Dos maestros dan cuerda a la Temporada Sinfónica

El primer concierto oficial trae como solistas a dos músicos amigos. Uno chileno, otro búlgaro, que pondrán el peso de sus trayectorias y de su talento en el inicio de un año sinfónico que promete ser intenso.

Es un gusto. Un gusto y un orgullo que el violinista Freddy Varela vuelva a la ciudad a inaugurar la Temporada de Concierto de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción. Y lo es, porque el músico que nació y dio sus primeros pasos en la comuna penquista cosecha en Argentina los frutos de un excelente trabajo. Es un lujo tenerlo como solista en el concierto de apertura.
El maestro, de 34 años, es desde 2007 concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón de Buenos Aires y es también director de la Camerata Bariloche en ese mismo país. De este modo, Varela consagra una carrera excepcional que partió a los siete años en el conservatorio Laurencia Contreras. Una muestra de su carrera precoz es que a los 14 recibió una beca de la Fundación Andes para estudiar en Pittsburgh, a lo que siguió la Universidad de Maryland. En 2003, con 25 años, se convirtió en el más joven concertino de la Orquesta Filarmónica de Santiago, donde permaneció hasta 2006. Y hace dos años se transformó en el concertino más joven, esta vez de los que han pasado por el Teatro Colón. Ello, además, de ser el primer chileno que consigue ese honor.
De ahí la atracción de que Varela desenfunde su instrumento para deleitar en esta fecha con el Concierto para violín, violonchelo y orquesta en La menor opus 102. Y no lo hará solo, sino que con el maestro de procedencia búlgara Stanimir Todorov.
“Para mí es un honor inaugurar la temporada internacional. Es una gran responsabilidad y desafío hacerlo”, explicó Varela desde Argentina, después de realizar conciertos en Brasil.
“Además esta vez será con un amigo y cellista fantástico que por primera vez tocará en Chile, como es Stanimir Todorov. Sé que sorprenderá a todos. La obra es una de mis preferidas, ya que es prácticamente una sinfonía con dos solistas. Este doble concierto es una obra maestra, de las pocas que tenemos a estos dos maravillosos instrumentos tocando junto con una orquesta. Para mí es de mis favoritas”.
El músico destacó que esta temporada de la orquesta es fantástica. “Tenemos el privilegio que nos dirija Julian Kuerti uno de los mejores directores jóvenes en el mundo. Los invitamos a todos, será inolvidable”, enfatizó.
Por eso las expectativas de este concierto inaugural son altas. La dirección general estará a cargo del maestro canadiense Julian Kuerti, quien ha dirigido numerosas orquestas de Norteamérica, además de presentarse en Francia y Alemania. Kuerti estuvo en 2011 en Concepción dirigiendo a la Orquesta en la Sinfonía Nº 9 de Ludwig van Beethoven, presentación que estuvo llena de elogios, emociones y aplausos. Desde Canadá comentó que se encuentra expectante y ansioso por estar en el concierto. “Creo que todo va a salir muy bien”, dijo.
El repertorio de inicio será potente, intenso y concentrará desde una obra chilena hasta la complejidad de Rachmaninov. Se comenzará con la obra Suite Sinfónica Nº2, del compositor chileno Enrique Soro. Posteriormente, del autor alemán Johannes Brahms, se presentará la obra Doble Concierto para violín y violoncello. Y finalmente, de Sergei Rachmaninov, la obra Danzas Sinfónicas.
El encuentro, como siempre, será en el Teatro de la Universidad de Concepción, a las 19 horas del sábado 28 de abril.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES