Confianza, la clave para reimpulsar las inversiones

col-CPCC
Hernán Celis Calonge Presidente de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción.

Resulta difícil imaginar que un empresario quiera invertir y trabajar en un ambiente de vacilación, con conflictos artificiales o iniciativas legales con visión miope que terminen por hacer inviable los proyectos. En este sentido, el planteamiento de reformas simultáneas en la normativa tributaria y laboral y, a su vez, el anuncio de prosperar con ellas sin incorporar las visiones de los actores involucrados, ha generado un ambiente de incertidumbre y desconfianza que está deteriorando la actividad económica del país.

El Informe de Percepción de Negocios del período abril-junio del Banco Central evidencia este clima de inseguridad. Así, de acuerdo al sondeo realizado a 180 empresas, a lo largo de todo el país, el desempeño de los negocios para la gran mayoría de los encuestados “se deterioró o se estancó” en el último trimestre, y, lamentablemente, “con percepciones que se fueron haciendo más negativas en el curso del periodo”.

Respecto de las condiciones para realizar negocios, el estudio resalta el fuerte deterioro de la percepción de los entrevistados sobre el efecto de los distintos cambios legislativos en discusión, en particular por su incertidumbre acerca del resultado definitivo de estos procesos y cómo ello impactará en la rentabilidad de sus inversiones.

También, la mayoría señala que “están en un proceso de control significativo de sus costos”, que considera desvinculaciones, cambios de proveedores, manejo más ajustado de inventarios y limitación de los gastos en recursos humanos. En cuanto a la inversión, la percepción general apunta a realizar sólo gastos estrictamente necesarios, tanto por la necesidad de reducir costos como por la débil perspectiva que prevén para la demanda.

Para revertir la magra situación que devela este estudio es clave que los inversionistas puedan recuperar la confianza, con la certeza de que sus operaciones estarán sujetas a reglas claras y permanentes en el tiempo, cuidando las condiciones en que se desarrollan las empresas, procurando impulsar la productividad, la competitividad y la generación de empleos.

En este sentido, es de vital importancia que los cambios a la reforma tributaria, y la revisión a la reforma laboral, se realicen con altura de miras, para dar garantías de que el crecimiento es un objetivo prioritario. Restablecer la seguridad y las expectativas del empresariado permitirán reimpulsar la inversión privada, clave para enmendar el rumbo hacia el anhelado desarrollo de la economía.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES