École Maternelle en Charles de Gaulle

Las bases del  éxito escolar se construye antes de los 6 primeros años del niño

El estudio de un segundo idioma no sólo es una herramienta más de cultura para el infante, sino también una ayuda a la formación de otras capacidades como el entendimiento, el aprendizaje, desarrollo del criterio y la riqueza interior. Así, al menos, es palpable entre quienes -desde pequeños- han tenido la oportunidad de aprender más de dos lenguas.

 

frances-IMG_8197-5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El éxito del modelo francés en la escuela Maternelle se basa en el equilibrio entre el descubrimiento, la creatividad, el juego y el aprendizaje precoz en un dispositivo bilingüe.

En Concepción el francés tiene su gran aula en el Lycée Charles de Gaulle, institución en convenio con la red Agencia para la Enseñanza del Francés en el Extranjero (AEFE), que cuenta con 480 colegios y más de 300 mil alumnos en el mundo. La primera experiencia escolar en la École Maternelle se inicia con tres años cumplidos al 31 de marzo.
Catherine Quandalle, directora de Básica del Lycée Charles de Gaulle, explica que con la integración de estas dos culturas (idiomas y programas de enseñanza) se logra una experiencia exitosa en educación, pues están presentes el juego, la acción, la autonomía, la investigación y la experiencia sensible. “Es un modelo educativo que se transforma en un trampolín para el éxito escolar, donde el papel fundamental es la sociabilización y la educación. Es un primer contacto y procuramos las mejores condiciones para los aprendizajes iniciales”, detalla.
La directora, que trabajó en Francia y en El Líbano, añade que en este paradigma son importantes el lenguaje, el diálogo y el descubrimiento de la escritura: “Los niños se familiarizan con distintos soportes, los que les permitirán leer y escribir con la fonología y la comprensión del principio alfabético”.
En esta primera etapa de escolaridad también tienen educación física, con el fin de aprender a actuar y a expresarse con su cuerpo a través de actividades artísticas como, por ejemplo, juegos y situaciones lúdicas que les permiten ubicarse en el tiempo y en el espacio.
Catherine Quandalle comenta que el programa educativo del Lycée Charles de Gaulle tiene objetivos claros, que contemplan la entrega de valores universales como la solidaridad, cooperación, justicia e igualdad: “Una educación integral”, enfatiza.
De manera progresiva, en estos primeros años los pequeños se acercan al francés con un referente claro y preciso que los acompaña en sus aprendizajes. Al mismo tiempo, fortalecen el aprendizaje del idioma español. Los maestros los acompañan en el camino del bilingüismo con los ritmos necesarios para cada infante y bajo la metodología de taller explore, conozca y descubra.
publi-Frances-IMG_8163-3Una infraestructura acorde en Concepción permite reforzar cada etapa, por ejemplo, una completa biblioteca infantil que a través de la literatura (cuentos), entrega enseñanzas y valores propios de la cultura universal.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES