Cuidados para el paciente con Alzheimer

vida-sana-alzehimerCuidar a un paciente con Alzheimer puede convertirse en un verdadero reto si se desconoce información básica sobre la enfermedad. Una de las principales dificultades, que va aumentando a medida que ésta progresa, es la comunicación con el enfermo. Lo ideal es hacerlo con palabras sencillas, frases cortas y un tono de voz amable. Al hablarles, se les debe mirar a los ojos, llamarlos  por su nombre y darles suficiente tiempo para responder, sin interrumpirlos.

El momento del baño es otro de los problemas. A algunos esta actividad les produce confusión y miedo; por eso se debe preferir una hora del día en que la persona esté más calmada, preparar todo de antemano, incluso la temperatura del agua y la de la habitación, y nunca dejarla sola en el baño.

Vestirse también representa un reto: escoger la ropa, ponérsela, abrochar los botones. La idea es animar al paciente a hacerlo solo hasta cuando sea posible, entregándole las prendas en el orden en que se las debe poner, sin apuros ni presiones.

Con el progreso de la enfermedad, muchos comienzan a padecer incontinencia, situación angustiosa para ellos y difícil para quien lo cuida. Para evitar esto, lo mejor es tener una rutina: llevarlos al baño cada tres horas y a medida que se acerca su hora de dormir, limitar la ingesta de líquidos. Al llegar la noche, muchos pacientes se muestran inquietos, por eso debe mantener luces tenues y eliminar ruidos molestos y música fuerte. Si la oscuridad asusta o desorienta a la persona, use lámparas de noche en el dormitorio o en el pasillo que conduce a la habitación.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES