De Saloon: “Es divertido que nos digan que somos una banda nueva”

De Saloon
Aunque el nombre De Saloon hace rato que resulta familiar para el público juvenil, los músicos Jean Pierre Piero Duhart (cantante y guitarrista), Roberto Otto Arancibia (bajista) y Ricardo Barrenechea (baterista) se toman las cosas con calma. Es un jueves de marzo, y la banda se encuentra a la espera de dos recitales que les servirán de barómetro a la popularidad laborada a lo largo de ocho años.
El primero será de grandes éxitos en la fiesta mechona de la UTM: allí, esperan que la multitud del capitalino Parque Almagro cante clásicos como “Esfumar”, “Brígida”, ‘Té”, “Asfixiar” y “Quiero hacerte feliz”. Pero el verdadero examen vendrá después, cuando en el popular club La Batuta estrenen los singles de su tercer y nuevo disco “Abrázame”.
Ya son las 10 de la mañana y los chicos esperan para realizar la prueba de sonido. Comienzo la entrevista, pero una creciente multitud de universitarias y colegialas interrumpe la charla para solicitarles un autógrafo.
“Se ha dado una particularidad que somos un grupo del cual el mayor porcentaje de público es femenino. Nosotros tocamos en equis lugares y más del 50 por ciento son mujeres. Pero todo bien (ríe). De que es atractivo para una banda, lo es”, responde Piero, el vocalista.
¿Es el sueño del pibe?
Cuando uno parte con grupo de música, parte al revés, con la idea de generarse un estilo, encontrar su propia identidad con respecto a la música y no se preocupa mucho con respecto al público, a qué target vas a llegar, qué edad y ese tipo de cosas. Entonces, cuando vas avanzando y te das cuenta a qué tipo de público va llegando inconscientemente tu música, uno como que recién empieza a reflexionar y a darse cuenta, a darle mas vuelta al asunto. Igual nosotros hemos dicho oye, por qué será que de un día para otro, con el disco “Morder” (segunda placa, 2004) empezaron a aparecer muchas mas chicas, y nos han dicho no, va por las letras, son súper dirigidas. Yo al escribir igual siempre escribo como pensando en una chica, casi todas las canciones. Entonces como que eso les llega. Pero igual es agradable y todo bien, es una muestra de cariño que se acerquen y todo eso.
Con letras bien sufridas y desgarradas sobre rupturas amorosas…
Piero: Sí. Una de las características es que también hacemos música bien lúdica, pero también mi forma de escribir es como bien intensa, va harto al desamor, y ese tipo de cosas de por sí les identifica.
Otto: Lo paso bien tocando todos los temas. Si tuviera que elegir un par, me gusta “Abriendo mi corazón”, “Abrázame”, “Déjalo”, “Coróname”, “Sólo el sol”. Pero quedamos súper contentos con el trabajo, porque sentimos que dimos un paso adelante en el aspecto musical, y crecimos harto como banda haciendo ese disco.
Piero: Tenemos la suerte de tener un tercer disco en cual la gente dice oye, pero ustedes ya tienen un estilo, escucho este disco y este disco es De Saloon.
Los orígenes de De Saloon se remontan a mediados de los 90 en Concepción, cuando sólo eran colegiales. En aquel entonces formaban un cuarteto con el guitarrista José Miguel Amigo, y ya en 1999 deciden partir a buscar suerte en Santiago. El verano de ese año fue testigo de cómo una banda desconocida logra infiltrar en la FM las pegajosas canciones “Esfumar” y “Brígida”. Sin embargo, la grabación de su primer disco homónimo comenzó recién tres años más tarde, bajo la firma independiente argentina GMBH y con la colaboración de Claudio Valenzuela (Lucybell) y Cristián López (Javiera & Los Imposibles) en la producción. Luego, en una buena jugada, lanzaron en 2004 el disco “Morder” bajo la firma de Escarabajo, otro sello independiente, pero con convenio con el gigante Emi en la distribución.
Aquel año, la carrera de De Saloon recibe un importante espaldarazo al ser nominados por la MTV latina como Mejor Banda Nueva. El nuevo estatus les permite debutar en el festival Vive Latino realizado en México el 16 de abril de 2005. Para octubre de 2006 ya completaban tres visitas al país azteca y luego serían invitados a participar en la ya histórica Cumbre del Rock Chileno. Parece una carrera de pasos muy cuidados.
“Somos los dueños de toda nuestra discografía y música, y hemos podido estar editados en México gracias a eso”, explica Piero.
¿Que pasó que se tomaron tanto tiempo? Porque ya no son una banda emergente tampoco…
Piero: Claro. Es que nosotros nunca marcamos nuestra historia con una ruta a seguir y como cubriendo pasos al respecto. Nosotros somos una banda que empezó a hacer música, que sabía que si queríamos dedicarnos a esto teníamos que viajar a Santiago, sacar discos (…) Pero de por sí no somos una banda emergente, una banda emergente no está editada en otros países ni hace giras para otros países, ni tiene tres discos ni genera la cantidad de gente que llega a cada recital. Entonces, respecto a las etiquetas, nos pasa algo parecido respecto a los estilos. Es divertido que nos digan que somos una banda nueva, porque nos aprovechamos también de eso, la gente nos va a ver en vivo y ven una cancha de una banda de más de siete años de recorrido.
Otto: Respecto a lo que pasó entre el 99 y el 2003, básicamente nosotros sentimos que, de ser banda revelación con “Esfumar” y “Brígida”, que fueron temas independientes pagados con nuestra plata, que competía con discos nuevos de multinacionales, todo ese éxito tenía que desembocar en un disco. Y eso no pasó, porque ya estaba comenzando lo que pasa ahora, que ya casi no hay grupos en multinacionales, y ahí nosotros tuvimos que apuntar hacia otro lado, empezamos a replantearnos un poco, pero en ningún caso paramos ni nada. Entre el 99 y el 2003 nosotros formamos un público que es súper fiel, que conoce todas las canciones y mejoramos nuestro estilo. Entonces, a la larga fue positivo.
Ustedes viajaron tres veces a México entre el 2005 y 2006, una tierra que antes conoció del éxito de La Ley ¿Qué es lo que engancha a los mexicanos con las bandas chilenas?
Otto: Nosotros tenemos la fortuna de tener una carrera internacional súper prolífica. A nosotros y a grupos como Los Tres, Los Bunkers, Lucybell, los tocan en radios en México, y hacen giras, va gente, los sigue, hay fans club, hay público hay un gusto, interés por la música nacional en Chile y en otros países. Son bandas respetadas.
Piero: Hay un gusto general. Lo que está pasando respecto a eso de que sean bandas de Concepción igual es sumamente anecdótico. Cuando vamos a México nos hacen entrevistas y nos preguntan qué pasa en Concepción, qué es ese lugar, porque en este momento hay tres bandas que están sonando en radio continuamente. El gusto por la música chilena es muy grande. Ellos tienen un conocimiento, saben desde la música que pasaba en los 80, en los 90 hasta lo que está actual, y preguntan.
NI AHÍ CON LAS MAFIAS: SÓLO BUENA ONDA
A pesar de su origen penquista, los integrantes de De Saloon se sienten ajenos al ruido generado por la marca “made in Concepción”.
En Santiago se habla mucho de una “mafia penquista”, una especie de cofradía supuestamente conformada por los Tres, sus amigos y muy buenos contactos. ¿Se sienten parte de ella, cuál es la opinión de ustedes sobre este grupo?
Piero: (rie) Respecto a Los Tres, a diferencia de lo que la gente podría creer, que seamos bien amigos, no hemos tenido mucha relación, incluso siendo coterráneos … por contrario, hablamos de Lucybell, con quienes tenemos una gran amistad en mucho tiempo (en colaboraciones de discos y asistiendo a sus aniversarios de banda). O sea, tenemos relación con Los Bunkers, pero no con ellos (Los Tres), porque nosotros justo llegamos a Santiago cuando ellos se estaban disolviendo por primera vez, y no hemos generado muchos lazos. Roberto (Otto) tiene más lazos con Javiera Parra o por ahí con Angel, pero con ellos una relación de amistad… no se ha dado. Esperamos que en el futuro por supuesto que se dé. Tenemos gran admiración por ellos.
Otto: (ríe) Nosotros no pertenecemos a ninguna mafia, te lo aseguro.
Se dice que si perteneces a la mafia penquista se te abren todas las puertas…
Otto: Nosotros no tenemos problemas para entrar a ningún lado y no comulgamos con ninguna mafia, si es que existen, la verdad. Ayer hablamos de eso con Jorge González; él decía que nosotros tenemos muy buena onda con todos los grupos y que es innecesario establecer ciertos códigos de competencia, cachai, si somos colegas.
Piero: Eso es lo que te hablaba sobre el reconocimiento de los pares y de la buena onda que tenemos con respecto a todo, y eso yo creo que es un plus para cualquier banda. Y no pasa sólo por el lado de admiración musical, sino que también de la buena onda en general, de decir “oye, ustedes han hecho un buen trabajo y está todo bien, se lo han ganado y merecen estar acá” y como decía Otto, poder entrar a todas partes.
El futuro de De Saloon se ve promisorio. Desde este mes, el video de “Abrázame” tendrá una amplia difusión por todas las señales de la MTV latina. También realizarán una gira por universidades con el fin de repasar sus éxitos históricos, para luego iniciar en mayo una gira oficial de lanzamiento de su nuevo trabajo en teatros, que incluirían una fecha en Concepción. Como siempre, acompañados sólidamente por el invitado Cristián Ibacache en los teclados, guitarras y coros. La escala internacional seguirá en México y tal vez se repitan el plato en lugares exóticos, como la presentación realizada en 2005 en el Yoko Festival de Corea.
Paralelamente, esperan madurar un proyecto musical junto al ex Prisioneros Jorge González, quien, luego de entablar amistad con la banda en México, les ofreció re mezclar el tema “Sólo el sol”, de su último álbum. ”Todavía no tenemos claro qué vamos a hacer, pero de hecho ya nos juntamos y hay que buscar una fecha. Tenemos un proyecto, pero todavía está muy en pañales. Lo haremos ojalá este año. Para nosotros es un orgullo increíble que él esté interesado en nuestro trabajo y esté dispuesto a trabajar en nuestra música”, cuenta el bajista Otto.
El día ha avanzado y la entrevista se ha desarrollado en distintos momentos. Estamos en el camarín y faltan veinte minutos para salir a tocar ante 10 mil jóvenes eufóricos reunidos en la fiesta de la UTM. Piero asegura estar absolutamente relajado y cuenta que, a estas alturas, el tocar se vuelve una actividad absolutamente natural.
Me imagino que en otros tiempos sí viviste experiencias de mucha tensión…

Piero: Sí, obvio. Cuando tocamos con Deep Purple igual fue un atado, porque claro, la gente quería escuchar a Deep Purple. Nosotros no teníamos nada que hacer ahí, pero nada, nada (…) Fue divertido porque terminamos de tocar y toda la gente, en vez de decir son buenos, decía que son valieeentes. Lo que pasa es que nosotros estábamos en el marco de la gira Cristal del año pasado. Y la Cristal cerraba la gira con Deep Purple Y dentro de todas las bandas éramos la banda más rockera. La otra era Catupec Machu, pero más encima eran argentinos, entonces ya era peor, iban a partir con el doble de pifias. Entonces nosotros éramos un poco la opción, y para nosotros igual era importante. Tomamos las opciones que nos va dando la vida, no nos cuestionamos mucho. Yo recuerdo que nos llamaron muchos diarios, onda ¿oye, saben lo que están haciendo?, así como “El rock y el pop” , en qué estábamos pensando. Era como bien clara la situación pero dijimos ya, filo, estamos acá, cojones y cachemos.
TEXTO: NICOLAS SANCHEZ

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES