De corifeos y convidados de piedra

columna-contreras
Prof. Dr. Marcelo Contreras Hauser. Master y Dr. en Derecho y Ciencias Políticas y Sociología.

Nuestra política del siglo XXI; sí, la chilena, esa criolla tan venida a menos en todas y cada una de las encuestas de opinión, por causa del pésimo rol que juegan sus principales actores, nos hace recordar académicamente dos instancias negativas y deshonrosas que la caracterizan.

Una de ellas la podemos situar en la conocida paradoja del dramaturgo Tirso de Molina, cuando en su aplaudida obra, El Burlador de Sevilla, recoge la ancestral leyenda del Convidado de Piedra,  en alusión a cuando alguien en política tiene una presencia silente o de participación u opiniones tan livianas que no es tomado en cuenta. Incluso llevado al extremo se le invita, pero no se le permite opinión ni toma de decisiones en el plano real y efectivo. En la actualidad así sucede con la inmensa mayoría de los cada vez menos inscritos en uno u otro partido político, dado que jamás asisten a las reuniones de partido o asambleas, y sólo actúan en función de lo decidido por la cúpula, esa compuesta por un número pequeñísimo de unos y otros directivos. De allí su crisis total y su mermada acción partidaria y plenamente democrática. 

Otra de ellas nos conduce a la actitud corifeista de sus directivos o jefes en permanente trama con el fin de no ser desbancados. Ellos forman en su entorno un “coro” favorable a sus opiniones políticas -origen de “pitutos” y “apitutados”-, esas que buscan trazar el camino del partido o movimiento e  inclusive sectas. En todas y cada una de estas agrupaciones la trama del corifeo, con sus matices, es bastante similar. Actitud política que ha perpetuado un funcionamiento institucional entre lo malo y lo pésimo. Quizás porque mirando por el espejo retrovisor de la historia se reencarna el coryphaeus, que era el encargado de dirigir las tragedias griegas y romanas.

En nuestro Chile así estamos políticamente hablando, entre convidados de piedra y corifeos, que pesan menos que una pluma en sus haceres y opiniones, con sus espurias actitudes que han venido dibujando un retrato de los políticos, paradojalmente, en contra de la política que nos legó Herodoto, al regalarnos el primer texto político de la historia humana.

Así, recibimos este 2015, mancillado por uno y otros casos aberrantes protagonizados por políticos de la izquierda, de la derecha y del centro. Lo más reciente Arcis y Penta, que han minado la paciencia ciudadana de mujeres y hombres honrados y que lastimeramente deben soportar las mismas indignidades de siempre, mientras los autodenominados “servidores públicos” aumentan sus dietas con reajustes vergonzosos para los demás chilenos.

En el sencillo y transparente lenguaje de la gente de campo se divide a la humanidad entre personas de “buena madera” y de “mala madera”.                                                                

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES