Draw Póker: Un clásico de las apuestas

El Póker a cinco cartas con descarte o Draw Póker, es uno de los juegos de casino más antiguos. Los jugadores apuestan contra la banca representada por el Croupier y cada uno puede ganar según su combinación de cartas en la mano y de acuerdo con una tabla de pago que se encuentra en cada mesa.
Las mesas de juego tienen en su cubierta o paño un diagrama que indica dónde ubicar las cartas y las apuestas en cada partida. Hasta seis jugadores pueden participar en ella, y para comenzar el juego cada uno debe hacer su apuesta inicial en el lugar de la mesa marcado como ANTE. El mínimo y máximo de valor en fichas están indicados en cada mesa.
Una vez que todos los jugadores hayan realizado sus apuestas, el Croupier reparte una carta por vez a cada jugador hasta completar cinco. Luego, la banca se reparte igual cantidad de naipes. Todas las cartas son repartidas boca abajo.
En este momento, sólo los jugadores pueden ver sus cartas y según la combinación que tengan en la mano podrán decidir si cambiar una, dos o ninguna carta. Si optan por cambiar los naipes, el número de cartas que se desea entregar se debe dejar boca abajo en el espacio del paño marcado como CARDS. Las restantes también se dejan boca abajo en cualquier lugar de la mesa cerca del jugador.
Con la nueva mano el jugador está en condiciones de decidir apostar contra la banca. Para ir a la jugada se debe apostar el doble de fichas dejadas en el ANTE, de lo contrario, puede abandonar la partida. En este caso, el Croupier retira las cartas y la apuesta inicial. Después de que todos los jugadores hayan hecho sus apuestas, la banca muestra su juego.
Para que la banca “califique”, es decir, pueda abrir su juego y competir contra la combinación de cartas de los jugadores, ésta debe tener al menos un par de 8. Si al abrir su juego no tiene este valor, el Croupier está obligado a cambiar 1 ó 2 cartas, según corresponda, para calificar. Si en este intento no consigue el valor requerido, la banca pierde y paga la apuesta inicial a cada jugador y termina la partida.
Si la banca tiene el valor para calificar, abre su juego y compite contra la combinación de cartas de los jugadores. En este caso, gana quien tenga el valor de combinación más alto según la tabla de combinación de cartas.

Combinación de Cartas

El desafío es formar cierta combinación de cartas a partir de los cinco naipes repartidos. Como ya se explicó, el jugador puede buscar mejorar su combinación inicial cambiando 1 ó 2 cartas antes de apostar por ir a la jugada.
Con las cinco cartas se pueden formar las siguientes combinaciones ordenadas de menor a mayor valor:
El par: dos cartas del mismo rango numérico.
El trío: tres cartas del mismo rango numérico.
Escalera: cinco cartas de cualquier pinta con rango numérico correlativo.
Color: cinco cartas de la misma pinta de cualquier rango numérico.
Full house: de las cinco cartas tres corresponden a un trío y las restantes a un par.
Póker: de las cinco cartas, cuatro son el mismo rango numérico.
Escalera en flor: cinco cartas de la misma pinta con rango numérico correlativo.
Escalera real: cinco cartas de la misma pinta con rango numérico correlativo formado por el 10, J, Q, K y A.

Tabla de Pago

1 par: 1 a 1
2 pares: 1 a 1
Trío: 2 a 1
Escalera 3 a 1
Color: 5 a 1
Full house 7 a 1
Póker: 20 a 1
Escalera en flor: 20 a 1
Escalera real: 100 a 1

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES