Coro Sinfónico UdeC cumple 60 años en escena

Este 23 de agosto, la agrupación celebrará su sexagésimo aniversario. 60 años en los que ha sabido consolidarse como referente coral a nivel nacional, en los que ha sido un embajador en todo Chile y en el extranjero en materia de calidad vocal, y en los que se han construido lazos y relaciones de amor y amistad que hasta hoy se mantienen.

corcudec-Primera-formación-Coro,-18-de-agosto-1954-Heles-Contreras-al-centro

El Coro de la Universidad de Concepción será homenajeado en el séptimo concierto sinfónico, que se realizará el 2 de agosto, en el Teatro UdeC. Un reconocimiento más que merecido por tratarse de una agrupación que el 23 cumplirá 60 años de existencia. Pero no es sólo su longevidad lo que lo destaca, sino también su aporte a la cultura de varias generaciones y el férreo compromiso de sus integrantes, que de lunes a viernes, “llueva, truene o relampaguée”, llegan puntualmente a los ensayos, a poner lo mejor de sí mismos en una tarea muchas veces titánica, por la complejidad de las partituras, por ser un trabajo absolutamente ad honorem, y por la tremenda calidad y profesionalismo demostrado por sus miembros a lo largo de sus años de vida.
La historia se remonta a agosto de 1954, cuando Heles Contreras, quien fuera su primer director, motivado por un viaje a Santiago durante la Semana del Arte Universitario, decidió emular la idea vista en una universidad capitalina y formar en Concepción el coro de Pedagogía en Inglés. Su primera presentación fue en el antiguo Teatro Concepción, en donde interpretaron un spiritual, un canon y el tango El clavel del aire, en un arreglo para coro. Sin embargo, la sesión constitutiva de la agrupación se realizó el 23 de agosto de ese año, en donde se eligió a su primer directorio.
El conjunto coral tuvo rápido eco en la casa de estudios y ya en octubre de 1954 estaba formado por miembros de toda la Facultad de Pedagogía y, al año siguiente, se había extendido a toda la universidad, pasando a llamarse definitivamente Coro Universitario, y realizando en septiembre su primera gira nacional, que comprendió las ciudades de Temuco, Valdivia, Osorno y Puerto Montt.
1957 marca el inicio de las actividades del grupo como Coro Sinfónico. Ese año, acompañados sólo por órgano, estrenan el Oratorio La Creación, de Franz Joseph Haydn, en una versión en español y con solistas del coro. En 1958, también en calidad de estreno nacional, interpretan el oratorio La Redención, de Charles Gounod, acompañado por órgano, en versión traducida al español por el propio director y, en noviembre, el coro actúa junto a la Orquesta de Cámara de la UdeC, dirigidos por el maestro Wilfred Junge. Ya para 1959, el coro es incluido en las Temporadas de grandes espectáculos del Teatro Concepción, y junto a la Orquesta de Cámara universitaria estrenan la misa In Tempore Belli, de Haydn, bajo la dirección de Junge. Es desde este año que el coro comienza a participar anualmente en las temporadas oficiales de la Orquesta Sinfónica de la UdeC.

Ruth Gutiérrez y Arnoldo Cortés llevan juntos más de 50 años, mismo tiempo que han participado en el Coro UdeC.
Ruth Gutiérrez y Arnoldo Cortés llevan juntos más de 50 años, mismo tiempo que han participado en el Coro UdeC.

50 AÑOS DE PASIÓN POR LA MÚSICA
El Coro hoy está conformado en su mayoría por estudiantes y exalumnos de la Universidad de Concepción, además de otras personas ajenas a la casa de estudios, pero amantes del canto, que participan con entusiasmo en la preparación de las obras. Pero la historia de esta agrupación y el buen ambiente que se vive dentro de ella va más allá de la natural sinergia entre personas con un fin común, ha trascendido generaciones y ha generado vínculos que han perdurado toda una vida. Es el caso de Arnoldo Cortés (80), uno de sus miembros fundadores. Recuerda que empezaron siendo un grupo pequeño, “siete u ocho compañeros de la Escuela de Educación, puros hombres. No teníamos uniforme, nos poníamos un terno azul marino o negro y ése era nuestro traje de presentación”. Cuenta que actuaban en todas partes, con un repertorio compuesto principalmente por canciones populares, y con partituras que se conseguían. “No teníamos preparación musical, pero éramos entusiastas, realmente nos gustaba cantar. Poco a poco, fuimos aprendiendo música y profesionalizando el Coro”.
Arnoldo se mantuvo en el coro por 52 años, hasta que su salud se lo impidió, tiempo en el que participó activamente de los ensayos, presentaciones y giras de la agrupación. De hecho, fue en un viaje a Perú, en 1960, donde conoció a su esposa, Ruth Gutiérrez, que también participaba en el Coro. “En Perú visitamos unas catacumbas, ella se asustó y yo le tomé la mano para tranquilizarla. Ahí comenzamos a pololear; ocho años después nos casamos, formamos una familia, y hasta hoy compartimos el amor por la música”, afirma.

Francisca Escalona, integrante del Coro hace cinco años, destaca que la agrupación es como una “gran familia”.
Francisca Escalona, integrante del Coro hace cinco años, destaca que la agrupación es como una “gran familia”.

Ruth, que aún es miembro del Coro de Cámara de la UdeC, cuenta que durante más de 50 años “íbamos a todos los ensayos, nunca faltábamos. Al principio vivíamos en Schwager, y teníamos que tomar la única micro que venía a Concepción en la tarde, era muy sacrificado, pero igual veníamos, porque el canto para nosotros era una necesidad, nuestra forma de vida. Además, gracias a él viajamos y conocimos mucho”. Y así lo demuestran sus cientos de fotografías, testimonio tangible de presentaciones en el Teatro Municipal, en Rocas de Santo Domingo, en todo Chile. Sin embargo, recuerdan con especial cariño sus visitas a las Semanas Musicales de Frutillar, sobre todo la de 1989, cuando tuvieron la posibilidad de cantar en el cráter del volcán Casablanca. “Cantamos ópera a capella, y había una acústica increíble, fue de verdad impresionante”, rememoran.

Desde 2008, el cantante lírico Carlos Traverso dirige el Coro de la Universidad de Concepción.
Desde 2008, el cantante lírico Carlos Traverso dirige el Coro de la Universidad de Concepción.

 

SAVIA NUEVA
Pero cada año nuevos cantantes se integran al Coro, orgullosos de formar parte de la prestigiosa agrupación coral. Es el caso de Francisca Escalona, estudiante de último año de Traducción e Interpretación en Idiomas Extranjeros, quien ingresó en 2009, cuando llegó a Concepción de su Rancagua natal. La joven destaca la calidad vocal de la agrupación pero, más que todo, el ambiente “de gran familia” que se vive en su interior. “Cuando llegué, hubo muchos que me acogieron muy bien. Como integrante nueva, muchas veces me sentí perdida y tenía temor de no rendir al nivel necesario, pero tenía muchas ganas de estar aquí, y di todo de mí para aprenderme las obras y ser muy constante y responsable, a pesar de mis estudios”, cuenta, enfatizando el fuerte compromiso de cada miembro con las responsabilidades del coro, que es lo que, en su opinión, ha permitido que éste alcance el nivel y reconocimiento del que goza hoy en día.

corcudec-En-cráter-Volcán-Antillanca-1989

“En lo personal, creo que el Coro es una familia, que me ha acogido y se ha preocupado por mí más allá de la parte musical. He forjado buenas amistades y conocido a gente muy valiosa, a la vez que he podido desarrollarme musicalmente. Hoy siento que compartir entre nosotros es tan importante como el nivel musical que alcanzamos”, puntualiza.

 

UN CANTANTE LÍRICO EN LA DIRECCIÓN
Desde los 16 años, Carlos Traverso cantó en el Coro del Teatro Municipal, donde comenzó a interesarse por la dirección coral. El 2006, tras 25 años cantando en decenas de óperas y obras sinfónicas, decidió dedicarse exclusivamente a la Dirección y a la docencia, para dos años más tarde (2008) llegar a Concepción como director del Coro UdeC, cargo en el que se mantiene hasta hoy.
corcudec-Concierto-de-Navidad,-2007“Este Coro tiene una trayectoria amplia y exitosa, en la que ha interpretado grandes obras, de gran complejidad, lo que ha demostrado su buen nivel. A mi llegada, el coro tenía un muy buen desempeño; sin embargo, creo que mi experiencia como cantante lírico significó una notable mejora en el caudal sonoro y la calidad del sonido, además de perfeccionar aspectos de interpretación”, afirma Traverso.
El director es tajante en señalar que Concepción debería contar con un coro profesional, siendo, en su opinión, el de la UdeC el mejor preparado para asumir ese desafío, “Ésta es una tierra ubérrima en talento musical, pero no ofrece proyección a esos talentos, que se ven obligados a emigrar si quieren ser aprovechados al máximo. Este Coro tiene relevancia local indiscutible, es el mejor fuera de la ciudad de Santiago y uno de los mejores del país, y merece mayor proyección nacional”, puntualiza.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES