Crece el medallero de los Sagrados Corazones

Los estudiantes de este tradicional colegio han alcanzado relevantes distinciones en las más variadas disciplinas, fruto de un proyecto de enseñanza que busca la integración de los saberes en el educando.

 

alumnos destacados sscc (3 de 3)
Alumnos que obtuvieron medallas de oro, bronce, cobre y reconocimientos especiales en olimpiadas nacionales de Química, Física, Matemática; primeros lugares regionales en Juegos Deportivos Escolares JJ.DD.EE, en las disciplinas de Vóleibol, Atletismo y Gimnasia Artística; en Campamento Escolar en EE.UU. y en proyecto de Física con reconocimiento a nivel mundial.

El proyecto educativo del colegio Sagrados Corazones (SSCC) pone su foco en desarrollar las distintas habilidades y talentos que sus alumnos tienen, explica el Rector del establecimiento, Marcelo Filippi. “En ese sentido, para nosotros es muy importante brindar oportunidades y estar atentos a lo que brilla en cada uno de ellos, aquello en lo que destacan de forma especial. Es un proyecto educativo que ofrece posibilidades para que se desarrollen en las artes, en la cultura, en las ciencias, en matemática, en scout, en aspectos pastorales, todo en un ambiente educativo apropiado. Eso es un tremendo capital”, afirma.

Para Filippi, el compromiso del establecimiento con el desarrollo holístico de sus alumnos se manifiesta de múltiples formas, desde inversión en infraestructura, en material avanzado de laboratorio pero, sobre todo, en el trabajo dedicado y profesional que día a día desarrollan los profesores de las más diversas áreas del saber, al alero de quienes los estudiantes han alcanzado relevantes logros.

Química es una de esas disciplinas. En ella, el SSCC ostenta el logro de ser el único establecimiento en el país en llegar a la final de las olimpiadas anuales de esta materia, desde hace un cuarto de siglo de forma ininterrumpida. “El desafío ha sido fortalecer a estudiantes talentosos en su razonamiento lógico, espíritu colaborativo, autonomía de trabajo y, lo más importante, en la creatividad en la resolución de problemas teóricos y experimentales”, explica Óscar Cifuentes, profesor del área.

El entrenador de Vóleibol, Julio Orellana, coincide con esta opinión y hace énfasis en la relevancia de entregar a los estudiantes una formación lo más integral posible. “Es muy relevante. En estos tiempos, todo lo que realiza una persona debe ser con una mirada integrativa, puesto que los valores que entrega el deporte, sin duda, ayudarán en el desempeño laboral, por ejemplo. El deporte ayuda al desarrollo de valores como liderazgo, conseguir metas altas, ocupar el tiempo libre en cosas positivas, autonomía y confianza en sí mismo”, explica.

98El entrenador de Atletismo, Edgardo Molina, enfatiza que participar en este tipo de actividades representa una motivación profesional extra en su desarrollo. “Siempre es importante contribuir a desarrollar los dones y aptitudes de nuestros alumnos para que puedan alcanzar su máximo potencial. Es algo muy relevante, porque estamos formando personas integrales, por lo que hay que ayudarles a desarrollarse en todas las áreas, en lo cognitivo, lo formativo, lo pastoral, lo cultural y lo deportivo”.

Por su parte, la profesora encargada del Laboratorio de Ciencias (Ciencias Naturales, Química, Física y Biología), Roxana Díaz, destaca que para ella “ha sido un privilegio y un desafío poder involucrarme en el desarrollo de iniciativas científicas para los estudiantes. Cada uno de nuestros alumnos se incorpora de lleno al mundo científico-experimental. Así es como llegan a participar en las Olimpiadas de Química, partiendo con un entrenamiento científico-experimental desde sus primeros años. Es un orgullo profesional saber que son medalleros de oro, porque es el fruto de todo el esfuerzo, dedicación, responsabilidad y humildad de querer demostrarse a sí mismos que las metas se pueden lograr. Todo esto significa ‘hacer vivo’ el proyecto educativo de nuestro colegio”.

Similar opinión tiene la profesora de Matemáticas, Adis Altamirano. “En lo personal, siento un fuerte compromiso en el desarrollo de mis alumnos, quienes deben sentirse siempre apoyados y acompañados en cada uno de los desafíos que enfrentan. En lo profesional, el desafío es estar actualizada con métodos, técnica y tecnología adecuada para desarrollar sus talentos y habilidades, sin dejar de lado su desarrollo personal”. Agrega que la participación de los jóvenes en Olimpiadas y Campeonatos de Matemática no es un hecho fortuito. “Comienzan a participar en este tipo de competencias desde su formación inicial, al interior del Colegio, y desde primero medio, a nivel regional y nacional. Es gratificante ver con qué alegría y compromiso lo hacen, realizando un trabajo sistemático dentro y fuera del aula, colaborativo con sus pares, de auto y coevaluación”.

Una visión parecida tiene su colega del área deportiva, la profesora de Gimnasia Artística, Romina Sánchez. “Profesionalmente, es enriquecedor el desarrollarme como profesora en una institución en la que la práctica deportiva está tan presente, y que forma parte del proyecto educativo, entregándole a los alumnos la posibilidad de desarrollarse de manera íntegra. Además, el apoyo que brinda el colegio es el máximo, lo que en el caso del deporte es fundamental”. Para ella, el entrenamiento deportivo “no sólo ayuda a potenciar al máximo sus habilidades motrices y sus capacidades, sino que, además, les enseña el trabajo en equipo, el compañerismo y la humildad para aceptar todo tipo de resultados. El trabajo con los alumnos no es sólo deportivo, sino también formativo. La idea es que repliquen lo aprendido a todos los ámbitos de su vida”, enfatiza.

Finalmente, el Rector resume: “Nos satisface mucho la posibilidad de que nuestros alumnos logren estos premios, que lleguen a estas instancias, fundamentalmente porque es el mérito de un trabajo perseverante, sistemático, que es apoyado por sus profesores. Eso les da a los jóvenes una identidad muy particular, una valoración del trabajo en equipo, en el que el alumno hace un aporte importante. De hecho, hay proyectos que tienen en el área de Ciencias, que han aportado a esta disciplina, y que son ideas propias de ellos”.

Filippi puntualiza que todo este trabajo y su resultado “está asociado también a nuestro proyecto como colegio evangelizador, que tiene esa otra dimensión que, sin necesidad de nombrarla, siempre está presente detrás de todo”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES