Dra. Peña: Pionera en terapias alternativas en Concepción

Hace dos décadas trajo desde Europa una tecnología que mejora ostensiblemente la calidad de vida de sus pacientes, superando cuadros de alergia, a través de una “reprogramación” de su experiencia con la comida.

 

publi-dra peña-IMG_8670Al hablar con ella, se evidencia que la Dra. Irene Peña tiene una visión holística de la Medicina, quizás debido a su formación original como enfermera. Y es que la facultativa se tituló primero en esta profesión y, posteriormente, de médico, ambas veces en la Universidad de Concepción. “La Enfermería tiene una visión más completa del ser humano porque, mientras el médico se especializa en un área, las enfermeras velan por el bienestar general de sus pacientes, desde sus funciones más básicas hasta sus estados de ánimo”, explica sobre la visión que, al momento de decidir su especialidad médica, la llevó a inclinarse por Acupuntura, certificación que obtuvo en Europa en 1985.

Con el tiempo y, gracias a la experiencia adquirida tanto en el ámbito profesional como personal, descubrió las técnicas de Biorresonancia. “Una excompañera de Enfermería me contó que en Suiza se había tratado de esta forma una alergia, y que se había curado”. Ante esta evidencia, y dada la alta prevalencia de este tipo de patología en Chile y en la Región, la Dra. Peña decidió importar esta tecnología. “En un principio, fue difícil, pues en ese tiempo no existían los medios de comunicación que hay hoy, que permiten contactarse con mucha facilidad y acceder a mucha información de inmediato. Así es que debí viajar a Europa, y visitar distintos lugares de fabricación de estas máquinas, y donde se realizaba investigación a partir de ellas. Ahí aprendí realmente a usarla, lo que sigo haciendo hasta hoy con excelentes resultados”.

Agrega que las alergias son enfermedades muy frecuentes. “La estadística indica que entre el 60 y 70 por ciento de las personas en el mundo tiene alguna alergia, lo que se define como una enfermedad crónica del sistema inmunológico, que provoca que el organismo responda de manera exagerada a estímulos que no afectan a la mayor parte de la población”, explica la profesional.

Añade que estas patologías han ido en aumento por el incremento de la contaminación ambiental, y la creciente presencia y consumo de alimentos transgénicos.

El tratamiento propuesto por la Dra. Peña comienza con un régimen alimentario que limpia el organismo del paciente, excluyendo alimentos de consumo habitual, como la leche de vaca, el huevo de gallina y la harina de trigo. Luego, el enfermo es sometido a sesiones de Biorresonancia Magnética, en las que se reprograma al paciente, a través de electrodos. “Lo que se logra es invertir la onda electromagnética que el paciente produce ante esos alimentos, logrando que, tras las sesiones, pueda volver a incluirlos en su dieta sin ningún problema”, detalla la especialista.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES