Diploma en Habilidades Laborales de la UNAB: Para una inclusión real

La malla curricular conduce a la obtención de cinco diferentes menciones que facultan al egresado para desempeñarse como asistente en las áreas de Administración, Veterinaria, Gastronomía, Educación, Viveros y Jardines.

Once alumnos con capacidades diferentes de aprendizaje son los primeros estudiantes matriculados en el Diploma de Habilidades Laborales que imparte la Universidad Andrés Bello, en su sede Concepción. Marta Figari Oxley, sicóloga y directora de este programa, explica que se trata de una propuesta que busca lograr una verdadera inserción en el mundo del trabajo.
El programa comenzó a impartirse en 2006 en la sede La Casona de Santiago, el año 2010 abrió las postulaciones en Viña del Mar, y hoy ya cuenta con 117 egresados, de los cuales un 55,1% se encuentra trabajando, mientras que el resto ha optado por proseguir estudios o desarrollar otras actividades.
La docente explica que se trata de una malla curricular de seis semestres, que busca potenciar la autonomía, la autoestima y las habilidades sociales. “Al iniciar el curso, los alumnos son evaluados en términos de su autoestima, y al término del programa se realiza una nueva evaluación que, generalmente, muestra grandes progresos en esa área y en el de la autonomía”.
Este proyecto, nuevo en la zona, tiene un tope de matrícula de 25 alumnos. Los requisitos son tener 18 años cumplidos al momento de postular y completar un proceso de selección mediante entrevistas. “Pueden inscribirse tanto jóvenes provenientes de colegios con programas de inclusión como de escuelas especiales, no se discrimina por procedencia, lo que sí es importante es que las familias se involucren y participen en este proceso”, afirma.
La malla curricular de este Diploma, único en la zona, conduce a la obtención de cinco diferentes menciones que facultan al egresado para desempeñarse como asistente en las áreas de Administración, Veterinaria, Gastronomía, Educación, Viveros y Jardines, dependiendo de la selección de asignaturas electivas, y cada semestre se establece un objetivo que debe ser alcanzado por el alumno.

Apoyo empresarial

La profesional agrega que, para el éxito de este programa, es clave el compromiso del sector empresarial, pudiendo cooperar a través de aportes económicos, que ayudan a financiar la matrícula y el arancel de los estudiantes de menos recursos; su habilitación como centros de práctica, y la apertura de puestos de trabajo para los egresados. “Hoy, por ejemplo, gracias al aporte de Casino Marina del Sol y Puerto de Coronel, algunos estudiantes pueden proseguir este plan de estudios. Nuestra tarea es conseguir la adhesión de otras empresas de la zona, a través de sus programas de Responsabilidad Social”, precisa.

Marta Figari señala que por tratarse de un programa de inclusión, los jóvenes participan de todas las actividades complementarias de la universidad y hacen uso de sus instalaciones, al igual que los otros alumnos. “Aunque el verdadero desafío es lograr una verdadera inclusión en cuanto a los otros estudiantes de la universidad, especialmente de sus compañeros, que busca que los vean como iguales”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES