Democracia, educación y constitución

María Consuelo Barrios, Directora Regional de Enseña Chile

El 15 y 16 de mayo viviremos un nuevo proceso histórico en Chile: elegiremos cuatro representantes para cargos importantísimos a nivel nacional, regional y comunal. Constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales asumirán sus desafíos en plena crisis sanitaria, social y económica. Este hito en nuestra democracia llega, otra vez, en pandemia y espero tengamos niveles de participación tan altos como para el plebiscito de octubre.

Y es que estoy segura de que todas y todos queremos un Chile mejor. Un país más justo y sin pobreza, donde podamos vivir en dignidad y plenamente nuestros derechos. Un lugar donde el barrio donde crecemos no determine las oportunidades que tendremos en nuestra vida.

En estos momentos es clave que dialoguemos y que este sueño de un nuevo Chile nos una. Y, desde Enseña Chile, creemos clave participar y votar. Por eso te invito a informarte sobre los cargos políticos que escogeremos este sábado y domingo, así como también a buscar candidatas y candidatos que representen tus ideales y convicciones. Aún estás a tiempo para conocer más sobre este proceso electoral que tanta relevancia tiene, especialmente, para elegir a las y los constituyentes.

Precisamente es su rol redactar las llamadas “nuevas reglas del juego”, que se esperan logren construir el país que venimos soñando hace un tiempo, y donde, usualmente, la educación es mencionada como uno de los pilares para alcanzar movilidad social y mayor equidad.

Según el índice de Movilidad Social Global 2020 del Foro Económico Mundial, Chile es el tercer país de América Latina con mayor movilidad social y el 47 de la lista. Esto, mientras sigue encabezando la lista de países más desiguales de la OCDE. Según las conclusiones del Foro Económico Mundial, no se están propiciando las condiciones suficientes para que ciudadanas y ciudadanos puedan prosperar. Es decir, que aún el lugar donde naces determina fuertemente tu futuro: un ejemplo concreto es que acá una familia tarda seis generaciones en pasar de bajos recursos a ingreso medio. Seis.

Es por esta dolorosa realidad que la educación debe estar en el debate y reflexión. Desde Enseña Chile trabajamos día a día para que niñas, niños y adolescentes reciban educación de calidad: aquella donde las salas de clases sean ambientes educativos donde sores dentro y fuera de la sala y, con 13 años de experiencia, vemos cómo a pesar de nuestras diversidades de pensamiento, origen, religión o política, somos capaces de unirnos por nuestras y nuestros estudiantes.

Y es que creemos firmemente que el talento está en todas partes, pero las oportunidades no. Cambiar esto nos mueve día a día, año a año. Es esa convicción, compromiso y entrega la que quiero ver este fin de semana. Anhelo un Chile dialogante, participativo, reflexivo y, sobre todo, comprometido con nuestras niñas, niños y adolescentes.

Este es el momento en el que, a pesar de nuestras diferencias, nos unimos para alcanzar un país más justo, sin vivan emociones que les movilicen; donde los y las estudiantes sean protagonistas de su proceso de aprendizaje; donde experimenten logro al aprender y sean capaces de demostrarnos que aprenden y avanzan y, por último, que tengan propósito.

Trabajamos en red con comunidades escolares muy distintas, con realidades y desafíos diferentes. Formamos y acompañamos a profesoras y profepobreza y lleno de oportunidades sin importar nuestro origen. Como bien concluye la investigación Desigualdades del PNUD, “la desigualdad es parte de la historia de Chile y uno de sus principales desafíos a la hora de pensar su futuro”. Que esta pesada herencia deje de ser transmitida a nuestras hijas e hijos. Construyamos desde las urnas el país que soñamos. Es el momento y les necesitamos a todas y todos.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial de Revista NOS.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES