Desafiando límites y paradigmas

col-RECTOR UST
Roger Sepúlveda Carrasco Rector Universidad Santo Tomás Concepción.

El término paradigma se utiliza como ejemplo o referencia de algo considerado un modelo a seguir y, si bien es una especie de fórmula de éxito, también establece límites y genera una zona de “confort” de la cuál es muy complejo e incómodo salir.

Si el éxito es algo difícil de conseguir, tal vez el mundo de los negocios es uno de los territorios más áridos para lograrlo, pues la probabilidad de desfallecer en el intento es altísima.

Según las cifras del ministerio de Economía, en un periodo de crecimiento económico, el 15,2 por ciento de las empresas desaparece al cabo de un año; mientras que al séptimo, sobrevive sólo el 40 por ciento de ellas. El escenario actual es menos auspicioso si consideramos que se proyecta para Chile un magro crecimiento de 1,5 por ciento para este año.

Pero si hay algo que tienen en común los empresarios y emprendedores es que la mayoría ha superado más de algún fracaso y, a pesar de aquello, han perseverado en sus proyectos o se han reinventado en un nuevo rubro. En los casos más exitosos se observa una capacidad para romper los límites, sorprender a los clientes, proveedores, competidores y autoridades, quienes no siempre verán con buenos ojos estos cambios que los sacan del espacio de “confort”.

Un ejemplo es la cuestionada empresa Uber, que ha sido capaz de cambiar el paradigma del transporte de pasajeros, generando conflicto con los taxis tradicionales y sus reguladores, porque se sale del “molde”, y eso incomoda.

El resultado, pese a la polémica, es que su capitalización bursátil de más de USD 65 mil millones es superior a la de General Motors (USD 55 mil millones) o a la de American Airlines (USD 36 mil millones).

Otro ejemplo es Elon Musk, Director Ejecutivo de Tesla, quien se arriesgó al fundar Pay Pal, SpaceX y Tesla Motors. En el último caso, desafió el concepto del auto eléctrico cambiando la imagen de pequeños, feos, lentos y poco autónomos. Recientemente, antes de su lanzamiento, el Tesla Model 3 generó más reservas que la totalidad de los autos eléctricos vendidos durante el año 2015. Este emprendedor no se queda corto a la hora de soñar y ha prometido a través de SpaceX poner un hombre en marte en ocho años más.

Entonces, ser empresario o emprendedor consiste en estar constantemente innovando, satisfaciendo esa necesidad empresarial de reinventarse mediante la mejora continua, competitividad y búsqueda de la excelencia. Algo nada fácil en estos tiempos, pues además de un escenario poco propicio para la iniciativa privada, hay que enfrentar un entorno dinámico y turbulento que pone a la figura del emprendedor a la altura de aventureros como Indiana Jones o Lara Croft.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES