el pozo de agua que está en el patio de la Catedral y el muro de la Iglesia La Merced. De 1800 podríamos tener la Diosa Ceres, la escultura de la pileta de la Plaza de la Independencia, que resistió otros terremotos, pero que se doblegó ante la fiereza del 8,8 del 2010 y que obligó a reconstruirla por completo. ¿Y qué pasó en 1939? “Se perdieron construcciones valiosas como los tribunales de justicia, que estaban ubicados frente a la plaza; la antigua intendencia, las torres neoclásicas de la catedral, la mayoría de las iglesias: La Merced, San Agustín, Santo Domingo, San Francisco que quedó a maltraer y posteriormente se vino abajo. Finalmente, lo que no destruyó este terremoto, terminó botándolo el de 1960”, cuenta Alejandro Mihovilovich.

¿Por qué no hubo reconstrucción? La historia es bien clara en esto, asegura. “Cuando hubo que reconstruir, la gente de la época ya no tenía los medios que sí tuvieron quienes edificaron los más bellos edificios de la ciudad”; aunque ello, expresa, no exime de responsabilidad a quienes deberían haber velado por preservar ese patrimonio. “Ahí está el ejemplo de Dresden, de la que no quedó nada luego de la Segunda Guerra Mundial, pero que los alemanes reconstruyeron ladrido a ladrillo para levantarla tal cual. En cambio aquí en Concepción hubo una especie de desdén por el patrimonio, no supimos cuidarlo. Por último se pudo haber esperado a que estuvieran los fondos para reconstruirlo. Pero eso ya es otra historia”.

 

 


foto1-1 foto1

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer remezón del Portal Cruz, el ícono y referente del Concepción de los ‘30.

El Portal Cruz, que se emplazaba en la calle O’Higgins, frente a la plaza, entre las actuales Caupolicán y Aníbal Pinto, era un símbolo de Concepción y albergaba importantes locales comerciales. El terremoto de 1939 destruyó su segundo piso, que finalmente fue demolido, y le quitó todos sus hermosos decorados. A maltraer, siguió funcionando, hasta que un incendio en 1950 le dio la estocada final. En su lugar posteriormente se construyó el edificio donde se ubica la galería Olivieri, un banco, cafés y, por supuesto, el Teatro de la Universidad de Concepción.

 

 


foto2-2 foto2

 

 

 

 

 

 

 

 

Casa Carlos Brandt y la confitería Palet

La cuadra de Barros Arana (antiguamente Comercio), frente a la plaza, siempre ha concentrado al comercio de la ciudad. Allí estaba la casa Carlos Brandt, un almancén de música y librería. Frente a ella, los rieles  por donde transitaba el tranvía. Una cuadra más al norte se ubicaba  la clásica confitería Palet.

 

 


foto3 foto3-3

 

 

 

 

 

 

 

 

Las dos caras del Banco de Chile

El terremoto de 1939 también causó estragos en el edificio del Banco de Chile, que mantiene su ubicación actual en la esquina de O’Higgins con Caupolicán. La nueva infraestructura tuvo que construirse unos metros más atrás para el ensanche de la calle O’Higgins. Esta imagen, que fue capturada desde el Portal Cruz, da cuenta de esta modificación.

 

 

 

foto4-4 foto4

 

 

 

 

 

 

 

 

Destrucción en Colo Colo, esquina Barros Arana

La fachada del Palacio Hirmas, que hoy alberga a una multitienda, sufrió también graves daños el ‘39. La fotografía muestra la destrucción que provocó el terremoto en la calle Colo Colo.

 

 


foto5-5 foto5

 

 

 

 

 

 

 

 

La unión hace la fuerza

La demolición de muchos edificios se hizo “a mano”. Todos colaboraban para que los rastros del terremoto dejaran de ser parte de la ciudad. Tal era el caso de estos penquistas que ayudaban a botar algunos elementos de la fachada del antiguo edificio del Banco de Chile.

 

 

 

foto6 foto6-6

 

 

 

 

 

 

 

 

Gran avenida

La Universidad de Concepción también ha sido protagonista de los principales hechos históricos de esta ciudad. En la
primera mitad del siglo XX, los autos podían transitar por la avenida Enrique Molina.

 

 


foto7 foto7-7

 

 

 

 

 

 

 

 

En torno a la Plaza de la Independencia

La Caja Nacional de Ahorros se ubicó en la intersección de O`Higgins y Anibal Pinto. Fue  una de las precursoras del bancoestado.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES